El ho­gar del pre­so más san­gui­na­rio de Es­pa­ña, un gui­neano de 120 ki­los

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - A Fondo -

Hay unos 70.000 re­clu­sos en Es­pa­ña y el más pe­li­gro­so de to­dos cum­ple nu­me­ro­sas con­de­nas en el cen­tro pe­ni­ten­cia­rio de Tei­xei­ro. Fa­bri­zio João Sil­va Ri­bei­ro pe­sa 120 ki­los, mi­de 1,80 y a fi­na­les del año pa­sa­do lo tras­la­da­ron a Ga­li­cia des­pués de en­viar a cin­co fun­cio­na­rios al hos­pi­tal en la cár­cel de Cá­diz. A uno le ra­jó el cue­llo y a otro le rom­pió la den­ta­du­ra.

Na­tu­ral de Gui­nea-Bi­sáu y de 32 años, in­gre­só por pri­me­ra vez en pri­sión ha­ce una dé­ca­da, cuan­do fue con­de­na­do a 22 años por vio­lar y ases­tar 25 pu­ña­la­das a su no­via. En la cár­cel de Cór­do­ba ma­tó a un com­pa­ñe­ro, por lo que fue cas­ti­ga­do con 17 años más de en­cie­rro. Pro­pi­nó tan­tas pa­ta­das y pu­ñe­ta­zos a aquel in­terno que los mé­di­cos na­da pu­die­ron ha­cer para sal­var­le la vi­da. Tras aque­llo, no ha­ce más que via­jar de cár­cel en cár­cel. Ins­ti­tu­cio­nes Pe­ni­ten­cia­rias lo lle­va y trae de un si­tio a otro, siem­pre en pri­mer gra­do. Pe­ro ni con esas. En El Puer­to de San­ta María vol­vió a mos­trar su la­do san­gui­na­rio. Los cin­co fun­cio­na­rios que en­tra­ron en su cel­da para en­tre­gar­le los uten­si­lios de lim­pie­za —siem­pre van de cin­co en cin­co— ter­mi­na­ron en el hos­pi­tal.

Fue en­ton­ces cuan­do lo tras­la­da­ron a Tei­xei­ro, don­de, por el mo­men­to, no tu­vo san­ción dis­ci­pli­na­ria al­gu­na.

Fa­bri­zio sa­le so­lo al pa­tio y pa­sa 22 ho­ras al día en un ha­bi­tácu­lo aus­te­ro de diez me­tros cua­dra­dos con mue­bles de es­ca­yo­la. Den­tro, el con­vic­to dis­po­ne de una ca­ma, un pla­to de du­cha, un vá­ter, un pe­que­ño es­cri­to­rio, un ar­ma­rio para la ro­pa y un in­ter­fono para po­ner­se en con­tac­to con el per­so­nal car­ce­la­rio. Ade­más de una puer­ta de plan­cha me­tá­li­ca, la se­gu­ri­dad exi­ge una se­gun­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.