Des­de que fun­cio­na el «Ollo­mó­bil» se po­nen me­nos mul­tas en Pon­te­ve­dra

Los dos úl­ti­mos años han re­gis­tra­do las ci­fras más ba­jas de san­cio­nes des­de el 2008

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Pontevedra - SER­XIO BA­RRAL

En ju­nio del 2014 Pon­te­ve­dra es­tre­nó el «mul­ta­mó­vil» —«Ollo­mó­bil», se­gún la de­no­mi­na­ción ofi­cial—, un vehícu­lo po­li­cial do­ta­do de una cá­ma­ra y un sis­te­ma GPS, cu­ya prin­ci­pal fi­na­li­dad es per­se­guir el es­ta­cio­na­mien­to irre­gu­lar en el cen­tro de la ciu­dad. Des­de la opo­si­ción mu­ni­ci­pal y otros sec­to­res se va­ti­ci­na­ba que era una he­rra­mien­ta ad­qui­ri­da con el úni­co fin de re­cau­dar y se au­gu­ra­ba que el nú­me­ro de san­cio­nes se dis­pa­ra­ría.

Ca­si tres años des­pués, las ci­fras des­mien­ten a aque­llos ago­re­ros. De he­cho los dos úl­ti­mos ejer­ci­cios, 2015 y 2016, han re­gis­tra­do los da­tos más ba­jos de mul­tas de la dé­ca­da. Si­guen sien­do mu­chas —12.403 en el 2015 y 12.978 el año pa­sa­do—, pe­ro nun­ca des­de el año 2008 se ha­bía ba­ja­do de las 13.700 san­cio­nes im­pues­tas por los agen­tes de la Po­li­cía Lo­cal.

Y quie­nes va­ti­ci­nan que el «mul­ta­mó­vil» te­nía afán re­cau­da­to­rio, tam­bién han erra­do en sus pre­sa­gios, pues los 1,1 mi­llo­nes re­cau­da­dos tan­to en el 2015 co­mo en el 2016 con las ci­fras más ba­jas des­de el 2010.

El año con más mul­tas de la úl­ti­ma dé­ca­da fue el 2010, con más de 19.000 san­cio­nes im­pues­tas por los agen­tes de la Po­li­cía Lo­cal; y el ma­yor re­cau­da­ción fue el 2012, cuan­do se su­pe­raron los 1,5 mi­llo­nes de in­gre­sos. De es­tos da­tos se de­du­ce con cla­ri­dad que an­tes de que en­tra­ra en ser­vi­cio el «mul­ta­mó­vil», se im­po­nían más mul­tas y se re­cau­da­ba más.

Eso sí, el mo­ti­vo prin­ci­pal de las san­cio­nes si­gue sien­do el mis­mo: en cer­ca del 90 % de los ca­sos se mul­ta por es­ta­cio­na­mien­tos in­de­bi­dos. Hay que sub­ra­yar que la en­tra­da en fun­cio­na­mien­to del «mul­ta­mó­vil» ca­si coin­ci­dió con la im­plan­ta­ción de las zo- nas de es­ta­cio­na­mien­to de ser­vi­cios, hoy re­par­ti­das por to­do el cen­tro y don­de se per­mi­te apar­car du­ran­te un má­xi­mo de quin­ce mi­nu­tos.

El pro­ce­di­mien­to con es­tas zo­nas de ser­vi­cios, se­gún ex­pli­can des­de la Po­li­cía Lo­cal, es que el «mul­ta­mó­vil» cum­ple su fun­ción re­co­rrien­do las ca­lles del cen­tro y va to­man­do registro de las ma­trí­cu­las de los vehícu­los apar­ca­dos. Al ca­bo de un tiem­po — nor­mal­men­te más de los 15 mi­nu­tos ofi­cia­les que se per­mi­te pa­rar—, vuel­ve a pa­sar por la zo­na y si el sis­te­ma elec­tró­ni­co de­tec­ta que al­guno de los co­ches re­gis­tra­dos si­gue es­ta­cio­na­do en la zo­na ama­ri­lla, pro­ce­de a fo­to­gra­fiar al vehícu­lo in­frac­tor pa­ra ini­ciar los tra­mi­tes pa­ra san­cio­nar el pro­pie­ta­rio. Por­que hay que sub­ra­yar, y así se ma­ti­za des­de la Po­li­cía Lo­cal, que el «mul­ta­mó­vil» no san­cio­na, sino que siem­pre es un agen­te , y no una má­qui­na, el que po­ne la mul­ta.

Lo que no se pue­de es­pe­ci­fi­car des­de el Con­ce­llo de Pon­te­ve­dra cuán­tas de las mul­tas im­pues­tas en es­tos ca­si tres años de fun­cio­na­mien­to son acha­ca­bles

al «mul­ta­mó­vil», ya que los da­tos no es­tán des­glo­sa­dos.

Aho­ra, un ra­dar mó­vil

Y si el «Ollo­mó­bil» ha te­ni­do el efec­to di­sua­so­rio que pre­veía el in­ten­den­te je­fe de la Po­li­cía Lo­cal, Da­niel Ma­cen­lle, es­tá por ver la in­fluen­cia que ten­drá sobre el ba­lan­ce to­tal de mul­tas la nue­va ad­qui­si­ción que tie­ne en mar­cha el Con­ce­llo: un ra­dar mó­vil.

La ex­pe­rien­cia no pre­vé tam­po­co un alu­vión de san­cio­nes. Una de las úl­ti­mas cam­pa­ñas de con­trol de la ve­lo­ci­dad lle­va­das a ca­bo por la Po­li­cía Lo­cal, a fi­na­les del 2015, de­jó unos da­tos de­mo­le­do­res: de 11.249 con­tro­les, ape­nas se de­tec­ta­ron 31 ca­sos de ve­lo­ci­dad ex­ce­si­va. No pa­re­ce por tan­to que el Con­ce­llo de Pon­te­ve­dra va­ya a lu­crar­se con el ra­dar mó­vil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.