Ma­du­ro obli­ga a los 63 par­ti­dos a re­no­var sus apo­yos en 8 se­ma­nas

Ame­na­za con ile­ga­li­zar a los opo­si­to­res, co­mo hi­zo Ni­ca­ra­gua

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional - PE­DRO GAR­CÍA OTERO

El es­ce­na­rio de unas «elec­cio­nes a la ni­ca­ra­güen­se» que tan­to te­me la opo­si­ción ve­ne­zo­la­na pue­de con­cre­tar­se a par­tir de hoy, cuan­do du­ran­te ocho fi­nes de se­ma­na con­se­cu­ti­vos, y por or­den del Tri­bu­nal Su­pre­mo, 63 par­ti­dos po­lí­ti­cos del país sud­ame­ri­cano (in­clu­yen­do los his­tó­ri­cos Ac­ción De­mo­crá­ti­ca, que go­ber­nó du­ran­te 28 años no con­se­cu­ti­vos, y el Par­ti­do Co­mu­nis­ta, el pri­me­ro del si­glo XX) de­ben «re­no­var» su mi­li­tan­cia an­te el con­trol del Con­se­jo Na­cio­nal Elec­to­ral. Pa­ra ello, el or­ga­nis­mo creó una me­to­do­lo­gía tan com­pli­ca­da que en la prác­ti­ca, han se­ña­la­do los par­ti­dos y ana­lis­tas, que bus­ca in­ha­bi­li­tar­los.

La lis­ta in­clu­ye a to­dos aque­llos par­ti­dos que no han par­ti­ci­pa­do en los dos úl­ti­mos pro­ce­sos elec­to­ra­les por ha­ber­se agru­pa­do ba­jo la tar­je­ta de la Me­sa de la Uni­dad De­mo­crá­ti­ca (MUD), así co­mo a cin­co afi­nes al cha­vis­mo» (in­clui­do el Co­mu­nis­ta) que no lo­gra­ron el 1 % de los vo­tos.

De los lea­les al Go­bierno de Ma­du­ro, tan­to el Co­mu­nis­ta co­mo Re­des han anun­cia­do ya que no irán al pro­ce­so, que con­sis­te en que al me­nos 0,5 % del pa­drón elec­to­ral de 12 es­ta­dos acre­di­te an­te las ofi­ci­nas del CNE en ca­da re­gión su vo­lun­tad de que ese par­ti­do exis­ta. Pa­ra ello, se­ña­lan los opo­si­to­res, se han ha­bi­li­ta­do tan po­cos pun­tos y días pa­ra re­co­ger las fir­mas que lo­grar la ci­fra es «ca­si im­po­si­ble», se­ña­ló la dipu­tada Ma­nue­la Bo­lí­var, de Vo­lun­tad Po­pu­lar, el par­ti­do de Leo­pol­do Ló­pez, que cree que el Go­bierno, a tra­vés del vi­ce­pre­si­den­te Ta­reck El Ais­sa­mi, pre­ten­de ile­ga­li­zar­lo vin­cu­lán­do­lo con un su­pues­to in­ten­to de gol­pe.

Eu­ge­nio Mar­tí­nez, uno de los ana­lis­tas elec­to­ra­les más repu­tados del país, sos­tie­ne que el pro­ce­so no tie­ne nin­gún con­trol ex­terno y de­pen­de de la bue­na fe del CNE, que es­tá en du­da des­de oc­tu­bre, cuan­do, ba­sán­do­se en de­ci­sio­nes de tri­bu­na­les pe­na­les de pri­me­ra ins­tan­cia que afir­ma­ron que exis­tía «po­si­bi­li­dad de frau­de» en la re­co­lec­ción de fir­mas de la opo­si­ción pa­ra el re­fe­ren­do re­vo­ca­to­rio con­tra Ma­du­ro, sus­pen­die­ron el ple­bis­ci­to, con­tem­pla­do en la Cons­ti­tu­ción.

Y aun­que la tar­je­ta de la Me­sa de la Uni­dad sí es­tá vi­gen­te, sobre ella pen­de una de­man­da por esa su­pues­ta irre­gu­la­ri­dad, que po­dría de­jar a to­da la opo­si­ción sin re­pre­sen­ta­ción si el Su­pre­mo de­ci­de su ile­ga­li­za­ción.

La MUD ha­bía afir­ma­do que to­ma­ría una de­ci­sión en conjunto sobre si par­ti­ci­par o no en la re­no­va­ción pe­ro, a po­cas ho­ras del ini­cio de la mis­ma y apa­ren­te­men­te, ca­da par­ti­do de­ci­di­rá si bus­ca las fir­mas o no. Los gran­des, co­mo la pro­pia AD, VP y Pri­me­ro Jus­ti­cia, ya han afir­ma­do que lo in­ten­ta­rán, mien­tras otros par­ti­dos, pe­que­ños pe­ro his­tó­ri­cos, co­mo la Cau­sa R, de iz­quier­da, o el so­cial­cris­tiano Co­pei (que go­ber­nó a Ve­ne­zue­la du­ran­te diez años), ya han ad­ver­ti­do que no lo ha­rán.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.