RE­GRE­SO AL FU­TU­RO

UN DI­SE­ÑA­DOR QUE PRE­FIE­RE CON­SI­DE­RAR­SE CO­MO UN DIRECTOR DE OR­QUES­TA EN­TRE SUS CO­LA­BO­RA­DO­RES AN­TES QUE CO­MO UN AR­TIS­TA, RO­BERT OPRON, HA DESA­RRO­LLA­DO MO­DE­LOS DE VAN­GUAR­DIA ADE­LAN­TA­DOS A SU ÉPO­CA.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Motor - - REPORTAJE - Por Ignacio Fe­rrei­ro Gon­zá­lez

Im­por­tan­te gru­po in­dus­trial bus­ca di­se­ña­dor con ap­ti­tu­des de­mos­tra­bles. Es­cri­bir al pe­rió­di­co». Es­te era apro­xi­ma­da­men­te el tex­to del anun­cio apa­re­ci­do en 1962 en un pe­rió­di­co fran­cés, al que res­pon­de­ría un di­se­ña­dor de 30 años y con una ya im­por­tan­te ex­pe­rien­cia, Ro­bert Opron, con la sos­pe­cha de que pu­die­se tra­tar­se del gru­po Ci­troën.

La ex­pec­ta­ti­va de Opron se veía cum­pli­da al ser con­vo­ca­do por el je­fe de per­so­nal de Ci­troën y se­lec­cio­na­do pa­ra pre­sen­tar sus di­se­ños a Fla­mi­nio Ber­to­ni, res­pon­sa­ble des­de 1932 de los mo­de­los de la ca­sa y crea­dor del mí­ti­co DS. Pe­ro Ber­to­ni, ade­más de su ex­tra­or­di­na­rio ta­len­to con­ta­ba con un en­re­ve­sa­do ca­rác­ter, y con­vir­tió aque­lla en­tre­vis­ta en un cal­va­rio pa­ra el can­di­da­to, has­ta ha­cer que Opron la aban­do­na­se dis­gus­ta­do. Tres se­ma­nas des­pués re­ci­bía la pro­pues­ta de in­cor- po­rar­se a la em­pre­sa, y las ex­pli­ca­cio­nes so­bre la prue­ba a la que Ber­to­ni lo ha­bía so­me­ti­do.

Tra­ba­jan­do ini­cial­men­te a las ór­de­nes de Ber­to­ni, Opron asu­mi­rá la di­rec­ción de di­se­ño de Ci­troën tras la pre­ma­tu­ra muer­te de aquel en 1964, con­ti­nuan­do y ac­tua­li­zan­do sus ca­rac­te­rís­ti­cas lí­neas van­guar­dis­tas. Se en­car­ga­rá de desa­rro­llar la ver­sión break del Ami6 (1964), y su de­ri­va­do Ami8 (1969), así co­mo de la re­mo­de­la­ción del fron­tal del DS en 1968, en la que por pri­me­ra vez in­cor­po­ra­rá fa­ros ca­re­na­dos y óp­ti­cas orien­ta­bles. Apa­sio­na­do de la avia­ción, la ae­ro­di­ná­mi­ca ocu­pa­rá un lu­gar pre­do­mi­nan­te en sus di­se­ños pa­ra el GS (1970) y el CX (1974), con los que al­can­za coe­fi­cien­tes ae­ro­di­ná­mi­cos inusua­les pa­ra su épo­ca, y una ima­gen tan ade­lan­ta­da a su tiem­po co­mo pa­ra que el CX re­sul­ta­se aún vis­to­so tras man­te­ner­se 18 años en pro­duc­ción.

Mu­cho me­nos re­co­rri­do co­mer­cial ten­dría su di­se­ño más re­co­no­ci­do, el SM pre­sen­ta­do en el Sa­lón del Au­to­mó­vil de Gi­ne­bra de 1970, re­sul­ta­do del Pro­yec­to S pa­ra desa­rro­llar una va­rian­te de­por­ti­va del DS, co­men­za­do ya en 1961 pe­ro que no lle­ga­ría a ma­te­ria­li­zar­se has­ta la ad­qui­si­ción de Ma­se­ra­ti por Ci­troën en 1968. Giu­lio Al­fie­ri, res­pon­sa­ble de los mo­to­res V8 de Ma­se­ra­ti, se en­car­ga­rá de una ver­sión re­du­ci­da adap­ta­da a las nor­mas fis­ca­les fran­ce­sas, desa­rro­llan­do un V6 de 2,7 li­tros pa­ra equi­par al nue­vo mo­de­lo, un alar­de tec­no­ló­gi­co en for­ma de Gran Tu­ris­mo de ca­si 5 me­tros de lon­gi­tud. Ade­más de la trac­ción de­lan­te­ra in­cor­po­ra­ba sus­pen­sión hi­dro­neu­má­ti­ca, cam­bio de 5 ve­lo­ci­da­des, dis­cos de freno en las cua­tro rue­das con au­to­rre­gu­la­ción en­tre ejes, di­rec­ción asis­ti­da de ac­ción va­ria­ble con ser­vo cen­tra­do au­to­má­ti­co, y seis fa­ros ha­ló­ge­nos, los dos cen­tra­les orien­ta­bles con la di­rec­ción, ba­jo un ca­re­na­do de vi­drio. Era en el mo­men­to de su apa­ri­ción el au­to­mó­vil de trac­ción de­lan­te­ra más rá­pi­do del mun­do, con una ve­lo­ci­dad má­xi­ma que lle­ga­ba a los 225 ki­ló­me­tros por ho­ra.

La cri­sis del pe­tró­leo de 1973 y las

«

Opron fue el pri­mer di­se­ña­dor eu­ro­peo en usar fa­ros orien­ta­bles en su re­di­se­ño del DS de 1968

com­pli­ca­cio­nes de ho­mo­lo­ga­ción en EE.UU. ha­rán que in­me­dia­ta­men­te a la in­te­gra­ción de Ci­troën con Peu­geot en el gru­po PSA en 1975 ce­se su pro­duc­ción, y aban­do­ne ade­más la em­pre­sa su di­se­ña­dor.

Opron, que ha­bía na­ci­do en Amiens en 1932 y pa­sa­do su in­fan­cia en las co­lo­nias fran­ce­sas en Áfri­ca, ha­bía cur­sa­do es­tu­dios de pin­tu­ra, es­cul­tu­ra y ar­qui­tec­tu­ra en las Es­cue­las de Be­llas Ar­tes de Amiens y Pa­rís, tras los que tra­ba­ja­rá co­mo pro­yec­tis­ta pa­ra una com­pa­ñía azu­ca­re­ra, pa­san­do en 1954 al gru­po ae­ro­náu­ti­co Nord Avia­tión. Su in­te­rés por la au­to­mo­ción le lle­va­rá en 1958 a la em­pre­sa Sim­ca, pe­ro el des­man­te­la­mien­to de su de­par­ta­men­to de di­se­ño en 1961 y la cláu­su­la en su con­tra­to que le im­pe­día pa­sar in­me­dia­ta­men­te a otro fa­bri­can­te ha­rá que se in­cor­po­re a una em­pre­sa de elec- tro­do­més­ti­cos, Art­hur Mar­tin, pa­ra la que tra­ba­ja­ba al ser re­clu­ta­do por Ci­troën en 1962. Tras su mar­cha de Ci­troën, en­tre 1975 y 1985 tra­ba­ja­rá pa­ra Re­nault, don­de se en­car­ga­rá del re­di­se­ño del Al­pi­ne A310 (1976), y se­rá res­pon­sa­ble de mo­de­los co­mo el Fue­go (1980), el 9 y el 11 (1981), y el más al­to de la ga­ma del fa­bri­can­te, el 25 (1983). En 1986 Opron se tras­la­da a Ita­lia, in­cor­po­rán­do­se a Fiat, en la que per­ma­ne­ce­rá has­ta 1990, y don­de, a pe­sar de en­car­gar­se fun­da­men­tal­men­te de cues­tio­nes or­ga­ni­za­ti­vas, par­ti­ci­pa­rá en di­se­ños co­mo el del Al­fa Romeo SZ de 1989.

A par­tir de 1990 es­ta­ble­ce su pro­pio es­tu­dio en Pa­rís, y aun­que teó­ri­ca­men­te es­tá ju­bi­la­do des­de 1992, man­ten­dría su co­la­bo­ra­ción con em­pre­sas del sec­tor co­mo Li­gier, has­ta ce­sar to­tal­men­te su ac­ti­vi­dad pro­fe­sio­nal en el año 2001.

IMA­GEN DE MAR­CA

Du­ran­te los años 70, los di­se­ños de Opron man­ten­drían la lí­nea di­fe­ren­cia­da de cual­quier otro fa­bri­can­te, ini­cia­da por Ber­to­ni, que acom­pa­ña­ba las in­no­va­cio­nes téc­ni­cas de Ci­troën, con mo­de­los co­mo el GS de 1970 (aba­jo), o el CX de 1974 (de­re­cha), en los que la ae­ro­di­ná­mi­ca ju­ga­ba un pa­pel fun­da­men­tal. UN MO­DE­LO CO­DI­CIA­DO

Johan Cruyff (ba­jo es­tas lí­neas), Bill Wy­man, Car­los San­ta­na o el dic­ta­dor de Ugan­da Idi Amín se en­con­tra­ban en­tre los pro­pie­ta­rios del SM. en­tre los pro­pie­ta­rios del SM.

RE­NAULT EN LOS AÑOS 80

Pa­ra Re­nault, que im­pon­dría pa­ra sus mo­de­los una lí­nea con­ser­va­do­ra muy adap­ta­da al mer­ca­do con­ven­cio­nal, Opron desa­rro­lla­ría du­ran­te los años 80 mo­de­los de éxi­to co­mer­cial co­mo el R9/11 o el R25, pe­ro tam­bién un de­por­ti­vo desa­rro­lla­do so­bre la ba­se del R18, el Re­nault Fue­go de 1980 (aba­jo).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.