La Au­dien­cia Na­cio­nal ci­ta a los tres her­ma­nos Pu­jol que aún no ha­bían de­cla­ra­do por blan­queo

To­da la familia del ex­pre­si­den­te ca­ta­lán es­tá ya impu­tada

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España - MA­TEO BALÍN

El juez de la Au­dien­cia Na­cio­nal Jo­sé de la Ma­ta lla­mó ayer a de­cla­rar co­mo in­ves­ti­ga­dos por un de­li­to de blan­queo de capitales a tres hi­jos del ex­pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat Jor­di Pu­jol. Se tra­ta de Mi­reia, Mar­ta y Oriol. Es­te era el úni­co de los sie­te vás­ta­gos que no se en­con­tra­ba in­ves­ti­ga­do en la cau­sa pe­nal so­bre la for­tu­na fa­mi­liar. En un au­to, el juez, a pe­ti­ción de la Fis­ca­lía An­ti­co­rrup­ción, ci­ta a las dos her­ma­nas para el 27 de mar­zo y al día si­guien­te a Oriol Pu­jol, ex se­cre­ta­rio ge­ne­ral de Con­ver­gèn­cia De­mo­crá­ti­ca de Ca­ta­lu­ña e in­ves­ti­ga­do en el ca­so de la con­ce­sión de las ITV en esa co­mu­ni­dad. De la Ma­ta lla­ma a de­cla­rar así a los úni­cos tres her­ma­nos que has­ta el mo­men­to no ha­bían com­pa­re­ci­do en la Au­dien­cia Na­cio­nal, ya que Mar­ta y Mi­reia es­ta­ban impu­tadas des­de que se co­men­zó a in­ves­ti­gar en Ca­ta­lu­ña el ori­gen de la for­tu­na fa­mi­liar y res­pon­die­ron allí an­te el juez.

En el au­to, el ma­gis­tra­do ex­pli­ca los mo­vi­mien­tos de fon­dos que se pro­du­je­ron en las cuen­tas que tu­vie­ron los tres her­ma­nos y también su ma­dre, Mar­ta Fe­rru­so­la, en las en­ti­da­des an­do­rra­nas And­bank y Ban­ca Pri­va­da de An­do­rra (BPA). Abrie­ron esos de­pó­si­tos a principios de los años no­ven­ta en And­bank (en­ton­ces Ban­ca Reig) y en el 2010 to­dos ellos (y también el res­to de los her­ma­nos) tras­pa­sa­ron a BPA el di­ne­ro, que atri­bu­yen a una he­ren­cia de su abue­lo Flo­ren­ci.

En el 2012 lo ocul­ta­ron en ese úl­ti­mo ban­co me­dian­te fun­da­cio­nes ra­di­ca­das en Pa­na­má, has­ta que en el 2014, cuan­do sa­lió a la luz que la familia te­nía fon­dos en el prin­ci­pa­do, de­ci­die­ron re­gu­la­ri­zar­lo con Ha­cien­da apro- Oriol, 955.254 eu­ros en An­do­rra. Mi­reia re­gu­la­ri­zó 1.072.767 eu­ros. Mar­ta re­gu­la­ri­zó 532.029 eu­ros.

ve­chan­do la am­nis­tía fis­cal del Go­bierno.

Ca­si un millón en efec­ti­vo

En el ca­so de Oriol, el juez re­la­ta que tu­vo des­de 1992 cuen­ta en And­bank, jun­to con su es­po­sa, en la que se re­gis­tra­ron in­gre­sos por 955.254 eu­ros. En el 2010 trans­fi­rió los fon­dos a BPA, aun­que, a di­fe­ren­cia de sus her­ma­nos, lue­go lo sa­có to­do en efec­ti­vo, sin que se se­pa el «des­tino fi­nal».

Mar­ta Pu­jol abrió su cuen­ta en And­bank en 1991, con in­gre­sos por 518.796 eu­ros, pa­só lue­go el di­ne­ro a BPA (740.411 dó­la­res), lo ocul­tó en una fun­da­ción y fi­nal­men­te, una vez sal­tó el es­cán­da­lo de la for­tu­na en An­do­rra, re­gu­la­ri­zó con Ha­cien­da 532.029 eu­ros.

Mi­reia, por su par­te, abrió su cuen­ta en An­do­rra en 1992 y en ella se re­gis­tra­ron in­gre­sos y trans­fe­ren­cias por 757.708 eu­ros. Lue­go, en el 2010, tras­pa­só de And­bank a BPA 285.459 eu­ros y 1.115.578 dó­la­res. También usó una fun­da­ción de Pa­na­má para ocul­tar la ti­tu­la­ri­dad has­ta que, en el 2014, re­gu­la­ri­zó 1.072.767 eu­ros.

La ma­triar­ca

El juez De la Ma­ta de­ta­lla asi­mis­mo en su au­to los fon­dos de la ma­dre, Mar­ta Fe­rru­so­la, quien ya fue ci­ta­da en la Au­dien­cia Na­cio­nal, pe­ro se aco­gió a su de­re­cho a no de­cla­rar. Ex­pli­ca que tu­vo di­ne­ro en And­bank (donde re­gis­tró in­gre­sos por 659.098 eu­ros), des­pués en BPA (adon­de trans­fi­rió 195.379 eu­ros y 929.023 dó­la­res) y en una fun­da­ción pa­na­me­ña. El di­ne­ro per­ma­ne­ció ahí has­ta la re­gu­la­ri­za­ción del 2014, cuan­do de­cla­ró 838.995 eu­ros.

El ma­gis­tra­do re­la­ta que los in­gre­sos en las cuen­tas de los her­ma­nos y la ma­dre pro­ce­die­ron «prin­ci­pal­men­te» de las diferentes cuen­tas de Jor­di Pu­jol hi­jo en And­bank, aun­que en al­gu­na oca­sión fue­ron los her­ma­nos Ole­guer, Pe­re y Jo­sep quie­nes hi­cie­ron esos in­gre­sos. Des­ta­ca ade­más que un «al­to por­cen­ta­je» de los fon­dos que en­tra­ron en las cuen­tas lo fue­ron en efec­ti­vo, se des­co­no­ce «el ori­gen de los mis­mos y no cons­ta ra­zón al­gu­na que los jus­ti­fi­que», a lo que aña­de que los her­ma­nos y los pa­dres ne­ga­ron «te­ner o ha­ber te­ni­do cuen­tas ban­ca­rias en el ex­tran­je­ro, lo que abun­da en la fal­ta de jus­ti­fi­ca­ción de los ta­les in­gre­sos».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.