Tra­ba­ja­do­res de Pes­ca­no­va ha­rán huel­ga el 14 y el 21 por un con­ve­nio «digno»

El pa­ro se con­ver­ti­rá en in­de­fi­ni­do a par­tir del 3 de abril si no se lle­ga a un acuer­do

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Economía - SO­LE­DAD AN­TÓN

«La paz so­cial se aca­bó». Así re­su­mían ayer los sin­di­ca­tos la de­ci­sión de la asam­blea de tra­ba­ja­do­res de Pes­ca­no­va de con­vo­car sen­das jor­na­das de huel­ga los días 14 y 21 de mar­zo pa­ra des­blo­quear la ne­go­cia­ción co­lec­ti­va y por un con­ve­nio «digno». El pa­ro se con­ver­ti­rá en in­de­fi­ni­do a par­tir del 3 de abril si an­tes de esa fe­cha no se al­can­za un pac­to.

Con­vo­ca­dos por los sin­di­ca­tos UGT, CIG, CUT y USO, unas 350 per­so­nas se die­ron ci­ta en el Mul­ti­usos de Re­don­de­la. Pe­se a la nu­tri­da afluen­cia, la pro­pues­ta de huel­ga ape­nas ge­ne­ró de­ba­te ni pre­gun­tas. «Es­tá to­do muy cla­ro», coin­ci­die­ron va­rios asis­ten­tes, y así que­dó re­fle­ja­do en la vo­ta­ción a mano al­za­da. Una úni­ca abs­ten­ción rom­pió la vir­tual una­ni­mi­dad de los pre­sen­tes, que re­cha­za­ban así el úl­ti­mo bo­rra­dor de con­ve­nio pro­pues­to por la di­rec­ción.

El es­cri­to que es­ta re­mi­tió a ca­da tra­ba­ja­dor el pa­sa­do jue­ves, en un in­ten­to de con­tra­rres­tar el pul­so que man­tie­nen los sin­di­ca­tos, le­jos de fa­vo­re­cer el en­ten­di­mien­to que bus­ca­ban con los em­plea­dos fue til­da­da de in­ten­to de coac­ción. «Pa­ra lo úni­co que han ser­vi­do las ame­na­zas es pa­ra que la plan­ti­lla se re­afir­me más en re­cha­zar un con­ve­nio que bus­ca la pre­ca­ri­za­ción. Han te­ni­do una paz so­cial que no se me­re­cen, pe­ro la paz so­cial tie­ne un pre­cio y se aca­bó», sen­ten­cia­ron los por­ta­vo­ces sin­di­ca­les. Per­so­nal de los dis­tin­tos cen­tros de tra­ba­jo del gru­po die­ron su apo­yo ca­si unánime a la huel­ga.

Tras 11 me­ses y cer­ca de 100 reunio­nes, la ne­go­cia­ción si­gue es­tan­ca­da. Dos son las cues­tio­nes en las que en­ca­lla, la fle­xi­bi­li­dad y la re­ba­ja sa­la­rial pa­ra las nue­vas in­cor­po­ra­cio­nes, que ga­na­rían has­ta 4.000 eu­ros me­nos al año, una lí­nea ro­ja que los sin­di­ca­tos no es­tán dis­pues­tos a cru­zar. «Los con­ve­nios son co­lec­ti­vos, no in­di­vi­dua­les, lo que sig­ni­fi­ca que tie­nen que ga­ran­ti­zar los de­re­chos de los tra­ba­ja­do­res aho­ra y en el fu­tu­ro», se­ña­la­ron los por­ta­vo­ces de las cen­tra­les con­vo­can­tes de la asam­blea.

En re­la­ción a lo que con­si­de­ran

«una ame­na­za más» de la em­pre­sa, que en su es­cri­to del jue­ves ar­gu­men­ta­ba que, de no ha­ber acuer­do en la ne­go­cia­ción «de­be­rá ser apli­ca­do au­to­má­ti­ca­men­te» el preacuer­do fir­ma­do el 20 de fe­bre­ro en Ma­drid pa­ra el nue­vo con­ve­nio de ela­bo­ra­dos del mar, los sin­di­ca­tos man­tie­nen que no pue­den ha­cer­lo, ya que «la nor­ma­ti­va de­ja bien cla­ro que has­ta que no ha­ya un tex­to nue­vo es­tá en vi­gor el an­te­rior», afir­ma­ron.

Pi­que­tes

Otro de los acuer­dos adop­ta­dos ayer fue im­pe­dir la en­tra­da de tra-

ba­ja­do­res de ETT en la em­pre­sa los sá­ba­dos. Des­de que en la asam­blea ce­le­bra­da en enero se acor­dó re­cha­zar la rea­li­za­ción de ho­ras ex­tra­or­di­na­rias, la di­rec­ción, di­cen, es­tá re­cu­rrien­do a las em­pre­sas de tra­ba­jo tem­po­ral. Las sie­te fir­mas que in­te­gran el gru­po Pes­ca­no­va su­man una plan­ti­lla de más de 1.200 tra­ba­ja­do­res, 700 de ellos en las dis­tin­tas plan­tas de la pro­vin­cia de Pon­te­ve­dra.

Al ini­cio de la asam­blea, los asis­ten­tes guar­da­ron un mi­nu­to de si­len­cio por Sesé Ma­teo, tra­ba­ja­do­ra que fa­lle­ció el 21 de fe­bre­ro, víc­ti­ma de un ase­si­na­to ma­chis­ta.

ÓSCAR VÁZ­QUEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.