Nin­ten­do Switch re­ci­bi­rá más de 60 jue­gos «in­dies» es­te año

La con­so­la sa­le hoy a la ven­ta en me­dio de gran ex­pec­ta­ción

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Alta Definición - JA­VIER AR­MES­TO

Las con­so­las de videojuegos tie­nen ci­clos de vi­da de al­re­de­dor de 6 años, an­tes de ser dis­con­ti­nua­das y dar pa­so a una nue­va ge­ne­ra­ción. Ac­tual­men­te es­ta­mos en la rec­ta fi­nal de la oc­ta­va —PS4, Xbox One— y Nin­ten­do da hoy el pis­to­le­ta­zo de sa­li­da a una nue­va eta­pa en es­te sec­tor del en­tre­te­ni­mien­to con el lan­za­mien­to de Switch. Es un acon­te­ci­mien­to his­tó­ri­co no so­lo por la gran ex­pec­ta­ción crea­da, sino por­que por pri­me­ra vez un dis­po­si­ti­vo de es­te ti­po fu­sio­na el jue­go de sa­lón (en la te­le­vi­sión) con el por­tá­til.

La com­pa­ñía ja­po­ne­sa ne­ce­si­ta­ba arries­gar pa­ra vol­ver a li­de­rar una in­dus­tria que re­vo­lu­cio­nó en el 2006 con la Wii y su in­no­va­dor sen­sor de mo­vi­mien­to. Su su­ce­so­ra, la Wii U, pe­se a avan­zar al­gu­nas de las so­lu­cio­nes que aho­ra he­re­da Switch —co­mo el man­do-ta­ble­ta que per­mi­tía ju- gar sin de­pen­der del te­le­vi­sor—, no pu­do re­pe­tir aquel éxi­to. En ello tam­bién tu­vo al­go que ver la au­sen­cia de un ca­tá­lo­go de jue­gos com­ple­to, es­pe­cial­men­te de tí­tu­los FPS (first per­son shoo­ter o dis­pa­ros en pri­me­ra per­so­na), así co­mo las li­mi­ta­cio­nes de la con­so­la pa­ra el jue­go on­li­ne.

Switch quie­re su­pe­rar esos obs­tácu­los des­de el primer año. Nin­ten­do ha anun­cia­do que an­tes de que aca­be el 2017 se ha­brán lan­za­do más de 60 jue­gos in­dies (in­de­pen­dien­tes) de ca­li­dad en la tien­da di­gi­tal de la con­so­la. La com­pa­ñía ja­po­ne­sa ha lle­ga­do a acuer­dos con es­tu­dios de to­do el mun­do, co­mo el sue­co Ima­ge & Form Ga­mes, que pre­pa­ra Stea­mWorld Dig 2, una aven­tu­ra mi­ne­ra de pla­ta­for­mas. Inti Crea­tes sa­ca­rá —ya el 9 de mar­zo— Blas­ter Mas­ter Ze­ro, se­gun­da par­te de un jue­go de combates en pai­sa­jes de cien­cia fic­ción. Poc­ket Rum­ble (de Chuc­kle­fish Ga­mes y Card­board Ro­bot Ga­mes), Mr. Shifty (tin­yBuild), Sha­ke­down Ha­waii (vB­lank), Gra­ce­ful Ex­plo­sion Ma­chi­ne (Ver­tex Pop), Tum­ble­seed (aeio­wu), The Es­ca­pists 2 (Team17), King­dom: Two Crowns (Raw Fury y Noio) y Flip­ping Death (Zoink Ga­mes) son otros de los tí­tu­los con­fir­ma­dos.

A ellos se unen los clá­si­cos de Nin­ten­do, des­de sus per­so­na­jes más icó­ni­cos co­mo Ma­rio y Link —el hé­roe de Zel­da, que vuel­ve con una nue­va en­tre­ga ca­li­fi­ca­da por la crí­ti­ca de obra maes­tra, Breath of the Wild— a esos mi­ni­jue­gos pen­sa­dos pa­ra la di­ver­sión en fa­mi­lia o en­tre ami­gos y que son una de las se­ñas de iden­ti­dad de la com­pa­ñía ni­po­na. 1-2-Switch, una com­pi­la­ción de vein­tio­cho alo­ca­dos re­tos a dúo, sa­ca par­ti­do de la avan­za­da tec­no­lo­gía de los man­dos Joy-Con, ca­pa­ces de si­mu­lar la sen­sa­ción de unas ca­ni­cas cho­can­do en el in­te­rior de una ca­ja o de iden­ti­fi­car for­mas, mo­vi­mien­tos y dis­tan­cias de los ob­je­tos me­dian­te una cá­ma­ra de in­fra­rro­jos. Switch pue­de sa­car­se de su ba­se pa­ra ju­gar con ella en cual­quier par­te.

El gol­pe de­fi­ni­ti­vo en la es­tra­te­gia de Nin­ten­do se­ría la lle­ga­da a la con­so­la de un Call of Duty, el rey de los FPS; al­go que ya ocu­rrió con la Wii pe­ro que en es­ta oca­sión, jus­to an­tes de la cam­pa­ña na­vi­de­ña —se es­pe­cu­la con que el lan­za­mien­to se­ría en oto­ño— y con la po­si­bi­li­dad de ju­gar en mo­do por­tá­til, dis­pa­ra­ría las ven­tas.

Fren­te a una Xbox One que ha per­di­do la úl­ti­ma gue­rra de las con­so­las y una PS4 que ya ha

com­ple­ta­do su ci­clo (in­clu­yen­do un mi­llón de sis­te­mas VR ven­di­dos), Switch ofre­ce múl­ti­ples ex­pe­rien­cias de en­tre­te­ni­mien­to. Se pue­de sos­te­ner ca­da Joy-Con en una mano, o bien pa­sar­le uno a un com­pa­ñe­ro y em­pe­zar a ju­gar en mo­do mul­ti­ju­ga­dor en la te­le o en la pan­ta­lla de la con­so­la, gra­cias al mo­do ta­ble­top.Y si nos va­mos de ca­sa, bas­ta aco­plar­le los man­dos, sa­car­la de su ba­se y la par­ti­da se­gui­rá sin in­te­rrup­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.