La eco­no­mía amar­ga a Ma­cri

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional -

Lle­va un año en el po­der, pe­ro el pre­si­den­te ar­gen­tino no se ha des­pren­di­do aún de la «pe­sa­da he­ren­cia» re­ci­bi­da de su an­te­ce­so­ra pa­ra jus­ti­fi­car los cla­ros­cu- sos de su ges­tión. En la aper­tu­ra de las se­sio­nes or­di­na­rias en el Con­gre­so, pis­to­le­ta­zo de sa­li­da del cur­so po­lí­ti­co de 2017, Mau­ri­cio Ma­cri vol­vió a la­men­tar­se por ha­ber re­ci­bi­do una na­ción don­de «1 de ca­da 3 ar­gen­ti­nos es­tá en la po­bre­za o la ex­clu­sión to­tal» y ase­gu­ró que es­tá sen­tan­do «las ba­ses» pa­ra cre­cer «a lar­go pla­zo». Pos­ter­ga así las fe­chas de una reac­ti­va­ción eco­nó­mi­ca que se de­mo­ra en lle­gar y bus­ca ai­re pa­ra man­te­ner­se en el cen­tro del es­ce­na­rio po­lí­ti­co con la mi­ra­da pues­ta en las elec­cio­nes le­gis­la­ti­vas de oc­tu­bre, pri­mer exa­men de re­vá­li­da de su ges­tión y even­tual re­gre­so de Cris­ti­na Fer­nán­dez a las ur­nas.

Los ré­di­tos que le ha re­por­ta­do la aper­tu­ra en po­lí­ti­ca ex­te­rior pa­ra «re­co­lo­car a Ar­gen­ti­na en el ma­pa mun­dial» y atraer in­ver­sio­nes se han vis­to em­pa­ña­dos por la al­bo­ro­ta­da agen­da in­ter­na. El pre­si­den­te bus­ca ale­jar­se de las som­bras que pro­yec­tan los ma­los da­tos eco­nó­mi­cos, con ín­di­ces de in­fla­ción de al­re­de­dor del 40 % en el 2015, y la caí­da de la ac­ti­vi­dad, que han pro­vo­ca­do la sa­li­da de dos de los peo­nes más repu­tados de su equi­po eco­nó­mi­co, el mi­nis­tro de Ha­cien­da, Alfonso Prat, y el pre­si­den­te del Ban­co Na­ción, Car­los Mel­co­nián.

Ade­más del con­flic­to do­cen­te que po­ne en ja­que el ini­cio de las cla­ses ma­ña­na y la mo­vi­li­za­ción sin­di­cal con­tra el ajus­te or­de­na­do por el Go­bierno que lle­na­rá las ca­lles de ma­ni­fes­ta­cio­nes el mar­tes, las pró­xi­mas se­ma­nas es­ta­rán pre­si­di­das por la ame­na­za de una huel­ga ge­ne­ral. Por ello, Ma­cri bus­ca re­cu­pe­rar en el cor­to pla­zo el pie tras va­rios «erro­res no for­za­dos» en po­lí­ti­cas ta­ri­fa­rias y me­di­das que han des­per­ta­do sos­pe­chas de trá­fi­co de in­fluen­cias y co­rrup­ción.

Al es­cán­da­lo de los papeles de Pa­na­má y la re­la­ción del je­fe de la in­te­li­gen­cia, Gus­ta­vo Arri­bas, con en una se­rie de trans­fe­ren­cias por va­lor de ca­si 600.000 dó­la­res de una em­pre­sa de Hong Kong con­tro­la­da por Ode­brecht, el má­xi­mo man­da­ta­rio ha su­ma­do es­ta se­ma­na un pro­ce­sa­mien­to ju­di­cial. El fis­cal federal Di Le­llo lo in­ves­ti­ga, jun­to a va­rios miem­bros de su ga­bi­ne­te, por aso­cia­ción ilí­ci­ta, ne­go­cia­cio­nes in­com­pa­ti­bles, frau­de con­tra la ad­mi­nis­tra­ción y trá­fi­co de in­fluen­cias en la con­ce­sión de ru­tas aé­reas a la em­pre­sa Avian­ca, vin­cu­la­da a Fran­co Ma­cri, pa­dre del pre­si­den­te y lí­der de uno de los ma­yo­res gru­pos em­pre­sa­ria­les del país, que ven­dió su fir­ma aé­rea al gi­gan­te co­lom­biano ha­ce me­ses.

Re­de­fi­nir el ma­pa lo­cal

La sos­pe­cha de co­rrup­ción es una de las acu­sa­cio­nes más pe­li­gro­sas a las que se en­fren­ta el Go­bierno pa­ra re­de­fi­nir el ma­pa po­lí­ti­co lo­cal. La coa­li­ción Cam­bie­mos que li­de­ra Ma­cri ob­tu­vo el res­pal­do su­fi­cien­te pa­ra ha­cer­se con la pre­si­den­cia ba­sán­do­se en la ne­ce­si­dad de un cam­bio ante un ga­lo­pan­te avan­ce de las cau­sas ju­di­cia­les con­tra el kirch­ne­ris­mo y su en­torno. Eli­sa «Li­li­ta» Ca­rrió, so­cia elec­to­ral de Ma­cri y prin­ci­pal arie­te con­tra las tra­mas co­rrup­tas de las úl­ti­mas dé­ca­das, ha sa­li­do a res­pal­dar al pre­si­den­te y su nom­bre sue­na con fuer­za pa­ra en­ca­be­zar el car­tel por la pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res y con­tra­rres­tar con un pe­so pe­sa­do la po­si­ble can­di­da­tu­ra de Cris­ti­na Fer­nán­dez en el prin­ci­pal dis­tri­to elec­to­ral del país.

CLAU­DIO RE­YES AFP

Ma­cri y su es­po­sa Ju­lia­na du­ran­te su vi­si­ta a Chi­le

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.