Trump de­fien­de a su fis­cal pe­se a que tu­vo con­tac­tos con Ru­sia

Jeff Ses­sions se in­hi­be de la in­ves­ti­ga­ción so­bre la in­fluen­cia de Mos­cú en las elec­cio­nes de EE. UU.

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional - ADRIA­NA REY

«He de­ci­di­do in­hi­bir­me de in­ves­ti­ga­cio­nes exis­ten­tes o fu­tu­ras so­bre los asun­tos re­la­cio­na­dos con las cam­pa­ñas a la pre­si­den­cia de Es­ta­dos Uni­dos». Con es­tas pa­la­bras, el fis­cal ge­ne­ral de EE.UU., Jeff Ses­sions, ce­dió ayer ante la pre­sión des­pués de que se des­cu­brie­ra que se reunió en dos oca­sio­nes con el em­ba­ja­dor ru­so en Was­hing­ton, Ser­guei Kisl­yak, an­tes de las elec­cio­nes y cuan­do to­da­vía ac­tua­ba co­mo fiel ase­sor de Do­nald Trump en la cam­pa­ña elec­to­ral. La de­ci­sión del re­pu­bli­cano, ins­pi­ra­dor de la po­lí­ti­ca mi­gra­to­ria, lle­gó ape­nas una ho­ra des­pués de que el pre­si­den­te Trump ase­gu­ra­se te­ner con­fian­za total en el po­lé­mi­co fis­cal.

En una rue­da de pren­sa con­vo­ca­da de ur­gen­cia, Ses­sions di­jo que los con­tac­tos con el em­ba­ja­dor ru­so se pro­du­je­ron en el mar­co de su car­go co­mo se­na­dor de Ala­ba­ma y ne­gó que en ellos se hu­bie­sen tra­ta­do asun­tos de cam­pa­ña. Sin em­bar­go, su re­co­no­ci­mien­to ac­tual cho­ca con su re­tó­ri­ca pa­sa­da en el Se­na­do: «No tu­ve co­mu­ni­ca­cio­nes con los ru­sos», afir­mó ba­jo ju­ra­men­to el 10 de enero tras una pre­gun­ta del se­na­dor de­mó­cra­ta Al Fran­ken. «Mis res­pues­tas fue­ron ho­nes­tas y co­rrec­tas. Nun­ca tu­ve reunio­nes con ope­ra­ti­vos ru­sos acer­ca de la cam­pa­ña elec­to­ral», reite­ró ayer, man­te­nien­do su inocen­cia. Con­vie­ne re­cor­dar que co­mo fis­cal ge­ne­ral, Ses­sions es el je­fe del FBI, or­ga­ni­za­ción que es­tá in­ves­ti­gan­do los po­si­bles la­zos en­tre Trump y Ru­sia.

Pe­se al apo­yo de Trump, la pre- sión de más de me­dio cen­te­nar de con­gre­sis­tas de­mó­cra­tas y re­pu­bli­ca­nos fue cru­cial en el pa­so atrás de Ses­sions. Pe­sos pe­sa­dos de Ca­pi­tol Hill co­mo el lí­der de la ma­yo­ría re­pu­bli­ca­na en la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes, Ke­vin McCarthy, o el pre­si­den­te de la Co­mi­sión de Su­per­vi­sión y Re­for­ma Gu­ber­na­men­tal, Ja­son Chaf­fetz, no tu­vie­ron nin­gún ti­po de mi­ra­mien­to y tras las re­ve­la­cio­nes del Was­hing­ton Post, pi­die­ron al ex­se­na­dor que se apar­tar­se de la in­ves­ti­ga­ción so­bre Ru­sia. Mu­cho más allá fue­ron los de­mó­cra­tas: «El per­ju­rio es un cri­men y tie­ne con­se­cuen­cias», car­gó la lí­der de la mi­no­ría en el Con­gre­so, Nancy Pe­lo­si. Mien­tras, en el Se­na­do, Chuck Schu­mer pi­dió no so­lo la di­mi­sión de Ses­sions sino tam­bién el nom­bra­mien­to de un fis­cal es­pe­cial im­par­cial, pa­ra que con­duz­ca las in­ves­ti­ga­cio­nes so­bre Ru­sia y el en­torno del pre­si­den­te.

Las pis­tas de Oba­ma

Trump vuel­ve a es­tar en el ojo del hu­ra­cán y con Ru­sia, otra vez, co­mo te­lón de fon­do. Y es que no hay que ol­vi­dar que va­rios de sus ase­so­res más cer­ca­nos ya han caí­do por sus co­ne­xio­nes con el Krem­lin. Mi­chael Flynn di­mi­tió co­mo ase­sor de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal y Paul Ma­na­fort co­mo di­rec­tor de cam­pa­ña. Aho­ra, el má­xi­mo res­pon­sa­ble del De­par­ta­men­to de Jus­ti­cia del país se con­vier­te en el se­gun­do car­go de la Ad­mi­nis­tra­ción Trump que mien­te so­bre Mos­cú.

Di­chas in­for­ma­cio­nes fue­ron el re­sul­ta­do de las pis­tas que va­rios fun­cio­na­rios de la Ad­mi­nis­tra­ción Oba­ma die­ron a los me­dios. Así lo con­fir­ma­ron al­gu­nos de ellos a The New York Ti­mes: «Ha­bla­mos pa­ra ase­gu­rar una in­ves­ti­ga­ción ade­cua­da por el Con­gre­so», re­ve­la­ron. La in­for­ma­ción tam­bién pro­ven­dría de alia­dos es­ta­dou­ni­den­ses, co­mo Reino Uni­do y los Paí­ses Ba­jos. Mi­chael Cohen Car­ter Pa­ge Sep­tiem­bre

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.