EL MUN­DO SE PRE­PA­RA PA­RA EL EM­PLEO DES­CO­NO­CI­DO

Vi­vi­mos un mo­men­to de cam­bio, en el que la so­cie­dad avan­za ha­cia la cuar­ta re­vo­lu­ción industrial La in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial y el «big da­ta» ha­rán des­apa­re­cer mu­chos em­pleos y ge­ne­ra­rán mu­chos otros Los ex­per­tos va­ti­ci­nan que fal­ta­rán pro­fe­sio­na­les cua­li­fi

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Ro­sa Es­té­vez

LAS CON­SUL­TO­RAS SOS­TIE­NEN QUE EL 85 % DE LOS EM­PLEOS QUE EXIS­TI­RÁN EN EL AÑO 2030 AÚN NO SE HAN IN­VEN­TA­DO. A 48 HO­RAS DEL DÍA DEL TRA­BA­JO, LA PRE­GUN­TA CAE PUES DE CA­JÓN: ¿CÓ­MO PRE­PA­RAR­SE PA­RA AFRON­TAR LA CUAR­TA RE­VO­LU­CIÓN INDUSTRIAL? ACA­DÉ­MI­COS E IN­VES­TI­GA­DO­RES APUES­TAN POR EL CO­NO­CI­MIEN­TO SÓ­LI­DO, LA CREA­TI­VI­DAD Y LA CA­PA­CI­DAD DE ADAP­TA­CIÓN CO­MO PI­LA­RES QUE AYU­DA­RÁN A PO­SI­CIO­NAR­SE EN ES­TA ERA

Se ave­ci­na el Día del Tra­ba­jo. El Pri­me­ro de Ma­yo es si­nó­ni­mo de pan­car­tas y reivin­di­ca­cio­nes. Es una jor­na­da pa­ra ha­blar de pa­ro y de de­re­chos. Y de­be­ría ser, tam­bién, un mo­men­to de re­fle­xión so­bre el mun­do que nos es­pe­ra a la vuel­ta de la es­qui­na: el mun­do de la cuar­ta re­vo­lu­ción industrial. Nos ha to­ca­do vi­vir una eta­pa de cam­bios eco­nó­mi­cos y so­cia­les con po­cos —y le­ja­nos— pre­ce­den­tes en la his­to­ria. Un mo­men­to en el que to­do lo que co­no­ce­mos va a cam­biar. Tam­bién el tra­ba­jo.

Esa cuar­ta re­vo­lu­ción industrial, en reali­dad, ya es­tá aquí. Has­ta quie­nes se em­pe­ñan en vi­vir des­co­nec­ta­dos tie­nen que re­co­no­cer­lo. Los sín­to­mas son evi­den­tes. Vi­vi­mos en la era de la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial, del big da­ta, de la ga­mi­fi­ca­ción, de las APPs... Pue­de que es­tos con­cep­tos si­gan re­sul­tán­do­nos con­fu­sos, pe­ro re­sul­ta evi­den­te que van a cam­biar las re­glas del jue­go. El tra­ba­jo, tal y co­mo lo co­no­ce­mos aho­ra, cam­bia­rá. Mu­chos ofi­cios que nos han acom­pa­ña­do has­ta es­tos días des­apa­re­ce­rán, aplas­ta­dos por el avan­ce de unas má­qui­nas ca­da vez me­jor pre­pa­ra­das. «Se crea­rán nue­vos em­pleos, pe­ro aún no sa­be­mos cuá­les, ni en que can­ti­da­des», ex­pli­ca Luis Mi­guel Va­re­la, de­cano de la fa­cul­tad de Fí­si­ca de la USC.

Los apo­ca­líp­ti­cos ase­gu­ran que la cuar­ta re­vo­lu­ción industrial con­de­na­rá al 90 % de la po­bla­ción a la po­bre­za, que el 47 % de los em­pleos van a des­apa­re­cer y que hay 65 mi­llo­nes de pues­tos de tra­ba­jo en se­rio ries­go de ser ex­tir­pa­dos del mer­ca­do. Fren­te a ellos, es­tán quie­nes con­fían en que las nue­vas tec­no­lo­gías no ha­yan ve­ni­do pa­ra co­mer­se al hom­bre. Pe­ro lo cier­to es que, a es­tas al­tu­ras, no sa­be­mos na­da a cien­cia cier­ta. Afe­rré­mo­nos a lo más só­li­do que te­ne­mos a nues­tro al­can­ce: los da­tos. La con­sul­to­ra Gart­ner ha echa­do cuen­tas y con­clu­ye que so­lo la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial es­ta­rá de­trás de la crea­ción de 2,3 mi­llo­nes de nue­vos em­pleos has­ta el año 2020, aun­que fa­ci­li­ta­rán la eli­mi­na­ción de 1,8 mi­llo­nes.

Otra con­sul­to­ra, Rands­tad, se ali­nea con quie­nes mi­ran al fu­tu­ro con es­pe­ran­za y so­sie­go. «So­lo en los pró­xi­mos años el sec­tor IT va a ne­ce­si­tar más de 100.000 pro­fe­sio­na­les al­ta­men­te cua­li­fi­ca­dos». Se­gún ese mis­mo in­for­me, «el 66 % de las em­pre­sas quie­re ha­cer con­tra­ta­cio­nes pe­ro no en­cuen­tra a los pro­fe­sio­na­les ade­cua­dos».

Step­ha­ne Kas­riel, co­pre­si­den­te del con­se­jo so­bre el fu­tu­ro del tra­ba­jo del Fo­ro Eco­nó­mi­co Mun­dial, ha re­fle­xio­na­do so­bre es­ta cues­tión. «Es ver­dad que al­gu­nos tra­ba­jos van a des­apa­re­cer, y es fá­cil sa­ber cuá­les van a ser. Pre­di­go que no ha­brá es­ca­sez de em­pleos en el fu­tu­ro, sino es­ca­sez de ha­bi­li­da­des pa­ra cu­brir los pues­tos de tra­ba­jo», ha es­cri­to. ¿Có­mo dar­le la vuel­ta a esa si­tua­ción?

No es fá­cil. Y no lo es, en­tre otras co­sas, por­que el mun­do es­tá cam­bian­do a una ve­lo­ci­dad pa­ra la que aún no es­ta­mos pre­pa­ra­dos. Vol­va­mos a los da­tos que ofre­ce Rands­tad. El 85 % de los em­pleos que exis­ti­rán en el año 2030 «to­da­vía no se han in­ven­ta­do». Y eso que, en los úl­ti­mos años, nos he­mos acos­tum­bra­do a oír nue­vos nom­bres pa­ra nue­vos per­fi­les pro­fe­sio­na­les. Pro­gra­ma­do­res de soft­wa­re, ex­per­tos en ci­ber­se­gu­ri­dad, ana­lis­tas de da­tos...

Y EN­TON­CES, ¿QUÉ HA­CE­MOS?

Des­de el ám­bi­to de la for­ma­ción re­gla­da, pro­fe­so­res e ins­ti­tu­cio­nes ase­gu­ran es­tar ha­cien­do to­do lo po­si­ble pa­ra adap­tar­se a la reali­dad que vie­ne. La For­ma­ción Pro­fe­sio­nal tra­ta de ade­cuar su rit­mo a las nue­vas de­man­das so­cia­les, y prue­ba de ello es el fo­ro FP In­no­va que es­ta mis­ma se­ma­na se ha ce­le­bra­do en San­tia­go de Com­pos­te­la, y que pre­ten­de po­ner en va­lor los cen­tros de For­ma­ción Pro­fe­sio­nal co­mo fo­cos de in­ves­ti­ga­ción, em­pren­di­mien­to y de­sa­rro­llo de pro­yec­tos.

La uni­ver­si­dad tam­bién se rein­ven­ta, cons­cien­te de que el su­yo es un pa­pel cru­cial. Y es que el fu­tu­ro pa­re­ce de­man­dar crea­ti­vi­dad y, pa­ra to­dos los pues­tos re­la­cio­na­dos con la cuar­ta re­vo­lu­ción industrial, un co­no­ci­mien­to ma­te­má­ti­co pro­fun­do, bien an­cla­do, que pro­por­cio­na el es­tu­dio de ca­rre­ras «clá­si­cas» co­mo Ma­te­má­ti­cas o Fí­si­cas. Las uni­ver­si­da­des se es­fuer­zan, pe­ro su ma­qui­na­ria pa­re­ce re­sul­tar de­ma­sia­do pe­sa­da. Y hay mu­chas vo­ces que aler­tan de que no es­tá re­sul­tan­do lo su­fi­cien­te­men­te ágil pa­ra ha­cer fren­te a los cam­bios que vie­nen. Que las au­las uni­ver­si­ta­rias es­tán «muy le­jos de la reali­dad». Ofe­lia Te­je­ri­na, miembro del gru­po de tra­ba­jo de De­re­chos Di­gi­ta­les de los Ciu­da­da­nos, es­tá con­ven­ci­da de que la uni­ver­si­dad «lle­ga tar­de, tar­dí­si­mo» al nue­vo es­ce­na­rio. Y el tiem­po co­rre.

Una bue­na for­ma­ción es im­pres­cin­di­ble. Pe­ro tam­bién una gran do­sis de pa­sión. Su­sa­na La­dra, coor­di­na­do­ra del Cam­pus In­no­va de A Co­ru­ña, re­co­mien­da a aque­llos que es­tén de­ci­dien­do qué ru­ta la­bo­ral van se­guir que «pien­sen en aque­llo que más les mo­ti­ve, que se­rá lo que les ase­gu­ra­rá el éxi­to du­ran­te su desem­pe­ño pro­fe­sio­nal. Y que desa­rro­llen las lla­ma­das soft skills [los ta­len­tos que ha­cen que se­pa­mos co­mu­ni­car co­rrec­ta­men­te, di­ri­gir un gru­po de per­so­nas, so­lu­cio­nar con­flic­tos], que se­rán las que les ha­ga des­ta­car en el con­tex­to pro­fe­sio­nal fu­tu­ro».

Mien­tras las ins­ti­tu­cio­nes en las que ra­di­ca la for­ma­ción re­gla­da bus­can su ca­mino, los tra­ba­ja­do­res —los de aho­ra y los del fu­tu­ro— in­ten­tan di­ge­rir una nue­va reali­dad, asu­mir que las co­sas han cam­bia­do, y que hay as­pi­ra­cio­nes que ya no tie­nen sen­ti­do. Una de esas ideas ca­du­cas es la de bus­car un «tra­ba­jo pa­ra to­da la vi­da», un ob­je­ti­vo que du­ran­te años los pa­dres han in­ten­ta­do ino­cu­lar a sus hi­jos. Se­gún la con­sul­to­ra Rands­tad, el 89 % de los tra­ba­ja­do­res creen que man­te­ner un em­pleo has­ta la ju­bi­la­ción es im­po­si­ble. El 85 % de esos mis­mos em­plea­dos es­tán dis­pues­tos a in­ver­tir tiem­po en re­ci­clar­se. Y des­de el Fo­ro Eco­nó­mi­co Mun­dial avi­san: esa re­ci­cla­je de­be­rá ser per­ma­nen­te, cons­tan­te. Pa­ra to­da la vi­da.

AU­TÓ­NO­MOS

El 85 % de los em­pleos que exis­ti­rán en el año 2030 aún no se han in­ven­ta­do, se­gún Rands­tad

So­lo eso nos per­mi­ti­rá en­con­trar nues­tro lu­gar en un fu­tu­ro en el que las re­la­cio­nes la­bo­ra­les va­ria­rán por com­ple­to. En Es­pa­ña hay, ac­tual­men­te, 3,1 mi­llo­nes de tra­ba­ja­do­res au­tó­no­mos. Y esa ci­fra se­gui­rá cre­cien­do, se­gún au­gu­ran des­de el Fo­ro Da­vos. Las em­pre­sas re­cu­rri­rán a ellos pa­ra cu­brir va­cíos de ta­len­to en mo­men­tos es­pe­cí­fi­cos. Por­que, an­te un ho­ri­zon­te de in­cer­ti­dum­bre y de mu­chas du­das, el úni­co va­lor que pa­re­ce es­tar ga­ran­ti­za­do es el ta­len­to.

JUAN. S. G

ILUS­TRA­CIÓN: MABEL RO­DRÍ­GUEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.