Sin­gu­lar y ta­len­to­sa jo­ya ani­ma­da

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Cultura - MI­GUEL AN­XO FER­NÁN­DEZ

Es una de las me­jo­res y más sin­gu­la­res ani­ma­cio­nes de los úl­ti­mos años, y sobre to­do un triun­fo per­so­nal (más allá del Go­ya lo­gra­do) del co­ru­ñés Al­ber­to Váz­quez al­re­de­dor de su pro­pia no­ve­la grá­fi­ca. Re­pi­te tán­dem jun­to al bil­baíno Pe­dro Ri­ve­ro, des­pués de ha­ber rea­li­za­do am­bos el cor­to Bird­boy (2010), su pri­mer Go­ya conjunto. Váz­quez re­ci­bió es­te mis­mo año otro ca­be­zón por su cor­to en so­li­ta­rio, De­co­ra­do, aun­que Ri­ve­ro ya de­bu­tó en el 2008 con La cri­sis car­ní­vo­ra. Otra vez de­be­mos vol­ver sobre el mi­la­gro que re­pre­sen­ta ha­ber ser­vi­do Psiconautas con ape­nas un mi­llón de dó­la­res, una gan­ga si se com­pa­ra con las ci­fras que pu­len otras ani­ma­cio­nes, es­pe­cial­men­te en Holly­wood. Al mis­mo tiem­po, se evi­den­cia una al­ta do­sis de sa­cri­fi­cio por par­te de sus au­to­res y del res­to del equi­po, tam­bién la de­mos­tra­ción cla­ra de que sin ta­len­to no ha­bría si­do po­si­ble.

En pa­la­bras su­yas, es una mez­cla de «cuen­to de terror y co­me­dia sub­ver­si­va», dos ba­li­zas bien im­bri­ca­das en un resultado al que se aña­de una at­mós­fe­ra fas­ci­nan­te en unos am­bien­tes que pa­san de un po­lo al otro, con una ha­bi­li­dad pas­mo­sa y una cla­ra vo­ca­ción trans­gre­so­ra. Al vie­jo Walt Dis­ney le ha­bría da­do un sín­co­pe… De la apa­rien­cia de pro­pues­ta in­fan­til a la di­ri­gi­da a adul­tos, de la co­me­dia ne­gra a la fan­ta­sía dis­tó­pi­ca («el tiem­po es co­bre»), de la re­fle­xión eco­ló­gi­ca al uni­ver­so gó­ti­co, de lo ma­ca­bro a lo fes­ti­vo. Se ras­trea ade­más un pro­fun­do co­no­ci­mien­to de la cos­mo­lo­gía uni­ver­sal del cuen­to y de la fá­bu­la en to­das sus va­ria­bles.

Si en la pro­pues­ta vi­sual y es­té­ti­ca, el ima­gi­na­rio de Tim Bur­ton se an­to­ja pró­xi­mo, su ti­po­lo­gía an­tro­po­mór­fi­ca lo­gra el pun­to ál­gi­do en la pe­cu­liar his­to­ria de amor en­tre dos des­gra­cia­dos: el huér­fano Bird­boy y la mal­que­ri­da Din­ki. El re­cien­te Go­ya se su­ma a la vein­te­na de pre­mios que ya ate­so­ra. Con su pró­xi­ma Uni­corn Wars con­fir­ma­rá, es­ta­mos se­gu­ros, su ple­na ma­du­rez crea­ti­va. El gé­ne­ro ten­drá en Al­ber­to Váz­quez a otro só­li­do re­fe­ren­te a ni­vel glo­bal, y se ha­brán aca­ba­do las pe­nu­rias eco­nó­mi­cas que tan­to coar­tan la li­ber­tad de un ci­neas­ta. Qui­zá así sur­ja en Es­pa­ña (¿o en Ga­li­cia?) la an­sia­da es­cue­la pú­bli­ca de ani­ma­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.