¿Sa­bes du­char­te bien?

TU BA­ÑO NO ES LON­DRES, Así que igual de­be­rías re­plan­tear­te el he­cho de que aca­be ocul­to en el vaho des­pués de du­char­te. ¿A qué tem­pe­ra­tu­ra hay que po­ner el agua? ¿Me­jor con o sin es­pon­ja? ¿Cuán­to tiem­po de­be­mos echar ba­jo el gri­fo? YES res­pon­de a es­tas y

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - CURIOSO - TEX­TO: NOE­LIA SILVOSA

Aquí hay con­tro­ver­sia. El der­ma­tó­lo­go del CHUF Mi­guel Ca­ba­ni­llas di­ce que no hay es­tu­dios que arro­jen luz al res­pec­to, aun­que re­co­mien­da de for­ma ge­ne­ral que los ni­ños pe­que­ños se den ba­ños cortos en agua ti­bia a úl­ti­ma ho­ra de la tar­de por su efec­to se­dan­te, mien­tras que en adul­tos y ni­ños ma­yo­res re­co­mien­da la du­cha fren­te al ba­ño. En ge­ne­ral, una du­cha dia­ria no de­be re­sul­tar da­ñi­na pa­ra la piel si nos la da­mos de for­ma ade­cua­da, aun­que exis­ten pa­to­lo­gías que, si no con­tro­la­mos la tem­pe­ra­tu­ra del agua, du­ra­ción y ge­les a uti­li­zar, po­de­mos em­peo­rar. Cuan­do sea ne­ce­sa­ria una se­gun­da du­cha dia­ria, que sea cor­ta y usan­do la mí­ni­ma can­ti­dad de gel po­si­ble.

¿Cuán­to tiem­po?

Es­to sí que no lo cum­ple ca­si na­die. El doc­tor in­di­ca que, por cri­te­rios eco­ló­gi­cos y de d, una du­cha ade­cua­da no de­be­ría eder los 5 mi­nu­tos de du­ra­ción, lo que li­ca un con­su­mo apro­xi­ma­do de 90 s de agua. «Una du­cha ex­ce­si­va­men­te lon­ga­da pue­de in­du­cir una al­te­ra­ción man­to li­pí­di­co cu­tá­neo y, por tan­to, vo­car se­que­dad», se­ña­la.

¿Ne­ce­si­to es­pon­ja?

En la ma­yor par­te de los ca­sos su uso es pres­cin­di­ble, pu­dien­do apli­car­se el gel con al­ma de la mano. Da­do el po­ten­cial de gér­me­nes en el que se pue­den ver­tir, se re­co­mien­da el uso de on­jas desecha­bles. No con­vie­ne que n de fi­bras ás­pe­ras, por­que pue­den ocar mi­cro­abra­sio­nes.

¿A qué tem­pe­ra­tu­ra pon­go el agua?

Uno de los erro­res más ha­bi­tua­les es uti­li­zar agua ex­ce­si­va­men­te ca­lien­te. «Se con­si­de­ra que la tem­pe­ra­tu­ra ade­cua­da del agua de­be ser en torno a 30 gra­dos, es de­cir, agua ti­bia o tem­pla­da», in­di­ca el es­pe­cia­lis­ta.

¿Có­mo hay que se­car­se?

El se­ca­do ha de ser sua­ve, es­pe­cial­men­te si se tie­ne piel sen­si­ble o der­ma­ti­tis ató­pi­ca, don­de se de­ben rea­li­zar le­ves to­ques so­bre la piel evi­tan­do la fric­ción. Un mal se­ca­do pue­de ser da­ñino pa­ra cier­tas áreas y zo­nas de plie­gues co­mo axi­las, in­gles o los es­pa­cios en­tre los de­dos de los pies.

¿Qué ja­bón uti­li­zo?

Va­ya por de­lan­te que el gel se de­be per­so­na­li­zar en fun­ción del ti­po de piel, pe­ro co­mo nor­ma ge­ne­ral se des­acon­se­jan aque­llos con pH al­ca­lino (ma­yor de 7) por el de­te­rio­ro que pro­du­cen del man­to áci­do de la epi­der­mis, y se re­co­mien­da el pH áci­do (en torno a 5,5) o, al me­nos, neu­tro. Los ge­les sin de­ter­gen­tes son los más res­pe­tuo­sos con la piel.

¿Y des­pués?

Cual­quier du­cha o ba­ño pue­de ge­ne­rar un cier­to gra­do de da­ño de la ba­rre­ra cu­tá­nea, por lo que es re­co­men­da­ble el uso de lo­cio­nes, cre­mas o aceites hi­dra­tan­tes in­me­dia­ta­men­te des­pués, y es­pe­cial­men­te en per­so­nas con pa­to­lo­gías der­ma­to­ló­gi­cas. Y si des­pués de la du­cha hay que echar­se cre­ma, des­pués del en­ja­bo­na­do ten­dre­mos que acla­rar­nos muy bien sin que que­den res­tos de gel que pue­dan cau­sar irri­ta­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.