Nues­tros su­cios pa­tios tra­se­ros

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Alta Definición - Cé­sar Rodríguez

Una bús­que­da en In­ter­net. El usua­rio te­clea Eu­ro­di­pu… Y el na­ve­ga­dor com­ple­ta la pa­la­bra, la acom­pa­ña de un primer ad­je­ti­vo de na­cio­na­li­dad, «po­la­co», y de un se­gun­do más con­tun­den­te, «ma­chis­ta». El mo­tor de Goo­gle no se equi­vo­ca. Ha iden­ti­fi­ca­do co­rrec­ta­men­te a uno de los gran­des pro­ta­go­nis­tas de la ac­tua­li­dad, el par­la­men­ta­rio ul­tra Ja­nusz Kor­win-Mik­ke, co­no­ci­do en la Eu­ro­cá­ma­ra por sus exa­brup­tos ra­cis­tas, se­xis­tas y an­ti­se­mi­tas.

El eu­ro­dipu­tado po­la­co se ga­nó el ca­li­fi­ca­ti­vo de ma­chis­ta por una in­ter­ven­ción delirante, una bu­rra­da que va con­tra el prin­ci­pio de igual­dad. Sos­tu­vo, pa­ja­ri­ta en cue­llo y bi­go­te en ris­tre, que las mu­je­res de­be­rían ga­nar me­nos di­ne­ro por­que son in­fe­rio­res a los hom­bres. Pro­vo­có un al­bo­ro­to que le ha he­cho tris­te­men­te fa­mo­so en to­da la Unión. Ca­si más que cuan­do hi­zo el sa­lu­do na­zi en Bru­se­las.

Más allá del es­cán­da­lo, con­vie­ne re­fle­xio­nar. La lle­ga­da de Trump al po­der ha nu­bla­do nues­tra per­cep­ción. Nos he­mos ol­vi­da­do de mi­rar den­tro de nues­tras fron­te­ras, en nues­tros pa­trios tra­se­ros. Alí pros­pe­ran sub­ma­ri­nos an­ti­de­mo­cra­cia que cre­cen y se­du­cen con una com­bi­na­ción de pos­ver­da­des, he­chos al­ter­na­ti­vos, me­dias ver­da­des, men­ti­ras fla­gran­tes, so­lu­cio­nes má­gi­cas y exal­ta­cio­nes iden­ti­ta­rias ne­ga­ti­vas. No hay me­jor ga­so­li­na pa­ra las ho­gue­ras del de­sen­can­to. es­tás co­ra­zón?,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.