Tur­quía acu­sa a Aus­tria de ra­cis­mo por ve­tar a Er­do­gan

El pre­si­den­te tur­co pre­ten­día ha­cer cam­pa­ña a fa­vor de su re­for­ma de la cons­ti­tu­ción

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional - PATRICIA ALON­SO

El por­ta­voz del Mi­nis­te­rio de Asun­tos Ex­te­rio­res tur­co, Hü­se­yin Müt­füo­glu, cri­ti­có al mi­nis­tro de Asun­tos Ex­te­rio­res de Aus­tria, Sebastian Kurz, por ase­gu­rar que el pre­si­den­te tur­co, Re­cep Tay­yip Er­do­gan, no es bien­ve­ni­do en su país para ha­cer cam­pa­ña por el re­fe­ren­do del próximo 16 de abril que po­dría en­tre­gar­le to­do el po­der.

Kurz ase­gu­ró que no es­ta­ba dis­pues­to a per­mi­tir que Tur­quía hi­cie­se cam­pa­ña por el re­fe­ren­do en Aus­tria, ya que es­to po­dría in­cre­men­tar la fric­ción y po­ner en ries­go la in­te­gra­ción de la mi­no­ría tur­ca. Ac­tual­men­te, se cal­cu­la que cer­ca de 300.000 ciu­da­da­nos aus­tría­cos son de ori­gen tur- co. Fuen­tes ofi­cia­les aus­tría­cas te­men que la pre­sen­cia de Er­do­gan cree pro­ble­mas en­tre sus se­gui­do­res y los tur­cos de ori­gen kur­do.

Tur­quía ex­pre­só su preo­cu­pa­ción por lo que con­si­de­ra un ata­que «a los principios de la de­mo­cra­cia a los que se ad­hie­re Aus­tria». El do­cu­men­to ase­gu­ra que la par­ti­ci­pa­ción en los pro­ce­sos elec­to­ra­les de Tur­quía de los tur­cos que vi­ven en el ex­tran­je­ro es un re­qui­si­to de la de­mo­cra­cia y que no tie­ne na­da que ver con los asun­tos in­ter­nos de Aus­tria.

Müt­füo­glu ha si­do es­pe­cial­men­te crí­ti­co con Kurz, al que acu­sa de ne­gar a los ciu­da­da­nos tur­cos sus de­re­chos de­mo­crá­ti­cos y de mos­trar una pos­tu­ra ra­cis­ta e is­la­mó­fo­ba «que su­pera in­clu­so a los par­ti­dos ra­di­ca­les». Se­gún An­ka­ra, el mi­nis­tro aus­tría­co es­ta­ría usan­do a Tur­quía para desa­rro­llar sus pro­pias am­bi­cio­nes po­lí­ti­cas.

El con­flic­to di­plo­má­ti­co apa­re­ce en un mo­men­to en el que las re­la­cio­nes en­tre Tur­quía y Aus­tria no pa­san por su me­jor mo­men­to. El pa­sa­do di­ciem­bre, Aus­tria in­ten­tó pa­ra­li­zar las ne­go­cia­cio­nes de la en­tra­da de Tur­quía en la Unión Eu­ro­pea ale­gan­do el es­ta­do de la seguridad en el país —in­clu­yen­do los arres­tos ma­si­vos— des­de el in­ten­to de gol­pe de es­ta­do.

Ha­ce ape­nas unos días, Tur­quía res­pon­día con crí­ti­cas si­mi­la­res a Ale­ma­nia, donde tam­po­co se mues­tran a fa­vor de un po­si­ble mi­tin pro­mo­vi­do por el Go­bierno oto­mano para el re­fe­ren­do del próximo abril. El mi­nis­tro del In­te­rior de Re­na­nia del Nor­te-West­fa­lia, re­gión en la que re­si­de un gran por­cen­ta­je de los tur­cos en Ale­ma­nia, ase­gu­ró que ha­ría to­do lo po­si­ble por evi­tar­lo.

Cár­cel para de­por­ta­dos

Aus­tria pre­pa­ra una polémica ley que las au­to­ri­da­des de­jen de pro­por­cio­nar alo­ja­mien­to y co­mi­da a los so­li­ci­tan­tes de asi­lo re­cha­za­dos y que se nie­gan a aban­do­nar el país. El proyecto de ley in­clu­ye mul­tas de has­ta 5.000 eu­ros y pe­nas de pri­sión de tres se­ma­nas para los in­mi­gran­tes que mien­tan so­bre su iden­ti­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.