El jefe de PwC en los Ós­car con­fun­dió el so­bre por­que es­ta­ba tui­tean­do

Brian Cu­lli­nan fo­to­gra­fia­ba en esos mo­men­tos a Em­ma Sto­ne y subía la ima­gen a la Red

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Cultura - ADRIA­NA REY

Brian Cu­lli­nan. Es­te es el hom­bre del mo­men­to en EE.UU. des­pués de co­no­cer que fue él quien pro­vo­có el ma­yor error en la his­to­ria de la ceremonia de los Ós­car, al en­tre­gar mal el so­bre con el pre­mio de me­jor película y que en un prin­ci­pio fue a pa­rar a La La Land, en lu­gar de Moon­light. Los mo­vi­mien­tos de Cu­lli­nan la no­che de los au­tos, así co­mo los de su com­pa­ñe­ra Mart­ha Ruiz, si­guen sien­do es­tu­dia­dos al mi­lí­me­tro para de­li­mi­tar las res­pon­sa­bi­li­da­des de ca­da uno de los miem­bros de la au­di­to­ra PwC (Pri­ce­wa­ter­hou­seCoo­pers). Y es que se­gún la pu­bli­ca­ción The Wrap, no so­lo la re­la­ción en­tre la fir­ma y la Aca­de­mia es­ta­ría en juego, también la con­ti­nui­dad de Cu­lli­nan co­mo jefe de con­ta­bles en­car­ga­dos de la ceremonia. Pe­ro ¿qué pa­só exac­ta­men­te en el backs­ta­ge? En ca­da ga­la, tan­to Cu­lli­nan co­mo Ruiz (úni­cas per­so­nas que sa­ben el nom­bre de los pre­mia­dos con an­te­rio­ri­dad) se co­lo­can a am­bos la­dos del es­ce­na­rio para en­tre­gar los so­bres a los ac­to­res en­car­ga­dos de anun­ciar a los pre­mia­dos. Am­bos tie­nen el mis­mo juego de tar­je­tas por lo que cuan­do uno en­tre­ga la su­ya, el otro se des­ha­ce de ella. Aquí es­tu­vo el pro­ble­ma, Cu­lli­nan no se des­hi­zo del so­bre an­te­rior que ha­bía en­tre-

ga­do su com­pa­ñe­ra a Leo­nar­do DiCa­prio y que otor­ga­ba el Ós­car a Em­ma Sto­ne co­mo me­jor ac­triz por La La Land. La tra­ge­dia lle­gó en cues­tión de se­gun­dos, cuan­do el au­di­tor se lo en­tre­gó por equi­vo­ca­ción a Wa­rren Beatty y Fa­ye Du­na­way, y ellos sen­ten­cia­ron: La La Land.

Las pes­qui­sas ana­li­zan aho­ra los mi­nu­tos pre­vios a la me­te­du­ra de pa­ta y en es­te sen­ti­do se ha com­pro­ba­do có­mo Cu­lli­nan es­ta­ba más pen­dien­te de fo­to­gra­fiar a Sto­ne en el backs­ta­ge y su­bir sus imá­ge­nes a su cuen­ta de Twit­ter. También se su­po que Beatty pro­vo­có los ner­vios de mu­chos tras acu­dir a un ba­ño

le­jano mi­nu­tos an­tes de la en­tre­ga. «Guiar a Beatty y a Du­na­way es co­mo pas­to­rear ga­tos», se que­jó una fuen­te de la or­ga­ni­za­ción.

Lo que mu­chos ya han de­no­mi­na­do Os­car­ga­te ha si­do mo­ti­vo de mo­fa en los la­te night más co­no­ci­dos del país y que pi­lo­tan Ja­mes Cor­den o Jimmy Fa­llon. «Va­rios pro­duc­to­res de La La Land pro­nun­cia­ron sus dis­cur­sos an­tes de que su­pie­ran del error. Es­to es muy du­ro, aho­ra tie­nen que dis­cul­par­se con to­do el mun­do que ol­vi­da­ron al dar las gra­cias», bro­meó Fa­llon. No fue el úni­co.

«Fue muy tris­te que los Ós­car ter­mi­na­ran de esa ma­ne­ra. Es­tu­vie­ron tan con­cen­tra­dos en ha­cer po­lí­ti­ca que no hi­cie­ron las co­sas co­mo de­bían», di­jo Do­nald Trump so­bre el error ga­rra­fal. «No fue una no­che gla­mu­ro­sa. Le fal­tó al­go es­pe­cial», con­ti­nuó el pre­si­den­te. Y es que la fi­gu­ra del re­pu­bli­cano so­bre­vo­ló la ga­la del do­min­go, a tra­vés de las in­ter­ven­cio­nes de su pre­sen­ta­dor Jimmy Kim­mel y va­rios de los ga­lar­do­na­dos que, a su vez, lu­cie­ron la­zos azu­les en se­ñal de apo­yo a la Unión para las Li­ber­ta­des Ci­vi­les en Amé­ri­ca, la or­ga­ni­za­ción de­fen­so­ra de los de­re­chos ci­vi­les más im­por­tan­te de EE.UU. Así, la ma­yo­ría mos­tró su desacuer­do con las po­lí­ti­cas del mag­na­te neo­yor­quino, en es­pe­cial las re­fe­ren­tes a la in­mi­gra­ción va­lo­ran­do que buena par­te de la in­dus­tria de Holly­wood se cons­tru­ye so­bre ella.

Trump eli­gió bien el me­dio en el que va­lo­ró por pri­me­ra vez to­das es­tas alu­sio­nes. Se tra­tó de Breit­bart News, un por­tal de ex­tre­ma de­re­cha que en su mo­men­to di­ri­gió Ste­ve Ban­non, el leal ase­sor del ac­tual pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se, ade­más de su di­rec­tor de cam­pa­ña. «La tre­men­da equi­vo­ca­ción ocu­rrió des­pués de horas de en­sa­ña­mien­to con­tra Trump por par­te de las éli­tes de Holly­wood. Ma­cha­ca­ron con una bro­ma tras otra al pre­si­den­te. Aho­ra es el pre­si­den­te quien ha reí­do el úl­ti­mo y ma­cha­ca a Holly­wood por su error épi­co», arre­me­tie­ron en Breit­bart News.

CH­RIS­TOP­HER POLK AFP

Mart­ha Ruiz y Brian Cu­lli­nan, de PwC, ri­va­li­zan­do en la al­fom­bra ro­ja con el mis­mí­si­mo Ryan Gos­ling, horas an­tes del «Os­car­ga­te».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.