¿Apa­dri­nar un por­co cel­ta? Es lo más «in»

Y no ha­bla­mos de mas­co­tas sino de una cu­rio­sa ini­cia­ti­va co­mer­cial con la que po­de­mos apa­dri­nar un cer­do cel­ta re­cién na­ci­do, pa­gar una cuo­ta men­sual, es­tar pun­tual­men­te in­for­ma­dos so­bre su crian­za y des­pués recibir en nues­tro do­mi­ci­lio su car­ne ya pre­par

La Voz de Galicia (A Coruña) - Gastronomia y Vinos - - La Iniciativa De Compras - TEX­TO C. O. BOU­ZA

Ma­nuel

An­ta, na­tu­ral de A Vei­ga, se bus­có, co­mo mu­chos ga­lle­gos, su fu­tu­ro en Bar­ce­lo­na. Lo que no pen­sa­ba es que, ca­sán­do­se con una ca­ta­la­na, iba a ser, pre­ci­sa­men­te ella, quién lo iba a traer de nue­vo a Ga­li­cia. Pe­ro así fue. Sil­via Pascual, su es­po­sa, se apa­sio­nó por es­ta tie­rra «por­que me ma­ra­vi­lló el cul­to ani­mal y co­mo los ga­lle­gos cui­da­ban sus ga­na­de­rías», di­ce. Y de esa ad­mi­ra­ción na­ció la apues­ta por una ra­za au­tóc­to­na co­mo el por­co cel­ta. «Así que de­ci­di­mos mon­tar la ga­na­de­ría As Te­rras Ga­le­gas en Cas­tro Cal­de­las (Ou­ren­se) —ex­pli­ca— con la pre­mi­sa de man­te­ner es­tric­ta­men­te la tra­di­ción y de dar to­do el va­lor a es­ta ra­za úni­ca. Pa­ra ello nos hi­ci­mos con ejem­pla­res de pu­ra ra­za y, ali­men­tán­do­los a ba­se de pien­sos ela­bo­ra­dos con pro­duc­tos na­tu­ra­les de la má­xi­ma ca­li­dad y en to­tal li­ber­tad, con­se­gui­mos una car­ne con gra­sas sa­lu­da­bles in­fil­tra­das».

PAR­TI­CI­PAR EN LA CRIAN­ZA

Es, no ca­be du­da, una ini­cia­ti­va ima­gi­na­ti­va que, por aho­ra, es­tá dan­do mu­chas ale­grías a sus pro­mo­to­res «por­que por una cuo­ta de 50 eu­ros men­sua­les —ex­pli­ca la ge­ren­te de la em­pre­sa— vas a con­se­guir mu­chas co­sas. En primer lu­gar, el cer­do es de tu pro­pie­dad y pue­des se­guir se­ma­nal­men­te su evo­lu­ción a tra­vés de Whatsapp o co­rreo elec­tró­ni­co. Es de­cir, par­ti­ci­pas en la crian­za. Tam­bién tie­nes ase­gu­ra­dos al­re­de­dor de 110 ki­los de car­ne de la más al­ta ca­li­dad, que es lo que sue­le pe­sar el cer- do al ca­bo de 8 o 10 me­ses. Yo es­toy muy or­gu­llo­sa de po­der, con es­te sis­te­ma, dar fe­li­ci­dad a los par­ti­cu­la­res que no tie­nen la po­si­bi­li­dad de po­seer su fin­ca y sus ani­ma­les, por­que les lle­vo la tra­di­ción a su do­mi­ci­lio y, ade­más, con el des­pie­ce ya he­cho. Y, por úl­ti­mo, por­que creo es­tar con­tri­bu­yen­do a va­lo­rar mu­cho más es­ta ra­za úni­ca, re­cu­pe­ran­do las cos­tum­bres an­ces­tra­les de los ga­na­de­ros de Ga­li­cia y con pro­duc­tos ga­lle­gos de ca­li­dad».

La car­ne que nos lle­ga­rá a ca­sa se­rá el cer­do en ca­nal, es de­cir, ya lim­pio y pre­pa­ra­do, pe­ro los ja­mo­nes y la­co­nes vie­nen tam­bién en fres­co. Por eso, co­mo nos in­di­ca Sil­via, exis­te tam­bién la po­si­bi­li­dad de que en la mis­ma explotación los sa­len y los pon­gan a cu­rar «pe­ro el ja­món deja de ser nues­tro, es ya del clien­te», ma­ti­za. Ade­más, el pro­ce­so es fá­cil, bien por internet en in­fo@gas­tro­te­rra.es, o por te­lé­fono en el nú­me­ro 640 659 235.

CAR­NE CON ME­NOS GRA­SA

CON LA ALI­MEN­TA­CIÓN EX­CLU­SI­VA que en su explotación em­plea Gas­tro­te­rra, los téc­ni­cos han con­se­gui­do ba­jar un 50% la gra­sa en la car­ne de es­tos cer­dos de la ra­za cel­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.