TERRAS DE ASOREI PO­NE EN VA­LOR LA CO­LA­BO­RA­CIÓN EM­PRE­SA­RIAL

Seis bo­de­gas de Rías Bai­xas se agru­pa­ron en el 2007 pa­ra for­mar la pri­me­ra agru­pa­ción de in­tere­ses eco­nó­mi­cos Hoy sus al­ba­ri­ños se ven­den en ca­tor­ce paí­ses

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - M. Al­fon­so

El re­frán lo di­ce bien cla­ro: la unión ha­ce la fuer­za. Y un gru­po de seis bo­de­gas fa­mi­lia­res de Rías Bai­xas de­ci­dió un día ha­cer ca­so a la sa­bi­du­ría po­pu­lar. Co­rría el año 2001 cuan­do se pre­sen­ta­ron an­te las ad­mi­nis­tra­cio­nes con una fór­mu­la no­ve­do­sa: que­rían unir­se y tra­ba­jar en red pa­ra po­der cre­cer. Seis años des­pués, for­ma­ron la pri­me­ra agru­pa­ción de in­tere­ses eco­nó­mi­cos del sec­tor del vino, una fór­mu­la que to­da­vía hoy se es­tu­dia en las es­cue­las de ne­go­cios y uni­ver­si­da­des ga­lle­gas. Lo hi­cie­ron sin ayu­das de nin­gún ti­po y con una es­tra­te­gia que bau­ti­za­ron co­mo «a pan de mi­llo», es de­cir, de apro­ve­char los re­cur­sos que te­nían pa­ra po­der cre­cer. Hoy, esa empresa, Te­rra de Asorei, se si­túa en­tre las do­ce pri­me­ras de la de­no­mi­na­ción Rías Bai­xas, tie­ne más de 60 hec­tá­reas de vi­ñe­do pro­pio y una nue­va bo­de­ga, ad­qui­ri­da ha­ce dos años. Sus al­ba­ri­ños se ven­den en 14 paí­ses y su pri­mer es­pu­mo­so es­tá a pun­to de sa­lir al mer­ca­do con di­rec­ción a Ja­pón.

«Non dei­xa­mos de ser vi­ti­cul­to­res, pe­ro ago­ra ta­mén so­mos mem­bros dun con­se­llo de ad­mi­nis­tra­ción», ex­pli­ca Xosé Ra­món Du­rán, pre­si­den­te de Te­rra de Asorei. La su­ya fue una de las seis em­pre­sas fa­mi­lia­res que de­ci­dió dar el pa­so y bus­car unos so­cios con los que cre­cer. No eran no­va­tos en el sec­tor. «Le­va­mos nis­to des­de an­tes da de­no­mi­na­ción de ori­xe. Pe­ro can­do vi­mos que o mun­do cam­bia­ba, que ha­bía que com­pe­tir nun mun­do glo­ba­li­za­do, de­ci­di­mos cam­biar ta­mén nós», aña­de. Na­cie­ron, en pri­mer lu­gar, co­mo una agru­pa­ción de in­tere­ses eco­nó­mi­cos, una unión de em­pre­sas fa­mi­lia­res pa­ra po­der al­can­zar un re­to im­pen­sa­ble pa­ra mu­chos de ellos en so­li­ta­rio: la in­ter­na­cio­na­li­za­ción. No lo tu­vie­ron fá­cil. Eran los pri­me­ros años de la cri­sis eco­nó­mi­ca y las ven­tas de vino en el mer­ca­do na­cio­nal iban en cla­ro des­cen­so.

LA PRO­FE­SIO­NA­LI­ZA­CIÓN

Pron­to se die­ron cuen­ta de que la cri­sis iba a ser más lar­ga de lo pre­vis­to y apro­ve­cha­ron su unión pa­ra lan­zar­se a la con­quis­ta de los mer­ca­dos ex­te­rio­res. «A agru­pa­ción de in­tere­ses eco­nó­mi­cos foi moi im­por­tan­te. Fi­xe­mos to­do en épo­ca de cri­se cun­ha es­tra­te­xia a pan de mi­llo», ex­pli­ca Du­rán. Su­ma­ron es­fuer­zos y, en po­co tiem­po, lle­ga­ron los fru­tos. Ale­ma­nia, Es­ta­dos Uni­dos y Ja­pón fue­ron los pri­me­ros paí­ses en los que lo­gra­ron co­mer­cia­li­zar sus vi­nos. Hoy, es­tán ya pre­sen­tes en ca­tor­ce paí­ses, pe­ro sin per­der nun­ca de vis­ta su ori­gen. «So­mos em­pre­sas fa­mi­lia­res que ago­ra es­ta­mos in­ter­na­cio­na­li­za­das. Ca­da tres me­ses ga­ña­mos pre­sen­za nun no­vo país», aña­de Du­rán. Ha­ce so­lo dos años die­ron un pa­so más. La agru­pa­ción de in­tere­ses eco­nó­mi­cos dio ori­gen a Te­rra de Asorei SL. Y com­pra­ron una bo­de­ga pro­pia en la que, ac­tual­men­te, es­tán pro­du­cien­do una me­dia de 300.000 bo­te­llas al año. «Fi­xe­mos pe­que­nas cou­sas, co­mo unir­nos, apos­tar po­la in­ter­na­cio­na­li­za­ción e apos­tar sem­pre por cri­te­rios de ca­li­da­de», sos­tie­ne Du­rán. Sus vi­nos pre­su­men del Ga­li­cia Ca­li­da­de, ade­más de va­rias cer­ti­fi­ca­cio­nes ISO.

Hoy, sus pla­nes son otros. Se han si­tua­do en­tre las do­ce pri­me­ras em­pre­sas de Rías Bai­xas y bus­can «un­ha ade­ga 4.0», aña­de el pre­si­den­te. Quie­ren se­guir cre­cien­do, pe­ro po­co a po­co y con los pies en la tie­rra. Aca­ban de pre­sen­tar su nue­va ima­gen de mar­ca, ba­sa­da en seis le­tras A, una por ca­da so­cio, que re­su­men su fi­lo­so­fía: al­ba­ri­ño, ade­ga, Asorei, ar­te, au­tén­ti­co y con amor. Por­que así es co­mo ha­cen sus al­ba­ri­ños. Y en bre­ve co­men­za­rán con el acon­di­cio­na­mien­to del en­torno de la bo­de­ga pa­ra con­tar con su pro­pia ofer­ta de enotu­ris­mo. Quie­ren cons­truir A ei­ra de Asorei, un es­pa­cio en el que po­der or­ga­ni­zar to­do ti­po de ac­ti­vi­da­des, des­de mer­ca­di­llos de Na­vi­dad has­ta ca­tas y con­cier­tos. Es su bo­de­ga 4.0.

| MÓ­NI­CA IRAGO

Ro­que Du­rán (iz­quier­da) y Ger­mán Mar­tí­nez son dos de las ca­ras vi­si­bles de la mar­ca cam­ba­de­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.