«Ele­gí ser ma­dre en so­li­ta­rio de for­ma muy cons­cien­te»

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - A Fondo -

An­tes de 1996 Eva Gra­ña no ha­bría po­di­do con­tar con el res­pal­do de la ley pa­ra ser ma­dre en so­li­ta­rio. Te­nía una pa­re­ja que no la acom­pa­ña­ba en su de­seo de ser ma­dre. Eva pri­mó su sue­ño y de­ci­dió cum­plir­lo en so­li­ta­rio. Em­pe­zó a in­ten­tar­lo a los 32 años, pe­ro un pro­ble­ma de fer­ti­li­dad lo fue re­tra­san­do. Lo lo­gró cuan­do te­nía 36 años. Aho­ra tie­ne 38 y es ma­dre de un ni­ño de dos. «Ele­gí ser ma­dre en so­li­ta­rio de for­ma muy cons­cien­te. La nues­tra es otro ti­po de fa­mi­lia en la que no hay pro­ge­ni­tor. La his­to­ria fa­mi­liar de mi hi­jo es di­fe­ren­te y lo sa­be des­de que es­ta­ba en la ba­rri­ga». La ma­ter­ni­dad en so­li­ta­rio, co­mo ex­pli­ca es­ta ma­má de Can­gas, es una op­ción que to­man ca­da vez más mu­je­res, que acu­den a un do­nan­te pa­ra ser ma­dres. Eva es la de­le­ga­da de la Aso­cia­ción Ma­dres Sol­te­ras por Elec­ción en Ga­li­cia. Pe­rió­di­ca­men­te se reúnen pa­ra

que sus hi­jos vean que no son los úni­cos que tie­nen una fa­mi­lia mo­no­pa­ren­tal co­mo la de Eva, en la que no hay fi­gu­ra pa­ter­na. El mo­de­lo no es más que par­te de un cam­bio so­cial en el que el aba­ni­co de ho­ga­res es ca­da vez más am­plio.

XOÁN CAR­LOS GIL

Eva jue­ga con su hi­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.