Los em­pre­sa­rios exi­gen a May que fre­ne el «bre­xit» si no hay acuer­do con la UE

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional - RI­TA ÁL­VA­REZ TU­DE­LA

Las cá­ma­ras de co­mer­cio bri­tá­ni­cas (BCC, por sus si­glas en in­glés) re­cla­ma­ron ayer que se re­tra­se el bre­xit si no se con­si­gue un acuer­do co­mer­cial du­ran­te los dos años de ne­go­cia­cio­nes que en­ta­bla­rá el Reino Uni­do con la Unión Eu­ro­pea. Para es­te gru­po de pre­sión em­pre­sa­rial, el Go­bierno de May de­be­ría in­ten­tar una ex­ten­sión de las ne­go­cia­cio­nes si no se lo­gra un acuer­do co­mer­cial en­tre am­bas par­tes. En su opi­nión, el es­ce­na­rio ideal se­ría que los acuer­dos co­mer­cia­les y po­lí­ti­cos con­clu­ye­sen si­mul­tá­nea­men­te.

«Las co­mu­ni­da­des em­pre­sa­ria­les de to­do el Reino Uni­do quie­ren con­si­de­ra­cio­nes prác­ti­cas en las ne­go­cia­cio­nes del bre­xit, no ideo­ló­gi­cas o po­lí­ti­cas», pun­tua­li­zó Adam Mars­hall, di­rec­tor ge­ne­ral de la BCC, du­ran­te la ce­le­bra­ción de la con­fe­ren­cia anual de la or­ga­ni­za­ción en Lon­dres. A su jui­cio, los de­ba­tes que se ce­le­bran en West­mins­ter no ver­san so­bre los asun­tos que im­por­tan a la ma­yo­ría de las em­pre­sas, pues no men­cio­nan los im­pues­tos, las re­gu­la­cio­nes, la con­tra­ta­ción de per­so­nal y el nue­vo sis­te­ma de con­trol de mer­can­cías en las adua­nas.

Tras ha­cer 20.000 en­cues­tas en­tre el per­so­nal de 400 em­pre­sas re­par­ti­das por to­do el país, la BCC des­cu­brió que es fun­da­men­tal para ellas que si­gan re­ci­bien­do el per­mi­so para con­tra­tar a tra­ba­ja­do­res cua­li­fi­ca­dos y po­co cua­li­fi­ca­dos de la UE des­pués de que el Reino Uni­do se se­pa­re del blo­que co­mún.

La oficina de pren­sa de May res­pon­dió que el Eje­cu­ti­vo tra­ba­ja para ha­cer del bre­xit un éxito, una de­cla­ra­ción re­pe­ti­da ya en el pa­sa­do y que se une a al com­pro­mi­so de la pri­me­ra mi­nis­tra de evi­tar que las em­pre­sas cai­gan «en el bor­de de un acan­ti­la­do per­tur­ba­dor» cuan­do Reino Uni­do aban­do­ne la UE. Pe­se a ello, la in­cer­ti­dum­bre ac­tual an­te la pers­pec­ti­va de un bre­xit du­ro ha pro­vo­ca­do con­fu­sión y que al­gu­nas com­pa­ñías es­tu­dien pla­nes de re­ubi­ca­ción.

Sin ir más le­jos, Co­lin Lawt­her, un al­to eje­cu­ti­vo de Nissan, ex­pli­có a los dipu­tados que su em­pre­sa pue­de «ajus­tar» sus pla­nes de ne­go­cio en el Reino Uni­do de­pen­dien­do de la ne­go­cia­ción. En oc­tu­bre, el fa­bri­can­te de au­to­mó­vi­les se com­pro­me­tió a cons­truir dos nue­vos mo­de­los en su plan­ta de Sun­der­land, pe­ro aho­ra re­co­no­ce que «re­vi­sa­rá cons­tan­te­men­te su de­ci­sión a la luz de cual­quier cam­bio im­por­tan­te».

Bas­tan­te le­jos del op­ti­mis­mo que ema­na de Dow­ning Street, el mi­nis­tro en­car­ga­do del bre­xit, Da­vid Da­vis, pi­dió a sus co­le­gas que se pre­pa­ren para el es­ce­na­rio de que no pue­da al­can­zar­se un acuer­do mu­tua­men­te sa­tis­fac­to­rio con Bru­se­las. Pi­dió que el Eje­cu­ti­vo apo­ye «una sa­li­da sua­ve». En la mis­ma con­fe­ren­cia, el mi­nis­tro de Ex­te­rio­res, Bo­ris John­son, apun­tó a que Lon­dres fue­ra de la UE po­día ser más eu­ro­peo y más in­ter­na­cio­nal que nun­ca. Una opi­nión que no com­par­te el ex mi­nis­tro de Economía y Ha­cien­da, Geor­ge Os­bor­ne, para el cual la sa­li­da del blo­que co­mún con­du­ci­rá al país ha­cia el pro­tec­cio­nis­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.