La es­ti­ba apla­za los pa­ros al cons­ta­tar que Fo­men­to no tie­ne apo­yos pa­ra su de­cre­to

Tra­tan de crear un cli­ma de «nor­ma­li­dad la­bo­ral» que ani­me al Go­bierno a ne­go­ciar

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Marítima - E. ABUÍN, E. SIL­VEI­RA, M. GA­GO

Maersk anun­cia que des­via­rá bar­cos y Mer­ca­do­na, in­quie­ta por el im­pac­to de la huel­ga

Eran mu­chas las vo­ces que pe­dían a los re­pre­sen­tan­tes sin­di­ca­les que se re­plan­tea­sen lo de la huel­ga de la es­ti­ba en los puer­tos. Pe­ti­cio­nes que pro­ve­nían des­de el Go­bierno. Por su­pues­to, des­de la pa­tro­nal. Tam­bién des­de dis­tin­tos sec­to­res eco­nó­mi­cos. Y, so­bre to­do, se es­cu­cha­ban des­de el PSOE, que al tiem­po que ma­ni­fes­ta­ba su dis­po­si­ción a vo­tar no en el Con­gre­so a la ho­ra de va­li­dar el real de­cre­to ley del Go­bierno pa­ra li­be­ra­li­zar la es­ti­ba, ro­ga­ba a los sin­di­ca­tos que re­nun­cia­sen a los pa­ros, pues, aun ad­mi­tien­do que es­tán en su per­fec­to de­re­cho a de­fen­der así sus pues­tos de tra­ba­jo, lo cier­to es que una huel­ga «non be­ne­fi­cia a nin­guén» y, por con­tra, po­dría en­tor­pe­cer la ne­go­cia­ción. Así lo ha­bía ex­pre­sa­do por la ma­ña­na el dipu­tado so­cia­lis­ta Ri­car­do García Mi­ra, que, jun­to a Pi­lar Can­ce­la, se reunió en A Coruña con es­ti­ba­do­res de to­da Ga­li­cia.

Con el apo­yo de Po­de­mos ya en el bol­si­llo y el res­pal­do de gru­pos mi­no­ri­ta­rios, ade­más del PSOE, el úl­ti­mo no al Go­bierno fue el del lí­der de Ciu­da­da­nos, Al­bert Rivera, re­pro­ban­do lo que de­fi­nió co­mo «de­cre­ta­zo» de la es­ti­ba —por­que «es un real de­cre­to no con­sen­sua­do»—, avan­zan­do su vo­to ne­ga­ti­vo en el Con­gre­so el 9 de mar­zo, e ins­tan­do al Go­bierno a abrir una ne­go­cia­ción pa­ra en­con­trar una en­con­trar en­tre to­dos una «so­lu­ción pa­cí­fi­ca» que evi­te las huel­gas y, so­bre to­do, los des­pi­dos. Fue el es­pal­da­ra­zo de­fi­ni­ti­vo. Así es que ayer por la tar­de los sin­di­ca­tos co­rres­pon­die­ron a los par­ti­dos po­lí­ti­cos anun­cian­do la sus­pen­sión de dos de los nue­ve días de pa­ro con­vo­ca­dos.

Con Fo­men­to sin apo­yos a su de­cre­to (que­ría con­va­li­dar­lo en el Con­gre­so el pró­xi­mo jue­ves), los es­ti­ba­do­res no ejer­ce­rán su de­re­cho a la huel­ga el 6 y el 8 de mar­zo, por­que creen que esa opo­si­ción total al de­cre­to «abre una nue­va opor­tu­ni­dad pa­ra el diá­lo­go y la ne­go­cia­ción» con el Go­bierno, según An­to­lín Go­ya, lí­der de La Coor­di­na­do­ra, sin­di­ca­to ma­yo­ri­ta­rio de la es­ti­ba.

Lo que tie­ne cla­ro la par­te so­cial es que no de­ja­rán pa­sar una nor­ma que ofre­ce «a los gru­pos fi­nan­cie­ros y es­pe­cu­la­do­res in­ter­na­cio­na­les, má­xi­mos ac­cio­nis­tas y pro­pie­ta­rios de las ter­mi­na­les es­pa­ño­las, la opor­tu­ni­dad de des­ha­cer­se de sus tra­ba­ja­do­res a cuen­ta del era­rio pú­bli­co y pre­ca­ri­zar el em­pleo», expone Go­ya.

De to­dos mo­dos, la huel­ga no es­tá des­con­vo­ca­da. Los pa­ros se

apla­zan has­ta des­pués de que la co­mi­sa­ria de Trans­por­tes ha­ble en Es­pa­ña la pró­xi­ma se­ma­na. Si­guen en pie las jor­na­das de los días 10, 13, 15, 17, 20, 22 y 24.

Mien­tras, las em­pre­sas se si­guen mo­vien­do. La na­vie­ra da­ne­sa Maersk ad­mi­tió que tie­ne un plan de con­tin­gen­cia pa­ra des­viar bu­ques a puer­tos al­ter­na­ti­vos de Eu­ro­pa y el Me­di­te­rrá­neo pa­ra mi­ni­mi­zar el im­pac­to de la huel­ga en sus ope­ra­cio­nes co­mer­cia­les. Su es­tra­te­gia pa­sa­ba por re­du­cir su pre­sen­cia en Al­ge­ci­ras, don­de sue­len des­car­gar los con­te­ne­do­res que pro­ce­den de Asia y Orien­te Me­dio, y po­ten­ciar otros puer­tos me­di­te­rrá­neos. La com­pa­ñía tam­bién ha di­se­ña­do pla­nes es­pe­cia­les pa­ra la mer­can­cía de im­por­ta­ción en Es­pa­ña y ad­vir­tió que los pa­ros ten­drán «gran im­pac­to» en los flu­jos de mer­can­cía.

Tam­bién Juan Roig, pre­si­den­te de Mer­ca­do­na, mos­tró ayer su in­quie­tud al dar por sen­ta­do la com­pa­ñía ten­drá «lío» si se ma­te­ria­li­za la huel­ga por­que ofre­ce la ma­yo­ría de sus ser­vi­cios des­de Va­len­cia, Bar­ce­lo­na y Se­vi­lla a Ca­na­rias y Ba­lea­res por bar­co.

El em­pre­sa­rio Vi­cen­te Bo­lu­da, del gru­po Bo­lu­da, acu­só a la Ad­mi­nis­tra­ción de no ha­ber «mo­vi­do un de­do» du­ran­te 4 años.

Reunión de los so­cia­lis­tas ga­lle­gos con los es­ti­ba­do­res.

ÁNGEL MAN­SO

Los dipu­tados Pi­lar Can­ce­la y García Mi­ra se ci­ta­ron en A Coruña con ope­ra­rios de los gran­des puer­tos del Es­ta­do en Ga­li­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.