23 años, sex­to tu­mor

Se ra­pó la ca­be­za en el es­ca­pa­ra­te de una tien­da pa­ra res­tar im­por­tan­cia a la pér­di­da de pe­lo

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Portada - DO­LO­RES CE­LA

«No soy la úni­ca a la que le pa­sa es­to. So­mos mu­chas y real­men­te so­lo es un po­co de pe­lo»

Pa­ra Miriam Váz­quez Pérez, una lu­cen­se de 23 años, que afron­ta la quin­ta re­caí­da de un sar­co­ma de Ewing, que le diag­nos­ti­ca­ron a los 14 años en una pier­na, per­der el pe­lo no es nin­gu­na tra­ge­dia. «La vi­da es ma­ra­vi­llo­sa. El pe­lo se cae, pe­ro den­tro de unos me­ses vuel­ve a na­cer, lo im­por­tan­te son otras co­sas», con­fe­só des­pués de que la ra­pa­ran sus ami­gas en un es­ca­pa­ra­te de la ca­lle San Mar­cos, una de las más cén­tri­cas de Lu­go. La pues­ta en es­ce­na, con la que pre­ten­día des­mi­ti­fi­car es­te mo­men­to, que pa­ra la ma­yor par­te de los afec­ta­dos, so­bre to­do mu­je­res, su­po­ne un mal tra­go, fue quin­ce días des­pués de que ini­cia­ra su sex­to tra­ta­mien­to con qui­mio­te­ra­pia y de que em­pe­za­ran a sol­tár­se­le me­cho­nes de pe­lo.

Miriam Váz­quez, que por su di­la­ta­da ex­pe­rien­cia sa­be de lo que ha­bla, de­ci­dió com­par­tir pú­bli­ca­men­te es­te mo­men­to y lo hi­zo con la am­plia son­ri­sa que la acom­pa­ña en to­do mo­men­to y que es el sím­bo­lo de la aso­cia­ción a la que per­te­ne­ce, So­mos Uni­dos por el Cán­cer.

«Quie­ro de­mos­trar que hay mi­les de co­sas mu­cho más im­por­tan­tes y de­jar cons­tan­cia de que, aun­que la gen­te nos vea di­fe­ren­tes sin pe­lo, por­que ob­via­men­te cam­bia­mos de look, so­mos las mis­mas per­so­nas».

A la jo­ven lu­cen­se, que se lla­ma a sí mis­ma Mís­ter Po­ta­to por las par­tes del cuer­po que le han ex­traí­do o le han cam­bia­do de si­tio en los nue­ve años que lle­va con­vi­vien­do con la en­fer­me­dad, le diag­nos­ti­ca­ron una re­ci­di­va a fi­na­les de enero.

«So­lo es un po­co de pe­lo»

Miriam Váz­quez es­cri­be en el blog que­da mu­cha vi­da.blogs­pot, en el que re­la­ta su pro­lon­ga­da ex­pe­rien­cia de con­vi­ven­cia con la en­fer­me­dad. «Te­nía mu­chas ga­nas de ra­par­me y de gra­bar­lo pa­ra que la gen­te que me si­gue en las re­des so­cia­les se­pa real­men­te có­mo es el cán­cer», con­fe­só. «Pe­ro —aña­dió— jus­to el mar­tes di­je: quie­ro ha­cer al­go pa­ra que se­pa to­do el mun­do que no soy la úni­ca a la que le pa­sa es­to. So­mos mu­chas y real­men­te so­lo es un po­co de pe­lo».

Ini­cial­men­te te­nía pre­vis­to ra­par­se la ca­be­za en la ca­lle, pe­ro fi­nal­men­te op­tó por el es­ca­pa­ra­te de la tien­da de ro­pa in­fan­til que le brin­dó una ami­ga su­ya. De­trás del cris­tal se cor­tó las co­le­tas en las que lle­va­ba re­co­gi­do el pe­lo, que se ti­ñó ha­ce unos días de co­lor azul. Tres ami­gas su­yas la acom­pa­ña­ron en es­te mo­men­to y una de ellas le pa­só la ma­qui­ni­lla con la que le ra­su­ra­ron la ca­be­za.

Des­de la ca­lle se­guían los mo­vi­mien­tos de Miriam Váz­quez y de sus ami­gas los pa­dres de la jo­ven, di­rec­ti­vos de la aso­cia­ción So­mos Uni­dos por el Cán­cer y per­so­nas que pa­sa­ban en aque­llos mo­men­tos por la ca­lle y que pre­gun­ta­ban qué era lo que es­ta­ba ocu­rrien­do. Al­gu­na mu­jer que ha­bía pa­sa­do por es­ta ex­pe­rien­cia le trans­mi­tió áni­mos. «Yo tam­bién he pa­sa­do por ello y ya ves, vuel­vo a te­ner pe­lo, so­lo que an­tes era ri­za­do y aho­ra li­so. De es­to ha­ce un año», le di­jo. «Las mu­je­res so­mos gua­pas con pe­lo y sin pe­lo», aña­dió.

Ac­ti­tud po­si­ti­va

La jo­ven de­mues­tra una ac­ti­tud muy po­si­ti­va fren­te a la en­fer­me­dad. Des­pués de que le diag­nos­ti­ca­ran la quin­ta re­ci­di­va con­fe­só que no se iba a re­ple­gar. «No lo hi­ce —di­jo— en las cin­co oca­sio­nes an­te­rio­res y la sex­ta no va a ser di­fe­ren­te». «Soy rea­lis­ta y sé que es una en­fer­me­dad que tie­ne un pro­ce­so lar­go y di­fí­cil, pe­ro hay que to­mar­lo con ga­nas, y en eso es­toy», con­fe­só.

Ó. C.

Miriam Váz­quez aca­ba de ini­ciar otro ci­clo de qui­mio­te­ra­pia y se ha ra­pa­do en pú­bli­co pa­ra qui­tar­le hie­rro a la pér­di­da de pe­lo.

ÓS­CAR CE­LA

La jo­ven, de 23 años y que ha ini­cia­do un ci­clo de qui­mio­te­ra­pia por sex­ta vez, an­tes y des­pués de cor­tar­se el pe­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.