Más con me­nos

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Economía - Ve­nan­cio Sal­ci­nes Es­cue­la de Fi­nan­zas

La re­cu­pe­ra­ción es­tá aquí, na­die la cues­tio­na. Lo que no es­tá tan cla­ro son los rit­mos de pe­ne­tra­ción en la so­cie­dad. Mien­tras nues­tro pro­duc­to in­te­rior bru­to (PIB) ba­te ré­cord de cre­ci­mien­to pa­ra una eco­no­mía desa­rro­lla­da, co­mo se su­po­ne que es la nues­tra, los ciu­da­da­nos se­gui­mos fue­ra de jue­go. Es evi­den­te que en al­gún pun­to nos es­ta­mos per­dien­do.

Pa­ra en­con­trar una res­pues­ta, de­be­mos avan­zar en un con­cep­to: de­sigual­dad. Y no que­dar­se en una lec­tu­ra de em­pre­sa­rios y tra­ba­ja­do­res, ese aná­li­sis se­ría de­ma­sia­do sim­ple. Una par­te de la so­cie­dad pa­só de pun­ti­llas por la cri­sis eco­nó­mi­ca. ¿Quié­nes? Em­pre­sas con fuer­te pre­sen­cia in­ter­na­cio­nal o de­ter­mi­na­dos sec­to­res co­mo, por ejem­plo, el tu­ris­mo del Me­di­te­rrá­neo. Mien­tras unas, en su su­per­vi­ven­cia, se iban mus­cu­lan­do, otras, qui­zás bas­tan­tes más, caían de­rro­ta­das. Y al de­rrum­bar­se, con­vir­tie­ron el des­em­pleo en una pla­ga mal­di­ta y, no so­lo eso, nos le­ga­ron una de­va­lua­ción com­pe­ti­ti­va, es de­cir, ti­ra­ron a las al­can­ta­ri­llas los cos­tes la­bo­ra­les.

Hoy, el país ya pro­du­ce a unos pa­rá­me­tros ade­cua­dos, prác­ti­ca­men­te co­mo en el 2008, y con dos mi­llo­nes me­nos de per­so­nas. Las em­pre­sas trac­to­ras de Es­pa­ña es­tán cre­cien­do a tra­vés de me­jo­ras de la pro­duc­ti­vi­dad y aque­llas que no son ca­pa­ces de me­jo­rar sus ra­tios de pro­duc­ción se es­tán apro­ve­chan­do de los ba­jos cos­tes la­bo­ra­les. Por lo tan­to, ne­ce­si­ta­mos que se ac­ti­ven los sec­to­res in­ten­si­vos en mano de obra pa­ra ten­sio­nar los sa­la­rios, pe­ro la ma­yo­ría de es­tos, co­mo el co­mer­cio o la cons­truc­ción, es­tán vin­cu­la­dos al con­su­mo fa­mi­liar, to­da­vía muy en­de­ble. Los ho­ga­res, es­pe­cial­men­te los del nor­te de Es­pa­ña, si­guen vien­do le­ja­na la re­cu­pe­ra­ción y, mien­tras es­to ocu­rra, se­gui­rán sien­do tí­mi­dos co­mo con­su­mi­do­res y agre­si­vos co­mo aho­rra­do­res. Si se con­so­li­da el mar­co de in­fla­ción mo­de­ra­da con ti­pos de in­te­rés ba­jos, es­tas tor­nas se da­rán la vuel­ta, ve­re­mos al aho­rris­ta sa­lir de com­pras. Se­rá un pa­so más, qui­zás el pa­so de­fi­ni­ti­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.