La pa­tro­nal su­pe­di­ta la ga­ran­tía de em­pleo a te­ner ayu­das pú­bli­cas

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Marítima -

La ga­ran­tía de em­pleo de la que, según el mi­nis­tro de Fo­men­to, Íñi­go de la Ser­na, los em­pre­sa­rios ha­bían ha­bla­do «al­to y cla­ro», te­nía fra­ses di­chas en un tono ca­si inau­di­ble, pe­ro que ayer re­fle­ja­ron por es­cri­to en un co­mu­ni­ca­do con­jun­to de Anes­co (Aso­cia­ción Na­cio­nal de Em­pre­sas Es­ti­ba­do­ras y Con­sig­na­ta­rias): que pa­ra ello de­bía con­tar con ayu­das pú­bli­cas. La pa­tro­nal «con­si­de­ra in­dis­pen­sa­ble pa­ra con­ju­gar el com­pro­mi­so de con­ti­nui­dad en el em­pleo de to­dos los tra­ba­ja­do­res es­ti­ba­do­res, con la ne­ce­sa­ria igual­dad com­pe­ti­ti­va que de­ben te­ner las em­pre­sas ac­tua­les con los nue­vos ope­ra­do­res, que se ar­ti­cu­le un plan de re­for­ma del sec­tor de la es­ti­ba, pro­mo­vi­do por el Mi­nis­te­rio de Em­pleo, con do­ta­cio­nes de ayu­das pú­bli­cas».

Aho­ra bien, la di­vi­sión en la pa­tro­nal es evi­den­te, to­da vez que la Pla­ta­for­ma de In­ver­so­res en Puer­tos Es­pa­ño­les (PIPE) —que agru­pa a las prin­ci­pa­les em­pre­sas de la es­ti­ba—, se ma­ni­fes­tó ayer en con­tra de la su­bro­ga­ción del per­so­nal.

Co­mo los sin­di­ca­tos, Anes­co tam­bién ve que fal­ta en la me­sa un in­ter­lo­cu­tor cla­ve: el Go­bierno. En su co­mu­ni­ca­do ha­ce hin­ca­pié en que la bús­que­da de un acuer­do se es­tá res­trin­gien­do ex­clu­si­va­men­te a las ma­te­rias pro­pias de la ne­go­cia­ción co­lec­ti­va, un ám­bi­to des­de el que «di­fí­cil­men­te se pue­den en­con­trar to­das las so­lu­cio­nes».

A pe­sar de eso, los em­pre­sa­rios ape­la­ban tan­to al Go­bierno co­mo al res­to de los par­ti­dos po­lí­ti­cos a aca­tar, sin ma­yor di­la­ción, la sen­ten­cia del Tri­bu­nal de Jus­ti­cia de la UE. Ya no so­lo por las mul­tas a las que se expone Es­pa­ña, sino por la ne­ce­si­dad de las com­pa­ñías de mo­ver­se en te­rreno de la se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca, in­dis­pen­sa­ble en un sec­tor cla­ve pa­ra la eco­no­mía.

Ben­di­cio­nes de Eu­ro­pa

En esa he­ri­da hur­gó ayer con el de­do la co­mi­sa­ria de Trans­por­tes, Vio­le­ta Bulc, al ben­de­cir la re­for­ma de De la Ser­na en una mi­si­va re­mi­ti­da al pro­pio mi­nis­tro de Fo­men­to. Una epís­to­la en la que Bulc ade­lan­ta lo que po­si­ble­men­te ven­ga a de­cir el mar­tes en el Con­gre­so: que «una vez con­va­li­da­do el de­cre­to, y siem­pre que su esen­cia no ha­ya si­do al­te­ra­da du­ran­te la tra­mi­ta­ción, in­for­ma­rá al tri­bu­nal del cum­pli­mien­to de sus exi­gen­cias pa­ra pro­ce­der al cie­rre del ca­so y evi­tar así la mul­ta dia­ria im­pues­ta a Es­pa­ña».

To­do un alien­to el de la co­mi­sa­ria Bulc pa­ra Fo­men­to, cuan­do ya pla­nea­ba de­mo­rar unas se­ma­nas el de­ba­te en el Con­gre­so de la nor­ma, cu­ya vo­ta­ción es­tá ini­cial­men­te pre­vis­ta pa­ra el 9 de mar­zo. Esa fe­cha so­lo ga­ran­ti­za al Eje­cu­ti­vo que el su­yo se­ría el se­gun­do de­cre­to ley que no pa­sa­se el trá­mi­te de la con­va­li­da­ción par­la­men­ta­ria, al te­ner el no de to­da la opo­si­ción. Has­ta aho­ra, el úni­co que no su­peró ese pro­ce­so de 30 días fue uno im­pul­sa­do por el Go­bierno de Suá­rez en el 79.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.