Que­re­mos es­tar a mon­te y a mar

STOS SON LOS ME­JO­RES AMPAMENTOS pa­ra ni­ños y pa­ra dul­tos. Surf, wind­surf, sen­de­ris­mo, gai­ta, ita­rra, piragüismo, hípica, ¿beach co­la? Has­ta la capoeira ba­ja a la are­na. ója­te. ¿Pla­ya o mon­ta­ña? To­do y más.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - DEGENTE - TO: ANA ABELENDA

Y a lle­ga la me­jor ola. ¡Tiem­po de ve­rano! A ma­res. Fue­ra re­lo­jes y agen­das. Mon­te, pla­ya, eu que­ro al­dea. Vien­to fres­co a las pri­sas, que eso del des­pa­ci­to se nos pe­gue a la piel co­mo un man­tra-tat­too. Sa­li­mos a ex­plo­rar los me­jo­res des­ti­nos pa­ra pa­sar­lo co­mo ni­ños. Si te abu­rres a gus­to, con gus­to —que pa­ra eso es­tá el tiem­po li­bre— y te so­bra pa­ra más, abre la car­ta y bu­cea en­tre los cam­pa­men­tos de Ga­li­cia con más ti­rón. A par­tir de los 18 se im­po­nen los cam­pos de tra­ba­jo y el in­ter­rail. An­tes de la ma­yo­ría de edad, Area y As Si­nas si­guen a la ca­be­za en­tre los más va­lo­ra­dos de los que ofre­ce la Xun­ta, y es­te 2017 el Xu­rés se con­vier­te en des­tino ju­ve­nil. Se am­plían las pro­pues­tas (más allá de las pú­bli­cas). Des­de la Gran­xa do Sou­to en Or­ti­guei­ra (des­co­ne­xión a ca­ba­llo, con cam­pa­men­tos hí­pi­cos pa­ra ni­ños de en­tre 8 y 13, y pa­ra ma­yo­res de 18) has­ta beach es­co­las en pla­yas co­mo las de Li­mens, en Can­gas, o la de Amé­ri­ca en Ni­grán, pa­ra ni­ños o adul­tos con ga­nas de un sum­mer en en­glish con wind­surf.

Pi­lla­mos la pri­me­ra ola en Bal­daio. Es­ta­mos en Ra­zo, vién­do­las ve­nir. No hay que te­ner ta­blas pa­ra dar­se al surf. «So­lo no­cio­nes bá­si­cas de natación y en­tre 8 y 17 años», apun­ta Ale­jan­dro, coor­di­na­dor de los cam­pa­men­tos de Art Surf Camp. Por adul­to que seas, mó­ja­te: los ma­yo­res de 18 tie­nen tam­bién su plan en Ra­zo. ¿Cuál es la ac­ti­vi­dad en la cres­ta de la ola? ¡To­das!, di­ce Ale­jan­dro. Ojo a la are­na, que hay capoeira. El ar­te bra­si­lei­ro se su­ma al me­nú de pro­pues­tas de un cam­pa­men­to que ex­pri­me el con­tac­to con la na­tu­ra­le­za. «Ha­ce­mos surf ska­te, usan­do una ram­pa de 12 me­tros de an­cho co­mo una ola de ma­de­ra —ex­pli­ca—; surf trai­ning, ro­có­dro­mo, sla­ke li­ne (man­te­ner el equi­li­brio en la cuer­da flo­ja), sla­lom, ta­lle­res me­dioam­bien­ta­les o ru­tas de sen­de­ris­mo», co­mo la de Pi­nos do Mar, que nos lle­va los pies de Ra­zo a Mal­pi­ca en­tre ver­de, blan­co y azul, en 18 ki­ló­me­tros pa­ra pa­par ener­gía, luz, vien­to y mar. ¡Mú­si­ca, maes­tro! Que no fal­ta el mo­men­to play­back en es­te pa­raí­so sur­fei­ro que arran­có ha­ce diez días la tem­po­ra­da cá­li­da de cam­pa­men­tos con más de 80 ni­ños e in­clu­ye ve­la­das con jue­gos, ci­ne y has­ta una no­che de rock. Si se pre­fie­re el surf­camp en pa­re­ja o en fa­mi­lia, hay tam­bién una y otra op­ción (mi­ra la web de Art Surf Camp).

Es­tés don­de es­tés, no ol­vi­des unos «de­be­res de ve­rano» que pro­po­ne a YES la di­vul­ga­do­ra Cat­he­ri­ne L´Ecu­yer, au­to­ra de Edu­car en el asom­bro: 1. Duér­me­te vien­do las es­tre­llas. 2. ¿Te atre­ves a po­ner los pies en un char­co lleno de ra­nas? 3. Haz una fo­to con la ca­ra de sor­pre­sa de tus pa­dres cuan­do les pro­po­nes el re­to de no usar nin­gu­na pan­ta­lla du­ran­te 72 ho­ras. 4. Apren­der a mi­rar. Co­mo di­ce el pro­ver­bio: «Quien no sa­be in­ter­pre­tar una mi­ra­da no en­tien­de una lar­ga ex­pli­ca­ción». 5. Es­cu­cha el si­len­cio… ¿No se oye na­da? En­ton­ces hay que apren­der a es­cu­char­lo me­jor.

FO­TO: ANA GAR­CÍA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.