Un her­mano del des­apa­re­ci­do chino Sam Pa ne­go­cia en Vi­go la com­pra de to­do Rod­man

Chan, que con­tro­la aho­ra el im­pe­rio del con­tro­ver­ti­do mag­na­te, ne­go­cia en Vi­go

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Portada - M. SÍO DOPESO

Di­cen que es el úni­co que sa­be dón­de es­tá Sam Pa, el con­tro­ver­ti­do mag­na­te que ha­ce dos años des­em­bar­có en Ga­li­cia con an­sias de com­pras, aca­bó me­dian­do en la ven­ta del 60 % del gru­po de as­ti­lle­ros Rod­man, pro­pie­dad de Ma­nuel Ro­drí­guez (que si­gue sien­do pre­si­den­te del gru­po), a la mul­ti­na­cio­nal Chi­na So­nan­gol, con se­de en Sin­ga­pur.

Soo Chee Chan, o mís­ter Chan, co­mo se le co­no­ce en su en­torno más próximo, se ha hecho con el con­trol del en­tra­ma­do de ne­go­cios de su her­mano, quien su­pues­ta­men­te cum­ple con­de­na por co­rrup­ción en una pri­sión de Hong Kong. Y eso es lo que ayer le tra­jo a Vi­go.

Chan, acom­pa­ña­do por el con­se­je­ro de­le­ga­do de Chi­na So­nan­gol, Jhon Ong, vi­si­tó los as­ti­lle­ros del gru­po Rod­man em­pla­za­dos en la ría de Vi­go (Me­tals­hips y Polys­hips) y am­bos se sen­ta­ron en el consejo de ad­mi­nis­tra­ción —Ong, en ca­li­dad de vi­ce­pre­si­den­te—, en el que se abor­dó la com­pra del 40 % que to­da­vía es­tá en manos de Aba­da, la em­pre­sa fa­mi­liar de Ma­nuel Ro­drí­guez que, a su vez, di­ri­ge Rod­man.

La som­bra del mag­na­te

Los pla­nes ini­cia­les de Sam Pa y Ma­nuel Ro­drí­guez, des­de que en sep­tiem­bre del 2015 se fir­mó el acuer­do de com­pra­ven­ta, pa­sa­ban por que Chi­na So­nan­gol to­ma­se al me­nos un 80 % del as-

ti­lle­ro. Se ha­bla de un acuer­do tá­ci­to por una su­ma pró­xi­ma a los 100 mi­llo­nes de eu­ros. Pe­ro la re­pen­ti­na des­apa­ri­ción del mag­na­te chino, de quien Rod­man siem­pre ha que­ri­do des­vin­cu­lar­se ase­gu­ran­do que no es más que un me­dia­dor, con­ge­ló los pla­nes de la mul­ti­na­cio­nal asiá­ti­ca.

Fuen­tes co­no­ce­do­ras del pro­ce­so ase­gu­ran que Ma­nuel Ro­drí­guez ha­bría des­blo­quea­do las ne­go­cia­cio­nes, po­nien­do so­bre la mesa, co­mo ali­cien­te para la com­pra, la car­te­ra de pe­di­dos de Me­tals­hips, en la que aca­ban de

en­trar dos bu­ques, un arras­tre­ro para Groen­lan­dia y un pes­que­ro de al­ta tec­no­lo­gía para Ru­sia.

Otras fuen­tes ha­blan de que otra op­ción que también es­tá en análisis es la re­com­pra, por par­te de Ma­nuel Ro­drí­guez, del 60 % del gru­po a Chi­na So­nan­gol, por una su­ma muy in­fe­rior a la des­em­bol­sa­da y que la mul­ti­na­cio­nal no con­tem­pla.

En to­do ca­so, la vi­si­ta de Chan y Ong ayer a Vi­go fue re­ci­bi­da con gran ex­pec­ta­ción y re­vue­lo en el as­ti­lle­ro. Tan­to es así que por mo­men­tos se lle­gó a ru­mo­rear que el apo­de­ra­do de Sam Pa no era real­men­te su her­mano, sino el mis­mí­si­mo mag­na­te. Su lle­ga­da a la ciu­dad no se pro­du­jo en un avión pri­va­do, co­mo acos­tum­bra­ban, sino que ate­rri­za­ron en Opor­to. Y también cam­bia­ron su hos­pe­da­je en Vi­go por uno cén­tri­co, de la má­xi­ma ca­te­go­ría.

En to­do ca­so, y se­gún fuen­tes co­no­ce­do­ras de las con­ver­sa­cio­nes, la pre­sen­cia de Chan en Vi­go en ca­li­dad de re­pre­sen­tan­te de los ne­go­cios de su her­mano vie­ne a de­mos­trar el pa­pel pro­ta­go­nis­ta que el mag­na­te chino siem­pre ha des­em­pa­ña­do en las ne­go­cia­cio­nes de com­pra de Rod­man.

Ma­ra­ña so­cie­ta­ria

Mien­tras, el mis­te­rio si­gue en­vol­vién­do­lo to­do. Quie­nes lo han in­ten­ta­do in­ves­ti­gar se han per­di­do en una ma­ra­ña de so­cie­da­des ho­ri­zon­ta­les, ver­ti­ca­les y cru­za­das que con­ver­gen en el gru­po Queens­way 88, con se­de en Hong Kong, del que cuel­ga Chi­na So­nan­gol In­ter­na­tio­nal Hol­ding LTD, fun­da­da en el 2004 para sa­car ade­lan­te di­ver­sos pro­yec­tos pe­tro­lí­fe­ros en An­go­la y Chi­na.

Sam Pa fue apre­sa­do el 8 de oc­tu­bre del 2015, por su pre­sun­ta par­ti­ci­pa­ción en una tra­ma co­rrup­ta vin­cu­la­da al ne­go­cio del pe­tró­leo en Áfri­ca. Las in­for­ma­cio­nes que si­guie­ron a ese epi­so­dio da­ban por se­gu­ra la li­be­ra­ción del em­pre­sa­rio, des­pués de ha­ber pres­ta­do de­cla­ra­ción, pe­ro nun­ca más se ha vuel­to a sa­ber de él.

Chan, her­mano de Sam Pa, ne­go­cia aho­ra en nom­bre del mag­na­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.