La som­bra de Mos­cú aco­rra­la a Trump

El yerno del pre­si­den­te se ci­tó con di­plo­má­ti­cos de Pu­tin en su do­mi­ci­lio de Nue­va York

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional - ADRIA­NA REY

Las ex­pli­ca­cio­nes de Jeff Ses­sions si­guen sin con­ven­cer no so­lo a los de­mó­cra­tas, que exi­gie­ron su di­mi­sión por men­tir sobre las reunio­nes que man­tu­vo con el em­ba­ja­dor ru­so en Washington, Ser­gey Kisl­yak, sino tam­bién a quie­nes den­tro del Par­ti­do Re­pu­bli­cano pi­die­ron al fis­cal ge­ne­ral que se in­hi­bie­se de la in­ves­ti­ga­ción sobre los lazos ru­sos. Y es que la som­bra del Krem­lin si­gue pro­vo­can­do im­por­tan­tes fi­su­ras en­tre la Ca­sa Blan­ca y las fi­las re­pu­bli­ca­nas, don­de mu­chos te­men que las in­ves­ti­ga­cio­nes aca­ben co­lo­can­do a Do­nald Trump al bor­de del pre­ci­pi­cio. «Es inex­pli­ca­ble có­mo tan­ta gen­te tu­vo tan­tas reunio­nes con tan­tos ru­sos y to­dos ol­vi­da­ron in­for­mar sobre ello», car­ga­ron en NBC.

En las úl­ti­mas ho­ras, otro de los pe­sos pe­sa­dos de la nue­va Ad­mi­nis­tra­ción ha pa­sa­do a en­gro­sar la lis­ta de per­so­nas que se vie­ron con Kisl­yak. Se tra­ta na­da me­nos que de Ja­red Kush­ner, yerno y leal ase­sor del pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, quien se ci­tó con el em­ba­ja­dor en pleno pro­ce­so de tran­si­ción y en el en­ton­ces cuar­tel ge­ne­ral del pre­si­den­te en Nue­va York, la To­rre Trump.

En di­cho en­cuen­tro tam­bién par­ti­ci­pó Mi­chael Flynn, quien re­cien­te­men­te di­mi­tió por sus con­tac­tos con el Krem­lin. La ma­ra­ña de in­te­rro­gan­tes al res­pec­to es­tán sien­do abor­da­dos des­de al me­nos tres in­ves­ti­ga­cio­nes del FBI y otras cin­co en el Con­gre­so, pues­tas en mar­cha des­de que las agen­cias de in­te­li­gen­cia de Es­ta­dos Uni­dos con­clu­ye­ron que Ru­sia in­ter­fi­rió en las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les.

Boen­te asu­me la in­ves­ti­ga­ción

Aho­ra, y tras el pa­so atrás de Ses­sions, su nú­me­ro dos, Da­na Boen­te, ha asu­mi­do de ma­ne­ra tem­po­ral la di­rec­ción de di­chas in­ves­ti­ga­cio­nes, has­ta que sea el fis­cal Rod Ro­sens­tein, quien sus- ti­tu­ya de ma­ne­ra de­fi­ni­ti­va al ex­se­na­dor de Ala­ba­ma en las pes­qui­sas ru­sas. Su con­fir­ma­ción po­dría lle­gar el pró­xi­mo mar­tes.

Los de­mó­cra­tas, mien­tras tan­to, si­guen po­nien­do el de­do en la lla­ga. «Con su re­cu­sa­ción, Jeff Ses­sions ha ad­mi­ti­do que al­go es­ta­ba mal», di­jo ayer la lí­der de la mi­no­ría en el Con­gre­so, Nancy Pe­lo­si. «Bill Clin­ton su­frió un im­peach­ment por mu­cho me­nos», re­cor­dó en un in­ten­to de in­cre­men­tar la pre­sión sobre la Ca­sa Blan­ca. Su es­tra­te­gia ob­tu­vo la res­pues­ta in­me­dia­ta de Do­nald Trump quien en un in­ten­to de des­viar la aten­ción pu­bli­có una fo­to­gra­fía de Vla­di­mir Pu­tin y el lí­der de­mó­cra­ta en el Se­na­do, Chuck Schu­mer, jun­tos. «De­be­ría­mos de co­men­zar una in­ves­ti­ga­ción in­me­dia­ta sobre Schu­mer y sus lazos con Ru­sia y Pu­tin ¡Hi­pó­cri­ta to­tal!», se mo­fó el re­pu­bli­cano en las re­des so­cia­les tras de­nun­ciar, co­mo los ru­sos, «una ca­za de bru­jas».

Pen­ce, tam­bién «hac­kea­do»

En me­dio del tu­mul­to, la po­lé­mi­ca tam­bién ha gol­pea­do al vi­ce­pre­si­den­te, Mi­ke Pen­ce, tras co­no­cer que uti­li­zó una cuen­ta de co­rreo elec­tró­ni­co per­so­nal pa­ra tra­tar asun­tos de se­gu­ri­dad na­cio­nal, cuan­do era gobernador de In­dia­na, una acu­sa­ción si­mi­lar a la su­fri­da por Hi­llary Clin­ton du­ran­te la cam­pa­ña elec­to­ral. El dia­rio In­dia­na­po­lis Star tu­vo ac­ce­so a 29 pá­gi­nas de emails en­tre Pen­ce y ase­so­res de pri­mer ni­vel y aler­tó ade­más de que su cuen­ta fue víc­ti­ma de ata­ques ci­ber­né­ti­cos en el 2016.

Pen­ce fue uno de los gran­des crí­ti­cos con Clin­ton por ha­ber uti­li­za­do su co­rreo per­so­nal pa­ra tra­tar in­for­ma­ción cla­si­fi­ca­da mien­tras era se­cre­ta­ria de Es­ta­do. Es­te es­cán­da­lo las­tró su can­di­da­tu­ra y pro­vo­có un fuer­te es­cru­ti­nio por par­te del FBI que lle­vó al Bu­ró a in­ves­ti­gar co­rreos re­la­cio­na­dos con la de­mó­cra­ta a tan so­lo 11 días de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les.

J. ERNST REUTERS

Kush­ner, sus hi­jos e Ivan­ka, en el he­li­cóp­te­ro pre­si­den­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.