Sim­pas

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - El Tiempo - Fer­nan­da Ta­ba­rés

Se­gu­ro que el simpa más trascendente de la his­to­ria lo pro­ta­go­ni­zó Adolf Hitler. El 8 de no­viem­bre de 1939 el ge­no­ci­da se fue sin pa­gar las con­su­mi­cio­nes de la cer­ve­ce­ría Bür­ger­bräu­ke­ller en la que se ha­bía ini­cia­do co­mo el ora­dor ha­bi­li­do­so e hip­nó­ti­co ca­paz de con­du­cir a su país al in­fierno. Himm­ler, Goeb­bels y Hey­drich lo acom­pa­ña­ron en su hui­da apre­su­ra­da ha­cia la es­ta­ción de tren de Mú­nich. La nie­bla ha­bía inu­ti­li­za­do el ae­ro­puer­to de la ciu­dad y al­te­ra­do los pla­nes de la es­pe­luz­nan­te cua­dri­lla que apre­su­ró su sa­li­da de la tas­ca sin pa­sar por ca­ja li­brán­do­se así de la bom­ba que mi­nu­tos des­pués es­ta­lló en el lo­cal. La his­to­ria hu­bie­se si­do muy dis­tin­ta sin ese mal­di­to simpa.

Ese pue­de ser sin du­da el más tras­cen­den­tal, pe­ro se po­dría cla­si­fi­car al ser humano por el ti­po de sim­pas que ha­ce. El más en­tra­ña­ble es el del ami­go que nun­ca tie­ne suel­to pa­ra el fon­do o que sin­cro­ni­za de for­ma ma­te­má­ti­ca sus im­pul­sos fi­sio­ló­gi­cos con el mo­men­to de pa­gar. El más te­rri­ble es el simpa so­cial al que han te­ni­do que re­cu­rrir es­pa­ño­les des­bor­da­dos por la gran es­ta­fa de la cri­sis. In­clu­ye a quie­nes no pue­den pa­gar la luz y mue­ren abra­sa­das por una es­tu­fa y a las mo­ro­sas pa­ra quie­nes el bo­chorno de no apor­tar al re­ga­lo de cum­plea­ños del co­le­gio es un ac­to de amor a su hi­jo.

Lue­go es­tá ese gran simpa des­pre­cia­ble de quie­nes du­ran­te años es­pe­cu­la­ron con no­so­tros. El simpa de los ban­cos, de los co­rrup­tos, de los co­mi­sio­nis­tas, de los que se lo si­guen lle­van­do cru­do y que han con­so­li­da­do una so­cie­dad ca­da día más de­sigual. Por eso hay que es­tar aten­tos a la ex­plo­sión de sim­pas po­pu­la­res de es­tos días. De León has­ta Teo. De­ce­nas de per­so­nas coor­di­na­das en la es­tra­te­gia de la es­ta­fa. Que ac­túan con pre­me­di­ta­ción, dis­fru­tan de lo que no es su­yo y des­apa­re­cen a la voz de ¡aho­ra! ¿Les sue­na?

ED

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.