Ca­da mes 14 mé­di­cos y sa­ni­ta­rios de­nun­cian agre­sio­nes en la con­sul­ta

Los ca­sos de vio­len­cia se cen­tran en las mujeres, que su­fren más del 80 % de los ata­ques El Ser­gas pre­pa­ra un bo­tón del pá­ni­co para los te­lé­fo­nos mó­vi­les de los pro­fe­sio­na­les

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Portada - 2y 3

Ca­da mes se de­nun­cian en el Ser­gas una me­dia de ca­tor­ce agre­sio­nes por par­te de pa­cien­tes o fa­mi­lia­res. En un con­tex­to de ca­si 35.000 tra­ba­ja­do­res, con ac­ti­vi­dad asis­ten­cial las 24 ho­ras del día y los 365 días del año, es una ci­fra pe­que­ña. Más aún si se tie­ne en cuen­ta que en el 2015 —la úl­ti­ma ci­fra de la que dis­po­ne el Ser­vi­zo Ga­le­go de Saú­de— las de­nun­cias ca­ye­ron un 30 %, pa­san­do de 244 en el 2014 a 172 en el si­guien­te ejer­ci­cio.

Pe­ro la ci­fra no es tan pe­que­ña cuan­do se es­ti­ma que mu­chas de las agre­sio­nes fí­si­cas no lle­gan a de­nun­ciar­se, y en el ca­so de las ver­ba­les o ges­tua­les el por­cen­ta­je es mí­ni­mo. De ahí que ha­ce unos días la Aso­cia­ción de Mé­di­cos Interinos de Ga­li­cia (As­mig) exi­gie­se a la Ad­mi­nis­tra­ción sa­ni­ta­ria y a los co­le­gios mé­di­cos una cam­pa­ña en con­tra de las agre­sio­nes, en su ca­so, es­pe­cí­fi­ca­men­te con­tra los mé­di­cos, al en­ten­der que la nue­va ley per­ju­di­ca a es­tos pro­fe­sio­na­les.

Y es que la Ley Or­gá­ni­ca 1/2015 de­fi­ne co­mo aten­ta­do la agre­sión a fun­cio­na­rios pú­bli­cos en el ejer­ci­cio de su ac­ti­vi­dad. Pe­ro tie­ne que ha­ber una agre­sión fí­si­ca, y en el ca­so de ame­na­zas, in­ju­rias, ve­ja­cio­nes o coac­cio­nes se con­si­de­ran sim­ple­men­te fal­tas, lo que co­mo mu­cho pue­de aca­rrear mul­tas de es­ca­sa cuan­tía.

De los epi­so­dios de vio­len­cia re­gis­tra­dos en el 2015, la ma­yo­ría de los 172, el 74 %, fueron ver­ba­les o ges­tua­les, y el res­to agre­sio­nes fí­si­cas le­ves. Las víctimas, ca­si siem­pre mujeres. El 80,6 % eran sa­ni­ta­rias, fren­te a un 19,4 % de hom­bres. Aun­que se re­gis­tra­ron 172 de­nun­cias, los pro­fe­sio­na­les afec­ta­dos son 186, ya que en al­gún ca­so las agre­sio­nes fueron a va­rias per­so­nas.

Ob­ser­va­to­rio de Vio­len­cia

Si se ha­ce un aná­li­sis re­tros­pec­ti­vo de la vio­len­cia ex­ter­na en la sa­ni­dad pú­bli­ca ga­lle­ga pue­de ver­se que las ci­fras anua­les son va­ria­bles y os­ci­lan en­tre los 170 y los 250 ca­sos. Si en el 2015 fueron 172 epi­so­dios y en el 2014 un to­tal de 244, en el 2013 el nú­me­ro se re­du­jo a los 174 y en el 2010, por ejem­plo, se re­gis­tra­ron 255.

¿Y qué ha he­cho el Ser­gas para pre­ve­nir y re­du­cir es­tos in­ci­den­tes en cen­tros de sa­lud o ser­vi­cios de ur­gen­cias? Por un la­do es­tá el Ob­ser­va­to­rio de Vio­len­cia no Con­torno Laboral, en el que se ana­li­zan las ne­ce­si­da­des en es­te cam­po para ela­bo­rar es­tra­te­gias y po­lí­ti­cas pre­ven­ti­vas. En el 2013, Sa­ni­da­de, or­ga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les y co­le­gios pro­fe­sio­na­les fir­ma­ron una de­cla­ra­ción para de­jar cons­tan­cia de que las ac­ti­tu­des vio­len­tas con­tra los pro­fe­sio­nes son «to­tal­men­te inacep­ta­bles e in­xus­ti­fi­ca­bles». Un año an­tes, en el 2012, el Ser­gas ra­ti­fi­có un con­ve­nio con la Fis­ca­lía de Ga­li­cia para ga­ran­ti­zar un tra­ta­mien­to ade­cua­do de los epi­so­dios vio­len­tos, y den­tro de los pla­nes de pre­ven­ción se re­co­gen los pa­sos que de­ben dar sa­ni­ta­rios y no sa­ni­ta­rios en el ca­so de su­frir una agre­sión mien­tras desem­pe­ñan su tra­ba­jo.

El sis­te­ma del 2010

En el año 2010 el Ser­gas im­plan­tó en los cen­tros de sa­lud un sis­te­ma de avi­so para con­tro­lar una si­tua­ción de po­ten­cial vio­len­cia. Es una apli­ca­ción in­for­má­ti­ca que es­tá en to­dos los or­de­na­do­res de aten­ción primaria y que per­mi­te a los pro­fe­sio­na­les aler­tar a los com­pa­ñe­ros en ca­so de ne­ce­si­dad. Cuan­do el sa­ni­ta­rio pul­sa es­te avi­so sal­ta una aler­ta en los otros or­de­na­do­res del cen­tro. En al­gu­nos lu­ga­res, ex­pli­ca el Ser­gas, hay un bo­tón de aler­ta fí­si­ca, que ha­ce so­nar una alar­ma que avi­sa in­clu­so al per­so­nal de se­gu­ri­dad —cuan­do lo hay— y es in­de­pen­dien­te del pro­gra­ma Ia­nus del Ser­vi­zo Ga­le­go de Saú­de.

Pe­ro la Xun­ta tra­ba­ja en un nue­vo sis­te­ma, lla­ma­do Acu­de, que ten­drá una ven­ta­ja res­pec­to al bo­tón ac­tual. Y es que se tra­ta de una so­lu­ción soft­wa­re que per­mi­te al pro­fe­sio­nal del Ser­gas co­mu­ni­car una si­tua­ción de ries­go a tra­vés de dis­tin­tos dis­po­si­ti­vos elec­tró­ni­cos, bien sea un or­de­na­dor o un mó­vil, tan­to si es en un cen­tro sa­ni­ta­rio co­mo fue­ra, co­mo por ejem­plo en una vi­si­ta do­mi­ci­lia­ria. El pi­lo­to se pro­bó ya en el CHUO de Ou­ren­se, en O Sal­nés y en un cen­tro de sa­lud de Vi­la­gar­cía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.