El Go­bierno es­tá dis­pues­to a re­tra­sar la vo­ta­ción del de­cre­to de la estiba

Fo­men­to fi­ja ser­vi­cios mí­ni­mos del 100 % pa­ra mer­can­cías pe­re­ce­de­ras y pe­li­gro­sas

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Marítima -

«Con­ver­sa­cio­nes sí, mu­chas; co­sas se­rias, no». Los te­lé­fo­nos de Fo­men­to, Em­pleo, Anes­co y sin­di­ca­tos echa­ban ayer hu­mo, pe­ro en nin­gu­na de esas se­ña­les se leía acer­ca­mien­to al­guno en el con­flic­to de la estiba a cuen­ta de la apro­ba­ción del real de­cre­to ley que la li­be­ra­li­za. Ernesto Gó­mez, ne­go­cia­dor por CC. OO., re­cor­dó que no hay fe­cha pa­ra un nuevo en­cuen­tro en­tre sin­di­ca­tos y pa­tro­nal. Es­ta to­da­vía no ha pues­to sobre la me­sa las ci­fras de las ne­ce­si­da­des de per­so­nal puer­to a puer­to: «El mis­mo me­dia­dor [el pre­si­den­te del Con­se­jo Eco­nó­mi­co y So­cial (CES), Mar­cos Pe­ña] di­jo que no po­nía fe­cha has­ta te­ner ese do­cu­men­to», se­ña­ló.

Por eso ve di­fí­cil que se pue­da avan­zar en ese plan que, se­gún apun­tan al­gu­nas fuen­tes, es­ta­rían ne­go­cian­do los mi­nis­te­rios de Fo­men­to y Em­pleo pa­ra adel­ga­zar la nó­mi­na de es­ti­ba­do­res a tra­vés de pre­ju­bi­la­cio­nes, que, co­mo las in­dem­ni­za­cio­nes por des­pi­do, irían a cuen­ta del Es­ta­do.

Que el Eje­cu­ti­vo es­tá de­ci­di­do a abrir la che­que­ra lo ad­mi­tió ayer el mi­nis­tro por­ta­voz, Íñi­go Mén­dez de Vi­go, en la rue­da de pren­sa pos­te­rior al Con­se­jo de Mi­nis­tros: «Des­de el Go­bierno ani­ma­mos a sin­di­ca­tos y pa­tro­nal a con­ti­nuar con el diá­lo­go so­cial, des­de el con­ven­ci­mien­to de que se pue­den lle­gar a acuer­dos y de que es per­fec­ta­men­te po­si­ble ga­ran­ti­zar el man­te­ni­mien­to del em­pleo, una ma­te­ria en la que el Go­bierno es­tá dis­pues­to a ayu­dar», di­jo.

Dar más tiem­po

Y no so­lo eso. Es­tá dis­pues­to tam­bién, a pe­sar de las di­fi­cul­ta­des que en­tra­ña, a re­tra­sar el de­ba­te de con­va­li­da­ción del real de­cre­to ley que mo­di­fi­ca el ré­gi­men de la estiba. El asun­to ha­bía si­do in­clui­do en el or­den del día del pleno del pró­xi­mo día 9, pe­ro Mén­dez de Vi­go cree que «hay mar­gen pa­ra un acuer­do». Y si pa­ra al­can­zar­lo se ne­ce­si­ta más tiem-

po, «es­ta­mos dis­pues­tos a dar más tiem­po», aña­dió.

Más que dis­po­si­ción po­dría ha­blar­se de ne­ce­si­dad, to­da vez que en las úl­ti­mas ho­ras ha vis­to huir apo­yos has­ta de los que te­nía por alia­dos acé­rri­mos, ca­so de la PIPE (Pla­ta­for­ma de In­ver­so­res en Puer­tos Es­pa­ño­les), que no acep­ta la su­bro­ga­ción. A eso se su­ma el ale­ja­mien­to de Anes­co, su so­le­dad en el ar­co par­la­men­ta­rio, don­de no en­cuen­tra apo­yos pa­ra ver re­fren­da­do el real de­cre­to, y el gol­pe de efec­to de los es­ti­ba­do­res al apla­zar la huel­ga has­ta des­pués de la com­pa­re­cen­cia de la co­mi­sa­ria de Trans­por­tes, Vio­le­ta Bulc, y la fe­cha pre­vis­ta pa­ra la con­va­li­da­ción del real de­cre­to.

La par­te so­cial da prác­ti­ca­men­te por sen­ta­do que la vo­ta­ción se cae­rá del or­den del día del 9 de mar­zo. Es más, se in­cli­nan por

ase­gu­rar que el Go­bierno de­ja­rá co­rrer los pla­zos has­ta que de­cai­ga. Lo ha­ría el 24 de mar­zo, cuan­do ven­ce el mes de pla­zo que tie­ne pa­ra va­li­dar­lo y que Bru­se­las se dé por sa­tis­fe­cha.

Ar­chi­vo del ex­pe­dien­te

En eso in­ci­dió ayer Mén­dez de Vi­go, que re­cor­dó que a Bulc le ha gus­ta­do, y mu­cho, el tex­to de De la Ser­na: «La co­mi­sa­ria ha da­do el vis­to bueno al con­te­ni­do del real de­cre­to y es­to es muy im­por­tan­te, por­que la Co­mi­sión no sue­le dar el vis­to bueno y de­cir que, si se con­va­li­da el de­cre­to, el te­ma es­tá zan­ja­do» y que «pe­di­rá el ar­chi­vo del ex­pe­dien­te».

De ahí que el Go­bierno es­té dis­pues­to a dar más tiem­po, pe­ro em­pla­za a las par­tes a ac­tuar con res­pon­sa­bi­li­dad y áni­mo de lle­gar a pac­tos. De otro mo­do, se co­rre el ries­go de «lle­gar a un acuer­do que es­té va­cío de con­te­ni­do por­que no ha­ya tráfico de mer­can­cías», alar­mó tras de­cir que la na­vie­ra Maersk ya es­tá di­cien­do que va a des­viar sus bar­cos de Al­ge­ci­ras a Tán­ger y a Por­tu­gal.

Así iba a ha­cer­lo, pe­ro la da­ne­sa

de­ci­dió co­rres­pon­der al apla­za­mien­to de la huel­ga tra­tan­do de dar mar­cha atrás en el plan de con­tin­gen­cias di­se­ña­do pa­ra los días de pa­ro. «Se aca­ba­ron las ex­cu­sas, tras las mues­tras de res­pon­sa­bi­li­dad y trans­pa­ren­cia de ayer aho­ra to­ca mo­ver pie­za», se­ña­ló el di­rec­tor de Ope­ra­cio­nes pa­ra el sur de Eu­ro­pa de Maersk Li­ne, Car­los Arias. Así es que, a pe­sar de que «lo más di­fí­cil de un plan de con­tin­gen­cia es re­ver­tir­lo», aho­ra «nos to­ca dar se­ña­les a no­so­tros y lo ha­re­mos en la me­di­da de lo po­si­ble, aun cuan­do el ca­len­da­rio de huel­gas no se ha­ya des­con­vo­ca­do com­ple­ta y de­fi­ni­ti­va­men­te». Maersk tam­bién em­pla­zó al Eje­cu­ti­vo a im­pli­car­se en las ne­go­cia­cio­nes.

Ser­vi­cios mí­ni­mos

El Go­bierno ha fi­ja­do unos ser­vi­cios mí­ni­mos de has­ta el 100 % du­ran­te la huel­ga con­vo­ca­da a par­tir del día 10 pa­ra las ope­ra­cio­nes que afec­ten a mer­can­cías pe­re­ce­de­ras y pe­li­gro­sas, a pa­sa­je­ros, a si­tua­cio­nes de emer­gen­cia y a pro­duc­tos esen­cia­les pa­ra las islas, Ceu­ta y Me­li­lla.

La mul­ta de 137.000 eu­ros dia­rios pue­de «caer en cual­quier mo­men­to», di­ce Mén­dez de Vi­go

Co­mo ex­cu­sa. La eu­ro­dipu­tada de AGE Li­dia Sen­ra, que ayer se reunió con los es­ti­ba­do­res de Ma­rín jun­to a la dipu­tada de En Ma­rea Ale­xan­dra Fer­nán­dez, acu­só al Go­bierno de usar la sen­ten­cia pa­ra pre­ca­ri­zar al co­lec­ti­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.