«Du­ran­te los úl­ti­mos cin­co años ve­ni­mos ba­jan­do, mes a mes, la de­lin­cuen­cia en Pon­te­ve­dra»

La Voz de Galicia (Pontevedra) - Pontevedra local - - PONTEVEDRA - L. PENIDE

El con­flic­to ca­ta­lán fue, en gran me­di­da, el pro­ta­go­nis­ta de las con­me­mo­ra­cio­nes ayer de la fes­ti­vi­dad de la vir­gen del Pi­lar en la Co­man­dan­cia de Pon­te­ve­dra. Tan­to el vi­ce­pre­si­den­te de la Xun­ta, Alfonso Rue­da, co­mo la sub­de­le­ga­da del Go­bierno, Ana Or­tiz, se re­fi­rie­ron al mis­mo, al­go a lo que tam­bién alu­dió Ma­nuel Tou­ce­da, te­nien­te co­ro­nel je­fe in­te­ri­no de Pon­te­ve­dra: «De­cir­les a nues­tros guar­dias ci­vi­les y po­li­cías na­cio­na­les que nos sen­ti­mos or­gu­llo­sos de ellos y que no es­tán so­los».

De igual mo­do, re­mar­có que los agen­tes des­pla­za­dos a es­ta co­mu­ni­dad, unos 150 de dis­tin­tas uni­da­des de la pro­vin­cia, tie­nen pre­sen­te el ju­ra­men­to que hi­cie­ron y «que no ge­ne­ra du­das». Es el que les obli­ga a «guar­dar y ha­cer guar­dar la Cons­ti­tu­ción co­mo nor­ma fun­da­men­tal del Es­ta­do».

Tras re­co­no­cer que se des­co­no­ce «la fe­cha de­fi­ni­ti­va de re­gre­so», Ma­nuel Tou­ce­da con­fe­só que «me preo­cu­po cuan­do es­cu­cho plan­tea­mien­tos don­de el cum­pli­mien­to de la ley de­ja de ser una ob­vie­dad pa­ra con­ver­tir­se en una sim­ple al­ter­na­ti­va». En es­te sen­ti­do, in­sis­tió en que su ac­tua­ción siem­pre ha es­ta­do guia­da por un com­pro­mi­so cla­ro: el cum­pli­mien­to de la ley y, por tan­to, de la Car­ta Mag­na.

En to­do ca­so, y al mar­gen de es­te con­flic­to, el co­ro­nel je­fe in­te­ri­no re­sal­tó la la­bor de los agen­tes pon­te­ve­dre­ses, un tra­ba­jo que se ha tra­du­ci­do en que «du­ran­te los úl­ti­mos cin­co años ve­ni­mos ba­jan­do, mes a mes, la de­lin­cuen­cia» en Pon­te­ve­dra. De es­te mo­do, en la pro­vin­cia se man­tie­ne uno de los gra­dos de efi­ca­cia más ele­va­dos de to­do el te­rri­to­rio na­cio­nal.

La vio­len­cia ma­chis­ta y la lucha an­ti­te­rro­ris­ta son los re­tos de fu­tu­ro. «No po­de­mos con­sen­tir que el ser mu­jer o hi­jo su­pon­ga una cau­sa so­bre­ve­ni­da pa­ra la in­te­gri­dad de la vi­da», sub­ra­yó con res­pec­to a la la­cra de los ma­los tra­tos, al tiem­po que ad­vir­tió que el yiha­dis­mo «ha ve­ni­do pa­ra que­dar­se du­ran­te mu­chos años».

Ponte Cal­de­las y A La­ma

Si bien Pon­te­ve­dra fue el epi­cen­tro de to­das las ce­le­bra­cio­nes en ho­nor de la pa­tro­na de la Guar­dia Ci­vil, otros mu­ni­ci­pios de la co­mar­ca, ca­so de Ponte Cal­de­las, con­me­mo­ra­ron es­ta fe­cha con la asis­ten­cia de los al­cal­des de es­ta lo­ca­li­dad y de A La­ma.

EMI­LIO MOLDES

Un ins­tan­te de la im­po­si­ción de me­da­llas y con­de­co­ra­cio­nes en la Co­man­dan­cia.

La Guar­dia Ci­vil rin­dió ho­me­na­je a los que die­ron su vi­da por Es­pa­ña.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.