El se­cre­to del éxi­to se­gún Ma­li­kian

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - SIN PARAR - PA­BLO POR­TA­BA­LES PE­RIO­DIS­TA

Es di­fí­cil triun­far. Ara Ma­li­kian, un mú­si­co de ori­gen ar­me­nio y li­ba­nés, no lo tu­vo fá­cil pe­ro lo con­si­guió con un vio­lín y buen hu­mor. Pa­re­ce un mi­la­gro. Si ha­ce unos años te di­cen que con su as­pec­to de hips­ter des­ali­ña­do y su en­ton­ces li­mi­ta­do do­mi­nio del cas­te­llano iba a lle­gar a la mi­tad de don­de ha lle­ga­do no te lo cree­rías. Fue la es­tre­lla mu­si­cal in­vi­ta­da a la pre­sen­ta­ción ofi­cial del nue­vo Au­di Q2 y tu­ve la opor­tu­ni­dad de es­tar a su la­do. El con­ce­sio­na­rio Arro­jo or­ga­ni­zó una gran fies­ta en el ho­tel Fi­nis­te­rre de A Co­ru­ña pa­ra dar a co­no­cer el vehícu­lo. Pri­me­ro hu­bo pin­chos, des­pués bre­ves dis­cur­sos y... Ma­li­kian el úl­ti­mo. Se no­ta­ba en­tre los más de 400 in­vi­ta­dos el in­te­rés por es­cu­char al ar­tis­ta en un re­cin­to tan ín­ti­mo y cer­cano en el que el ar­me­nio ca­si te ro­za­ba con el ar­co. Al ter­mi­nar el pri­mer te­ma, siem­pre acom­pa­ña­do por el gui­ta­rris­ta Jo­sé Luis Mon­tón, ha­bló un po­co de su tra­yec­to­ria con un es­pa­ñol mu­cho más flui­do que el de sus ini­cios. El acen­to me re­cor­dó al de Pe­ter Sellers en el Gua­te­que. Y en­ton­ces, con sim­pa­tía, con­fe­só la cla­ve del éxi­to: «Va co­lan­do», sen­ten­ció. Con­tó que sus res­pec­ti­vos re­pre­sen­tan­tes, el su­yo y el de Mon­tón, de­ci­die­ron en su día que am­bos de­bían ac­tuar jun­tos. No sé si fue tal cual ocu­rrió o si Ara exa­ge­ró pa­ra dar más fuer­za a la his­to­ria, pe­ro es­to fue lo que re­cor­dó. «A los tres mi­nu­tos de nues­tro pri­mer con­cier­to el pú­bli­co se ha­bía es­fu­ma­do. Nos mi­ra­mos con ca­ra de ¿y aho­ra qué? por­que en­ton­ces no ha­blá­ba­mos en­tre no­so­tros. Uno no sa­bía es­pa­ñol y él no co­no­cía el ar­me­nio. De­ci­di­mos ofre­cer otro re­ci­tal pa­ra ami­gos, y des­pués otro y... Fue co­lan­do. Es­pe­ro que hoy cue­le y así ma­ña­na po­der se­guir tra­ba­jan­do», co­men­tó Ma­li­kian, que vino a Ga­li­cia de la mano de Cá­vea Pro­duc­cio­nes. Des­de es­ta em­pre­sa me cuen­tan que el ar­tis­ta aca­ba de re­gre­sar de una exi­to­sa gira por Amé­ri­ca y que ago­tó las en­tra­das en el con­cier­to es­pe­cial que ofre­ció en las Ven­tas con mo­ti­vo de sus 15 años en Es­pa­ña, en los que ha ofre­ci­do unos 4.000 con­cier­tos en dis­tin­tos for­ma­tos, en so­li­ta­rio, con un mú­si­co, con una ban­da, pa­ra adul­tos, pa­ra ni­ños... Un vir­tuo­so del vio­lín que dio con la cla­ve del éxi­to, acer­car, a su ma­ne­ra, la música clá­si­ca al gran pú­bli­co. Y co­ló.

EL MES DE SO­LLA

Una, dos o tres es­tre­llas Mi­che­lín, eso es lo de me­nos. Pe­pe So­lla también en­con­tró ha­ce tiem­po la cla­ve del éxi­to al mar­gen de dis­tin­cio­nes. El mis­mo día que Ma­li­kian asom­bra­ba con su par­ti­cu­lar for­ma de to­car el vio­lín, Pe­pe ce­le­bró una fies­ta en San­tia­go, en la sa­la Ca­pi­tol, con mo­ti­vo del 55 cum­plea­ños del res­tau­ran­te fa­mi­liar, fun­da­do el 16 del 11 de 1961. En es­ta ce­le­bra­ción, co­mo en to­das las de Pe­pe, no fal­tó la música y la bue­na co­ci­na con 18 co­ci­ne­ros ga­lle­gos de pri­mer ni­vel que qui­sie­ron es­tar al la­do del bu­que in­sig­nia de los chefs de la co­mu­ni­dad. «Pe­pe es una re­fe­ren­cia pa­ra to­dos no­so­tros, el que abrió el ca­mino», des­ta­ca uno de ellos. Acu­die­ron to­dos los So­llas, sus pa­dres, Jo­sé y Ame­lia, y sus her­ma­nos, Te­té y Su­so. Pe­ro es que es­te mes de no­viem­bre de es­tre­llas Mi­che­lín sa­lió al mer­ca­do el im­pre­sio­nan­te li­bro edi­ta­do por Mon­tea­gud de­di­ca­do a su co­ci­na y, mien­tras, si­gue con sus ta­lle­res en co­le­gios y has­ta vi­si­tó el es­ce­na­rio don­de to­có el vio­lín Ma­li­kian. En el ho­tel Fi­nis­te­rre, de la mano de las Eno­cións de la D.O. Ri­bei­ro, ma­ri­dó sus bo­ca­di­ños con vinos de es­ta de­no­mi­na­ción y un po­co de música, siem­pre la música. Re­sul­tó muy atrac­ti­vo y ge­ne­ró mu­cha ex­pec­ta­ción. Co­mo di­ría un vio­li­nis­ta de ori­gen ar­me­nio que co­noz­co, co­ló.

UN VIO­LI­NIS­TA EN LA PRE­SEN­TA­CIÓN DE UN NUE­VO VEHÍCU­LO El con­ce­sio­na­rio Arro­jo de­ci­dió con­tra­tar al sin­gu­lar mú­si­co Ara Ma­li­kian co­mo bro­che fi­nal de la fies­ta que sus res­pon­sa­bles or­ga­ni­za­ron en el ho­tel Fi­nis­te­rre de A Co­ru­ña con mo­ti­vo del lan­za­mien­to de un nue­vo Au­di.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.