Presunta agre­sión se­xual a una sep­tua­ge­na­ria en su vi­vien­da en Bueu

La Guar­dia Ci­vil bus­ca a dos per­so­nas que amor­da­za­ron y ata­ron a la mu­jer en su ca­ma

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia - MAR­COS GA­GO

La Guar­dia Ci­vil in­ves­ti­ga una presunta agre­sión se­xual a una mu­jer de 75 años, a la que dos de­lin­cuen­tes asal­ta­ron mien­tras dor­mía en su ca­sa en la ma­dru­ga­da de ayer, en el lu­gar de A Por­te­la, en Bueu. Se­gún ha tras­cen­di­do por fuen­tes ve­ci­na­les ya que la Guar­dia Ci­vil man­tie­ne en se­cre­to sus pes­qui­sas, la sep­tua­ge­na­ria fue presunta víc­ti­ma de una agre­sión se­xual a ma­nos de unos en­ca­pu­cha­dos. Lo que sí ha tras­cen­di­do es que el ro­bo no pa­re­ce la cau­sa del su­ce­so.

Si­guien­do el re­la­to de sus ve­ci­nos, la mu­jer, que es­ta­ba so­la en la vi­vien­da, se fue a la ca­ma sobre las on­ce de la no­che. A la me­dia­no­che la des­per­ta­ron dos in­di­vi­duos, que ha­bían ac­ce­di­do a su ha­bi­ta­ción tras rom­per los cris­ta­les del pa­tio y de la puer­ta tra­se­ra, lo que im­pi­dió que fue­sen de­tec­ta­dos por los ha­bi­tan­tes de las

ca­sas cer­ca­nas. «Ela so di­cía que a ata­ca­ran, quei­xá­ba­se das mans e dos pes por­que a ata­ron», ex­pli­ca Car­men No­vas. Ella, su ma­ri­do y su hi­ja vi­ven en la ca­sa más cer­ca­na, a es­ca­sos diez me­tros de la vi­vien­da. Jo­sé Gar­cía in­di­có que la sep­tua­ge­na­ria des­cri­bió co­mo la ha­bían amor­da­za­do con una cin­ta y tam­bién la ata­ron de ma­nos y pies a los ex­tre­mos de la ca­ma.

Al pa­re­cer, a con­ti­nua­ción, la mu­jer fue su­pues­ta­men­te víc­ti­ma de una agre­sión se­xual, aun­que el re­la­to que le dio a sus ve­ci­nos era al­go con­fu­so por los ner­vios y por­que no po­día ha­blar con fa­ci­li­dad des­pués de te­ner la bo­ca pe­ga­da du­ran­te ho­ras.

El re­la­to que pu­die­ron com­po­ner los ve­ci­nos sobre lo su­ce­di­do pre­ci­sa que en torno a las tres y me­dia de la ma­dru­ga­da, la mu­jer pu­do sol­tar­se de la ca­ma y sa­lir a la ca­lle en bús­que­da de ayu­da. No po­día usar el te­lé­fono por­que se lo lle­va­ron. En pi­ja­ma, me­dio ata­da y ma­gu­lla­da, lla­mó a la puer­ta de Jo­sé y Car­men.

«Sen­tá­mo­la no so­fá e dé­mos­lle un abri­go por­que es­ta­ba en pi­xa­ma. E ela dixo: ‘Asal­tá­ron­me, e ama­rrá­ron­me os bra­zos’». Los ve­ci­nos avi­sa­ron a la Guar­dia Ci­vil, que ayer re­co­gió prue­bas en el lu­gar de los he­chos. La víc­ti­ma, que tie­ne su re­si­den­cia en Ale­ma­nia aun­que pa­sa tem­po­ra­das en Bueu, fue aten­di­da en el hos­pi­tal y ya re­gre­só a su ca­sa.

Es­te es el se­gun­do asal­to de ca­rác­ter pre­sun­ta­men­te se­xual en la pro­vin­cia de Pon­te­ve­dra en una se­ma­na. La Guar­dia Ci­vil tam­bién in­ves­ti­ga la su­pues­ta vio­la­ción de una mu­jer de 72 años y dis­ca­pa­ci­ta­da, que fue asal­ta­da en la ca­lle en Mos. Se es­tá in­ves­ti­gan­do si hay al­gu­na re­la­ción en­tre am­bos su­ce­sos.

R.L.

El asal­to de Bueu es el se­gun­do en una se­ma­na en la pro­vin­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.