“So­ña­ba con un pla­ne­ta uni­do, pe­ro...”

La Voz de Galicia (A Coruña) - Fugas - - MÚSICA . ESTÁ SONANDO - TEX­TO: CAR­LOS PEREIRO

Son un sím­bo­lo de la lla­ma­da edad de oro del pop es­pa­ñol. Lle­van 40 años es­cu­chan­do que su mú­si­ca es tris­te. Pa­ra Ál­va­ro Ur­qui­jo los que son «tris­tes» son los tiem­pos ac­tua­les

MA­ÑA­NA. 21 HO­RAS. AU­DI­TO­RIO DO MAR DE VI­GO DESDE 16 EU­ROS DO­MIN­GO. 20.30 HO­RAS. AU­DI­TO­RIO DE FE­RROL DESDE 23 EU­ROS JUE­VES 12. PRA­ZA HOR­TA DO SE­MI­NA­RIO DE LUGO GRA­TUI­TO

Con Ál­va­ro Ur­qui­jo al fren­te, Los Se­cre­tos si­guen re­ci­bien­do el ca­lor del pú­bli­co allí por don­de van. Ga­li­cia no es una ex­cep­ción, por ello has­ta tres con­cier­tos ofre­ce­rán en una se­ma­na. Vi­go, Fe­rrol y Lugo son sus pa­ra­das. —Se en­cuen­tran a las puer­tas de cum­plir los 40 años en la ca­rre­te­ra. ¿Pen­sa­ba el Ál­va­ro vein­tea­ñe­ro con lle­nar Las Ven­tas o era de pen­sa­mien­tos más li­via­nos? —Tal vez fue­ra po­co op­ti­mis­ta con el fu­tu­ro de Los Se­cre­tos en aque­lla épo­ca. Pen­sa­ba en­ton­ces que si no­so­tros ha­bía­mos sur­gi­do de la na­da, se­ría fá­cil que po­cos años des­pués nos echa­rían a la cu­ne­ta. De he­cho, se­gui­mos con nues­tras ca­rre­ras uni­ver­si­ta­rias has­ta el 83. —Cuando em­pe­za­ron ha­cían can­cio­nes de los Byrds y te­nían un ban­jo. ¿No se veían ex­tra­ños en la Mo­vi­da? —Pren­sa e in­dus­tria nos ob­via­ron, in­clu­so se nos lla­ma­ba des­pec­ti­va­men­te ba­bo­sos. La dis­co­grá­fi­ca nos echó a la ca­lle por­que de­cía que nues­tra mú­si­ca olía a vacas… pre­ten­dían que cam­biá­ra­mos si que­ría­mos ven­der dis­cos (te­nían ra­zón). La pa­la­bra mo­vi­da va pe­ga­da

a nues­tro nom­bre, pe­ro nun­ca fui­mos de ella. —Mu­chas ve­ces se des­cri­be a Los Se­cre­tos con el ad­je­ti­vo de tris­tes…

—To­da la mú­si­ca del mun­do tie­ne un len­gua­je co­mún: el blues, el soul, la ranchera, la co­pla… Ha­blan de tris­te­za y na­die di­ce que sean tris­tes. Es­ta­mos muy or­gu­llo­sos de ser co­mo so­mos en cuan­to a le­tras se re­fie­re. —Ima­gino que le lle­na­rá que des­pués de es­tos años tan­ta gen­te si­ga con in­te­rés las can­cio­nes que hi­cie­ron jun­tos su her­mano En­ri­que y us­ted.. —No hay con­cier­to en el que no lo nom­bre. Sin él, Los Se­cre­tos de hoy no se­ría­mos lo que so­mos y creo que sin él nun­ca hu­bié­ra­mos exis­ti­do. Com­po­si­to­res co­mo mi her­mano hay po­cos y ca­da vez me­nos. —Por otra par­te, us­ted que ha re­co­rri­do y co­no­ce es­te país, ¿Qué sen­ti­mien­tos le asal­tan con Cataluña? —Es­toy tris­te por dos mo­ti­vos: por un la­do, pa­se lo que pa­se, la frac­tu­ra en­tre catalanes ya está ser­vi­da; por otro, me he cria­do vien­do caer mu­ros y fron­te­ras, así co­mo regímenes to­ta­li­ta­rios y sien­to un des­ga­rro al ver odio en­tre los dis­tin­tos na­cio­na­lis­mos aquí. Ten­dría que ser ca­ta­lán pa­ra en­ten­der qué se sien­te pa­ra que­rer in­de­pen­di­zar­se. So­ña­ba con un pla­ne­ta uni­do an­te re­tos co­mo el cam­bio cli­má­ti­co y las gue­rras. Creo que he­mos ido ha­cia atrás en to­dos los sen­ti­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.