IMA­GEN DE MAR­CA

A LO LAR­GO DE CUA­TRO DÉ­CA­DAS JAN WILSGAARD DO­TA­RÍA DE UNA FUER­TE PER­SO­NA­LI­DAD A LOS MO­DE­LOS DE VOL­VO, PLASMANDO FIEL­MEN­TE EN SUS DI­SE­ÑOS LOS CRI­TE­RIOS DE RE­SIS­TEN­CIA, FUN­CIO­NA­LI­DAD Y SE­GU­RI­DAD QUE HAN CA­RAC­TE­RI­ZA­DO AL FA­BRI­CAN­TE.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Motor - - REPORTAJE - Por Ig­na­cio Fe­rrei­ro Gon­zá­lez

En 1974 Vol­vo lan­za­ba al mer­ca­do el mo­de­lo que su­pon­dría el ma­yor éxi­to co­mer­cial de su his­to­ria, el 240, que en sus ver­sio­nes de 2, 4 y 5 puer­tas se man­ten­dría 19 años en producción, al­can­zan­do unas ven­tas de más de 2.800.000 uni­da­des. La ver­sión tur­bo del mo­de­lo pre­sen­ta­da en 1981 pro­por­cio­na­ría ade­más al fa­bri­can­te éxi­tos de­por­ti­vos que re­me­mo­ra­ban los con­se­gui­dos con mo­de­los le­gen­da­rios co­mo el PV544, ga­na­dor del Cam­peo­na­to de Eu­ro­pa de Ra­lis en 1964 y del Ra­li Safari en 1965, aun­que aho­ra se tra­ta­se de prue­bas de ve­lo­ci­dad. En 1985 Per Stu­re­son se pro­cla­ma­ba cam­peón del DTM ale­mán al vo­lan­te de un 240Tur­bo del equi­po IPS Mo­tors­port, y aquel mis­mo año Gian­fran­co Bran­ca­te­lli y Tho­mas Linds­tröm se al­za­ban tam­bién con el Cam­peo­na­to de Eu­ro­pa de Tu­ris­mos con otro 240Tur­bo del equi­po del pre­pa­ra­dor sui­zo Ru­di Eg­gen­ber­ger; triun­fo que Johny Ce­cot­to y Tho­mas Linds­tröm hu­bie­ran re­va­li­da­do con el equi­po RAS en 1986 de no ha­ber si­do pe­na­li­za­dos por la uti­li­za­ción de car­bu­ran­te no ho­mo­lo­ga­do.

Las vic­to­rias del Vol­vo 240 du­ran­te va­rias tem­po­ra­das en es­te ti­po de prue­bas le val­drían el so­bre­nom­bre de la­dri­llo vo­la­dor, fá­cil de com­pren­der si com­pa­ra­mos su apa­rien­cia con la de com­pe­ti­do­res de aque­lla épo­ca de lí­neas mu­cho más de­pu­ra­das co­mo el BMW 635 CSI, el Ja­guar XJS, el Ro­ver SD1 Vi­tes­se o el Al­fa Romeo GTV. Aquel ape­la­ti­vo, aun­que re­sul­ta­se pe­yo­ra­ti­vo en el ám­bi­to de­por­ti­vo, des­cri­bía a la per­fec­ción una ima­gen que re­fle­ja­ba cla­ra­men­te tan­to los cri­te­rios de ro­bus­tez y fia­bi­li­dad me­cá­ni­ca con los que el fa­bri­can­te desa­rro­lla­ba sus mo­de­los, co­mo es­pe­cial­men­te sus con­di­cio­nes de se­gu­ri­dad pa­si­va, en las que el 240 he­re­da­ba las im­por­tan­tes in­no­va­cio­nes plan­tea­das en el pro­to­ti­po del Vol­vo Ex­pe­ri­men­tal Sa­fety Car de 1972. Al igual que en el ca­so de aquel, el au­tor de aque­llas for­mas cua­dra­das era el en­ton­ces res­pon­sa­ble de di­se­ño de Vol­vo, Jan Wilsgaard.

Hi­jo de un marino no­rue­go, Wilsgaard ha­bía na­ci­do en 1930 en Nue­va York, des­de don­de la fa­mi­lia re­tor­na­ría a No­rue­ga, don­de trans­cu­rri­ría su in­fan­cia, has­ta que du­ran­te la Segunda Gue­rra Mun­dial se tras­la­da­ron a Sue­cia. Mien­tras cur­sa­ba es­tu­dios de es­cul­tu­ra en la Es­cue­la de Ar­tes Apli­ca­das de Go­tem­bur­go, se­de de Vol­vo, Wilsgaard fue re­clu­ta­do en 1950, con tan so­lo 20 años, por el di­se­ña­dor ame­ri­cano Ed­ward K. Lind­ber­grad, co­la­bo­ra­dor del fa­bri­can­te en sus pri­me­ros mo­de­los, al que la em­pre­sa ha­bía en­co­men­da­do la for­ma­ción de un de­par­ta­men­to in­terno de di­se­ño pa­ra desa­rro­llar el mo­de­lo que sus­ti­tui­ría al PV544 y al PV60 en­ton­ces en producción, con la vis­ta pues­ta es­pe­cial­men­te en el mer­ca­do es­ta­dou­ni­den­se.

A pe­sar de ha­ber rea­li­za­do tres pro­pues­tas ini­cia­les que no al­can­za­rían la apro­ba­ción de As­sar Ga­briels­son y Gus­taf Lar­son, fun­da­do­res y en­ton­ces aún res­pon­sa­bles de la em­pre­sa —el Phi­lip, el PV179 y el 55— y de ver­se obli­ga­do a com­pe­tir con otros di­se­ña­do­res, fi­nal­men­te en 1953 Wis­gaard pre­sen­ta­ría un es­tu­dio que no so­lo se­ría acep­ta­do, sino que se con­ver­ti­ría en un mo­de­lo fun­da­men­tal pa­ra Vol­vo: el Ama­zon, en el que plan­tea­ba una equi­li­bra­da com­bi­na­ción de las ten­den­cias ita­lia­nas y es­ta­dou­ni­den­ses de la épo­ca, que sal­dría al mer-

iguien­do la ten­den­cia pro­pia del di­se­ño es­can­di­na­vo, Wilsgaard fun­da­men­ta­ba su tra­ba­jo en el le­ma “lo sen­ci­llo es her­mo­so”

In­cor­po­ran­do im­por­tan­tes avan­ces has­ta en­ton­ces so­lo uti­li­za­dos en vehícu­los ex­pe­ri­men­ta­les, en los años 70 la mar­ca sue­ca es­ta­ble­ce­ría con es­te mo­de­lo nuevos es­tán­da­res en se­gu­ri­dad pa­si­va, y con­se­gui­ría su ma­yor éxi­to de ven­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.