Tram­pas y un pe­rro pa­ra lu­char con­tra la in­va­sión de los ma­pa­ches en el Mi­ño

La Xun­ta con­tra­ta­rá una em­pre­sa pa­ra que erra­di­que es­ta es­pe­cie del río y sus afluen­tes

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Sociedad - DO­LO­RES CELA

y nue­ve ejem­pla­res de ma­pa­che fue­ron cap­tu­ra­dos en el río Mi­ño en las cam­pa­ñas pa­ra la erra­di­ca­ción de es­ta es­pe­cie in­va­so­ra, rea­li­za­das du­ran­te los años 2013 y 2014. Sin em­bar­go, el ob­je­ti­vo de aca­bar con el ma­mí­fe­ro, pro­ce­den­te de Amé­ri­ca del Nor­te y que tie­ne una gran ca­pa­ci­dad co­lo­ni­za­do­ra, no se ha lo­gra­do. La Xun­ta sa­có a con­cur­so la con­tra­ta­ción nue­va­men­te de un ser­vi­cio de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas, jun­to con la de otras especies in­va­so­ras. Des­ti­nó más de 300.000 eu­ros.

La cam­pa­ña del ma­pa­che abar­ca­rá los ríos Mi­ño, Par­ga, La­dra, Tá­mo­ga, Eu­me, Tam­bre y los en­tor­nos de Ou­tei­ro de Rei, Mon­fe­ro y Teo. El pla­zo pa­ra op­tar a es­te con­cur­so fi­na­li­za el pró­xi­mo día 13.

En los años 2013 y 2014 la ac­tua­ción en el río Mi­ño la lle­vó a ca­bo la em­pre­sa Con­sul­to­res en Ini­cia­ti­vas Am­bien­ta­les, de la que es res­pon­sa­ble el bió­lo­go Jor­ge Fer­nán­dez Lay­na. Pri­me­ra­men­te tra­ba­jó pa­ra el par­que zoo­ló­gi­co Mar­ce­lle, del que se fu­ga­ron va­rios ejem­pla­res du­ran­te una ci­clo­gé­ne­sis. Des­pués, es­ta mis­ma com­pa­ñía tra­ba­jó pa­ra la Xun­ta. Uti­li­zó tram­pas y un pe­rro adies­tra­do es­pe­cial­men­te pa­ra ras­trear ma­pa­ches.

Se­gún Fer­nán­dez Lay­na, los ejem­pla­res que es­tán in­va­dien­do el Mi­ño no so­lo pro­ce­den de la fu­ga del zoo­ló­gi­co, sino tam­bién con­tran­do», se­ña­ló Fer­nán­dez Lay­na. «He­mos mar­ca­do ejem­pla­res con GPS en To­le­do y he­mos com­pro­ba­do que son gran­des via­je­ros. El ma­yor des­pla­za­mien­to del que te­ne­mos cons­tan­cia es el de un ejem­plar ale­mán que en va­rios me­ses re­co­rrió 280 ki­ló­me­tros».

Gran­des pro­crea­do­res

Los ma­pa­ches o Proc­yon lo­to L se re­pro­du­cen una vez al año y ca­da ca­ma­da es de en­tre seis y ocho crías. En el Mi­ño, se­gún Fer­nán­dez Lay­na, no exis­te nin­gún de­pre­da­dor que pue­da fre­nar su cre­ci­mien­to.

En las cam­pa­ñas cap­tu­ran a los ejem­pla­res con jau­las en las que han in­tro­du­ci­do ce­bos. Los lo­ca­li­zan con un pe­rro y cá­ma­ras de vi­sión noc­tur­na. Los ani­ma­les son tras­la­da­dos a los cen­tros de la Xun­ta que es­tán ha­bi­li­ta­dos pa­ra ello y se sa­cri­fi­can, tal y co­mo es­ti­pu­la la ley. An­tes de ellos rea­li­zan un es­tu­dio sobre el se­xo, si es hem­bra com­prue­ban si es­tá pre­ña­do o a pa­ri­do. Es­ta in­for­ma­ción sir­ve en pos­te­rio­res cam­pa­ñas de tram­peo pa­ra la erra­di­ca­ción de es­ta es­pe­cie in­va­so­ra.

Fe­bre­ro es un buen mes pa­ra las cap­tu­ras por­que las hem­bras es­tán pre­ña­das y con­su­men una gran can­ti­dad de ali­men­to. A prin­ci­pios de abril pa­ren y es más com­pli­ca­do lo­ca­li­zar las ca­ma­das por­que se des­pla­zan po­co. Dos me­ses des­pués vuel­ve a ser una eta­pa bue­na pa­ra ca­zar­los por­que las crías sa­len del ni­do, se mue­ven.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.