C’s di­ce que el PP ha de­mos­tra­do en Mur­cia que su pa­la­bra «no va­le na­da»

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España -

La cri­sis po­lí­ti­ca desata­da en Mur­cia con la impu­tación en el ca­so Au­di­to­rio por su­pues­tos de­li­tos de co­rrup­ción ur­ba­nís­ti­ca del pre­si­den­te au­to­nó­mi­co, Pedro An­to­nio Sán­chez, lle­vó ayer a la se­cre­ta­ria de po­lí­ti­ca mu­ni­ci­pal de Ciu­da­da­nos y por­ta­voz en la ciu­dad de Ma­drid, Be­go­ña Vi­lla­cís, a se­ña­lar que el PP ha de­mos­tra­do que su pa­la­bra «no va­le na­da», des­pués de que am­bas for­ma­cio­nes rom­pie­sen el pac­to que per­mi­tió la in­ves­ti­du­ra de Sán­chez.

«Lo que me­nos pue­des ha­cer es que tu pa­la­bra no val­ga na­da. Eso es lo que nos ha de­mos­tra­do el PP, que pue­de men­tir ale­gre­men­te y ade­más de­cir­lo en­ten­dien­do que no pa­sa fac­tu­ra. Nos pa­re­ce que no ser de fiar no pue­de sa­lir gra­tis», ha di­cho Vi­lla­cís. Pre­gun­ta­da sobre la po­si­bi­li­dad de que el pre­si­den­te de Mur­cia sea ex­cul­pa­do a par­tir de ma­ña­na, cuan­do es­tá ci­ta­do a de­cla­rar co­mo in­ves­ti­ga­do por pre­va­ri­ca­ción, mal­ver­sa­ción, frau­de y fal­se­dad, Vi­lla­cís ha con­tes­ta­do que no se pue­de ade­lan­tar lo que su­ce­de­rá. No obs­tan­te, ha apos­ti­lla­do que «pa­se lo que pa­se to­da Es­pa­ña ha po­di­do ver» có­mo la pa­la­bra del PP y la de una per­so­na «no sig­ni­fi­ca na­da».

Des­de Jaén, Pa­blo Igle­sias, ha echa­do en ca­ra que «Ciu­da­da­nos si­gue sos­te­nien­do al Go­bierno del PP en Es­pa­ña y el PP si­gue pro­te­gien­do a los co­rrup­tos». «El pro­ble­ma del Par­ti­do Po­pu­lar es que es una ma­qui­na­ria pa­ra de­lin­quir», in­sis­tió.

Mien­tras, el pre­si­den­te de Mur­cia, Pedro An­to­nio Sán­chez, ha di­cho que «la gen­te no quie­re pac­tos de per­de­do­res tu­ti­fru­ti», en re­fe­ren­cia al po­si­ble acuer­do que pue­de ne­go­ciar la opo­si­ción —Cs, PSOE y Po­de­mos— pa­ra des­alo­jar­lo del car­go tras la rup­tu­ra del pac­to con el par­ti­do na­ran­ja. Y ha aña­di­do que «cuan­do uno tie­ne la con­cien­cia tran­qui­la y ade­más la opor­tu­ni­dad de ex­pli­car sus ar­gu­men­tos y re­sol­ver cuan­ta du­da exis­ta y ade­más con­fía en la se­pa­ra­ción de po­de­res y en la de­mo­cra­cia, le da mu­cha tran­qui­li­dad».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.