BEA­TRIZ DE OR­LEANS

“Ha­cer son­reír a la gen­te con la que te cru­zas es gra­tis”.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Hoy Corazón - - SUMARIO - POR ANA GAR­CÍA LO­ZANO FO­TOS: JOSELE SÁN­CHEZ

Nos ve­mos se­ma­nas des­pués de que la Aso­cia­ción Es­pa­ño­la Con­tra el Cán­cer (AECC) ce­le­bra­se su 34ª ga­la anual. Y lo ha­ce­mos en un lu­gar de la cos­ta ca­si tan em­ble­má­ti­co co­mo ella: el Ho­tel Mar­be­lla Club. Un si­tio que ado­ro por su so­fis­ti­ca­ción, su ele­gan­cia, su na­tu­ra­le­za… Me en­can­ta su jar­dín, don­de to­das son plan­tas de An­da­lu­cía. Es im­pe­ca­ble y de muy buen gus­to. ¿Cuán­tos años lle­va ya en Mar­be­lla?

Creo que, apro­xi­ma­da­men­te, diez. Siem­pre he­mos pa­sa­do el ve­rano en Fran­cia, pe­ro lle­ga un mo­men­to, cuan­do tus pa­dres se van, en el que de­bes ser tú quien pon­ga el nido pa­ra re­unir a to­da la fa­mi­lia. A mí me en­can­ta que ven­gan mis cua­tro hi­jos aquí, don­de se en­cuen­tran to­dos los in­gre­dien­tes ne­ce­sa­rios pa­ra dis­fru­tar: golf, mar, lu­ga­res pa­ra po­der sa­lir de no­che, sol... Un día, sa­lien­do de un res­tau­ran­te, vi una ca­sa con un por­tal un po­co ro­to. En­tré y vi que to­da la ca­sa es­ta­ba lle­na de en­can­to, na­da os­ten­to­sa, me cau­ti­vó y la com­pré. Era la vi­vien­da de Car­men Se­vi­lla. En Es­pa­ña sí lle­va más tiem­po. Mu­cho, pe­ro no me gus­ta de­cir­lo, por­que ten­go un acen­to fran­cés tre­men­do. No he si­do ca­paz de qui­tár­me­lo. Lle­gó a nues­tro país y de­ci­dió que­dar­se aquí, se en­gan­chó… Es que mi his­to­ria con Ma­drid es una his­to­ria de amor. Vi­ni­mos pa­ra tres años y me­dio, por el tra­ba­jo de mi ma­ri­do, pe­ro nos enamo­ra­mos de la ciu­dad. Ado­ro

“El cli­ma in­flu­ye en las per­so­nas y mis hi­jos, cria­dos en Ma­drid, son pu­ra ale­gría de vi­vir”.

Ma­drid. Soy pa­ri­si­na, na­cí y es­tu­dié en Pa­rís, pe­ro la ca­li­dad de vi­da la dis­fru­tas en Ma­drid, por­que lo tie­ne to­do: mu­seos, mú­si­ca, ópe­ra, ex­po­si­cio­nes... ¡Es una ciu­dad tan sim­pá­ti­ca! El azul del cie­lo es es­pec­ta­cu­lar, muy es­pe­cial. El cli­ma in­flu­ye en las per­so­nas y mis hi­jos, cria­dos en Ma­drid, son pu­ra ale­gría de vi­vir. Su nom­bre va li­ga­do al de mu­chas cau­sas so­li­da­rias, pe­ro sé que es­tá es­pe­cial­men­te uni­do al de la AECC de Mar­be­lla, de la que es vi­ce­pre­si­den­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.