¿Qué es la su­mi­sión quí­mi­ca?

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia -

Se lla­ma así a la ad­mi­nis­tra­ción de sus­tan­cias psi­coac­ti­vas a una per­so­na, sin su co­no­ci­mien­to, con fi­nes de­lic­ti­vos, de ma­ne­ra que mo­di­fi­quen su es­ta­do de vi­gi­lan­cia o de cons­cien­cia. Los usos ha­bi­tua­les son pa­ra con­se­guir la fir­ma de do­cu­men­tos, el buen com­por­ta­mien­to de ni­ños y, so­bre to­do, pa­ra de­li­tos se­xua­les. Es­co­po­la­mi­na Usos mé­di­cos ben­zo­dia­ce­pi­nas, los tran­qui­li­zan­tes de uso nor­mal; la pre­sen­cia de es­co­po­la­mi­na no es muy fre­cuen­te», ex­pli­ca el psi­quia­tra Cé­sar Pe­rei­ro. Pe­ro tam­bién se uti­li­za co­mo dro­ga. Su con­su­mo pro­du­ce alu­ci­na­cio­nes y al­te­ra­cio­nes en el es­ta­do de con­cien­cia que pue­den lle­var a la per­so­na que la ha con­su­mi­do, vo­lun­ta­ria o in­vo­lun­ta­ria­men­te, a so­me­ter­se a los de­seos de otro. Es fre­cuen­te que, una vez pa­sa­dos los efec­tos, no se re­cuer­de na­da. LA VOZ

Las con­se­cuen­cias de­pen­den de la do­sis que se to­me y de la per­so­na que la to­me, pe­ro mien­tras es di­fí­cil que una per­so­na que uti­li­za ben­zo­dia­ce­pi­nas mue­ra co­mo con­se­cuen­cia de es­te abu­so, la es­co­po­la­mi­na sí pue­de pro­du­cir la muerte de una per­so­na, di­ce Pe­rei­ro. En el ám­bi­to po­li­cial es una dro­ga di­fí­cil de de­tec­tar, por­que se eli­mi­na muy rá­pi­da­men­te y cuan­do se ha­cen aná­li­sis no se per­ci­be.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.