El prin­ci­pal ór­gano con­sul­ti­vo ca­ta­lán con­fir­ma que el re­fe­ren­do se­ría ile­gal

Ad­vier­te que la par­ti­da pre­su­pues­ta­ria pre­vis­ta pa­ra la con­sul­ta es in­cons­ti­tu­cio­nal

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España - CRIS­TIAN REINO

La ho­ja de ru­ta in­de­pen­den­tis­ta re­ci­bió ayer un so­be­rano varapalo. El re­vés en es­ta oca­sión no lle­gó de la mano del Con­se­jo de Mi­nis­tros ni de una re­so­lu­ción del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal, sino de un or­ga­nis­mo de la Ge­ne­ra­li­tat. El Con­se­jo de Ga­ran­tías Es­ta­tu­ta­rias, lo más pa­re­ci­do a un tri­bu­nal cons­ti­tu­cio­nal ca­ta­lán, ad­vir­tió a Car­les Puig­de­mont de que el re­fe­ren­do es in­cons­ti­tu­cio­nal y la re­fe­ren­cia con­cre­ta al mis­mo que el Go­bierno ca­ta­lán ha in­clui­do en los pre­su­pues­tos del 2017 va con­tra la Car­ta Mag­na y con­tra el pro­pio Es­ta­tu­to de Au­to­no­mía de Ca­ta­lu­ña.

Se tra­ta de una de las dis­po­si­cio­nes adi­cio­na­les del pro­yec­to de cuen­tas pú­bli­cas, que pro­cla­ma que «el Go­bierno, den­tro de las dis­po­ni­bi­li­da­des pre­su­pues­ta­rias pa­ra 2017, de­be ha­bi­li­tar las par­ti­das pa­ra ga­ran­ti­zar los re­cur­sos ne­ce­sa­rios en ma­te­ria de or­ga­ni­za­ción y ges­tión pa­ra ha­cer fren­te al pro­ce­so re­fren­da­rio sobre el futuro po­lí­ti­co de Ca­ta­lu­ña en el mar­co de la le­gis­la­ción vi­gen­te en el mo­men­to de su con­vo­ca­to­ria». Un tex­to, con el que el Eje­cu­ti­vo ca­ta­lán hi­zo más di­ge­ri­bles sus cuen­tas pa­ra la CUP, que exi­gía par­ti­das es­pe­cí­fi­cas pa­ra la con­sul­ta se­ce­sio­nis­ta, pe­ro que a jui­cio del Con­se­jo de Ga­ran­tías in­cum­ple el Es­ta­tu­to y la Cons­ti­tu­ción.

Los dic­tá­me­nes de la en­ti­dad con­sul­ti­va, cu­ya fun­ción es ve­lar por que las le­yes que im­pul­san la Ge­ne­ra­li­tat y la Cá­ma­ra ca­ta­la­na se ade­cúen al Es­ta­tu­to y a la Cons­ti­tu­ción, no son vin­cu­lan­tes, aun­que son de ca­la­do po­lí­ti­co y más aún en es­te ca­so en que el ór­gano de la Ge­ne­ra­li­tat cues­tio­na la ley de pre­su­pues­tos, una de las más im­por-

tan­tes de cual­quier go­bierno. El Con­se­jo de Ga­ran­tías se ha pro­nun­cia­do des­pués de que Ciu­da­da­nos, PP y el PSC lo so­li­ci­ta­ran, al en­ten­der que la Con­se­je­ría de Eco­no­mía, di­ri­gi­da por Oriol Jun­que­ras, se ex­tra­li­mi­ta­ba en sus atri­bu­cio­nes.

Al or­ga­nis­mo, com­pues­to por nue­ve con­se­je­ros, seis a pro­pues­ta del Par­la­men­to ca­ta­lán y tres por par­te del Eje­cu­ti­vo au­to­nó­mi­co, no se le pue­de acu­sar de ser pro­cli­ves a las te­sis es­pa­ño­lis­tas, y de he­cho sus in­for­mes nun­ca han es­ta­do en cues­tión. Pe­ro en es­ta oca­sión ha se­ña­la­do que la dis­po­si­ción adi­cio­nal re­fe­ri­da al re­fe­ren­do «no su­pera el test de ade­cua­ción cons­ti­tu­cio­nal y es­ta­tu­ta­ria».

En la me­di­da en que el re­fe­ren­do es­tá fue­ra de las com­pe­ten­cias de la Ge­ne­ra­li­tat, se­gún re­cuer­da el cons­ti­tu­cio­nal ca­ta­lán, «los pre­su­pues­tos no pue­den

pre­ver, aun­que sea en for­ma con­di­cio­nal o po­ten­cial, dis­po­si­cio­nes nor­ma­ti­vas en re­la­ción con com­pe­ten­cias o fa­cul­ta­des que no le son pro­pias» al Go­bierno au­to­nó­mi­co. Avi­sa asi­mis­mo a Puig­de­mont y Jun­que­ras de que el «po­der le­gis­la­ti­vo pre­su­pues­ta­rio no es un po­der li­bre, sino que de­be res­pon­der al mo­de­lo de re­par­to de com­pe­ten­cias que de­li­mi­tan la Cons­ti­tu­ción y el Es­ta­tu­to».

Di­ne­ro pa­ra con­sul­tas

En cam­bio, el Con­se­jo de Ga­ran­tías no ve pro­ble­mas en los 5,8 mi­llo­nes de eu­ros de gas­to asig­na­dos en las cuen­tas pa­ra «pro­ce­sos elec­to­ra­les y con­sul­tas ciu­da­da­nas». Una par­ti­da que la opo­si­ción cree que tam­bién es­tá des­ti­na­da a la con­sul­ta jun­to con un fon­do de con­tin­gen­cia de 330 mi­llo­nes, que Jun­que­ras in­clu­yó co­mo in­ver­sión oculta

pa­ra el re­fe­ren­do, pe­ro dis­fra­za­da con otro nom­bre pa­ra que no fue­ra im­pug­na­ble.

A pe­sar de la con­tun­den­cia de la re­so­lu­ción del or­ga­nis­mo au­to­nó­mi­co, la Ge­ne­ra­li­tat ni se in­mu­tó y ex­pre­só que el dic­ta­men no va­ría sus pla­nes. «Con­vo­ca­ré el re­fe­rén­dum», afir­mó el pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat. «La par­ti­da eco­nó­mi­ca con el di­ne­ro re­ser­va­do pa­ra ha­cer el re­fe­rén­dum es­tá per­fec­ta­men­te ava­la­da; por tan­to, el re­fe­rén­dum se ha­rá», avi­só.

El Eje­cu­ti­vo ca­ta­lán tie­ne que de­ci­dir si res­pe­ta la re­co­men­da­ción del Con­se­jo Con­sul­ti­vo o ti­ra por la calle del me­dio, con el ries­go de ser­vir en ban­de­ja la im­pug­na­ción de los par­ti­dos de la opo­si­ción y la pos­te­rior sus­pen­sión por par­te del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal de la par­te re­fe­ri­da de los pre­su­pues­tos de la co­mu­ni­dad au­tó­no­ma.

R. TOWNSEND EFE

Puig­de­mont vi­si­tó ayer en la lo­ca­li­dad ge­run­den­se de Olot el es­tu­dio de Ra­fael Aran­da (iz­quier­da), Ra­mon Vi­lal­ta y Car­me Pi­gem (de­re­cha), ga­na­do­res del pre­mio Pritz­ker, el no­bel de ar­qui­tec­tu­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.