Más de 200 afi­cio­na­dos y un pu­ña­do de sus­tos

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Deportes - P. BARREIROS

Es cier­to que ayer por la tar­de se jun­tó to­do: era jor­na­da fes­ti­va y se es­tre­na­ba el nue­vo en­tre­na­dor, pe­ro po­cos en­tre­na­mien­tos del De­por­ti­vo han con­ta­do con un in­te­rés tan nu­me­ro­so co­mo el de ayer. Au­to­mó­vi­les de prin­ci­pio a fin de la rec­ta donde se le­van­tan los cam­pos del club, me­dia en­tra­da en el apar­ca­mien­to con­ti­guo y unos dos­cien­tos afi­cio­na­dos re­par­ti­dos en­tre la grada y la ca­rre­te­ra. Pe­pe Mel dis­fru­tó de su pri­mer ba­ño de ma­sas na­da más cal­zar­se las bo­tas. A la es­pe­ra de có­mo se desen­vuel­ve su equipo en el par­ti­do de ma­ña­na (20.45 horas, beIN LaLi­ga) con­tra el Atlé­ti­co en Ria­zor, el en­tre­na­dor ya co­no­ce la ex­pec­ta­ción que su fi­cha­je ha le­van­ta­do. Pe­ro no ofre­ció ni un so­lo ges­to de ca­ra a la ga­le­ría. So­lo cuan­do, unos 75 mi­nu­tos des­pués, re­gre­só a los ves­tua­rios, fir­mó au­tó­gra­fos. Has­ta ese mo­men­to, pu­so los cin­co sen­ti­dos en sus fut­bo­lis­tas, con los que se mos­tró tan in­ten­so y cer­cano co­mo él mis­mo les de­man­da.

La se­sión co­men­zó des­pués de que los as­per­so­res fun­cio­na­sen. Mel pi­só el cés­ped mien­tras char­la­ba con Jo­se­lu y su pri­me­ra

com­pli­ci­dad pú­bli­ca se la de­di­có a uno de los que me­nos con­ta­ba, Ber­gan­ti­ños. ¿Ca­sua­li­dad? Unas fra­ses, son­ri­sa cóm­pli­ce y pal­ma­da en la es­pal­da al ca­pi­tán. A lo lar­go de to­da la tar­de se pa­ró jun­to a Lui­sin­ho, Bor­ges (ya re­cu­pe­ra­do), Sid­nei, Ola John, Ço­lak...

La sen­sa­ción que más brin­dó fue la de pro­xi­mi­dad y com­pa­ñe­ris­mo. Los ges­tos que re­pi­tió, la son­ri­sa cóm­pli­ce y el abra­zo por el hom­bro. Sus ejer­ci­cios fo­men­ta­ron el tra­ba­jo en equipo. No hu­bo na­da in­di­vi­dual: la plan­ti­lla ca­len­tó con una ca­rre­ra en gru­po y un tra­ba­jo por gru­pos con ba­lón.

Lue­go, en el pri­mer ejer­ci­cio, tres ban­dos se dispu­taban el do­mi­nio: de for­ma al­ter­na­ti­va, dos co­la­bo­ra­ban mien­tras uno ro­ba­ba. «Hay que re­cu­pe­rar, no mi­rar», se le oyó. Y, fi­nal­men­te, un par­ti­do a cam­po en­te­ro. Aquí lle­ga­ron los sus­tos, fru­to de la in­ten­si­dad. Jo­se­lu, Fa­yçal, Car­les Gil y Na­va­rro ro­da­ron por el sue­lo sin con­se­cuen­cias. La se­sión du­ró un po­co más para Fa­yçal y An­do­ne, que re­ma­ta­ban los cen­tros de Ro­ber­to Ríos y el en­tre­na­dor so­bre la me­ta de Ty­ton y Roef. Hoy a las on­ce de la ma­ña­na Mel vuel­ve a sal­tar al cés­ped.

GON­ZA­LO BA­RRAL

Los afi­cio­na­dos in­va­die­ron la ca­rre­te­ra en Abe­gon­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.