LA SE­MA­NA DE EU­GE­NIO GIRÁLDEZ

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Pontevedra -

Pon­te­ve­dra ha lo­gra­do es­ta­tuir en los úl­ti­mos trein­ta años tres ci­tas fes­ti­vas de pri­me­rí­si­mo ran­go que nos re­por­tan una pro­yec­ción ex­tra­or­di­na­ria tan­to en Ga­li­cia co­mo en el res­to del Es­ta­do. En­troi­do, Fies­tas de Ve­rano y Fei­ra Franca cons­ti­tu­yen ese tríp­ti­co de acon­te­ci­mien­tos de tras­cen­den­cia in­dis­cu­ti­ble por su pro­ba­dí­si­ma ca­pa­ci­dad de con­vo­ca­to­ria. Y de pa­so, re­vier­ten pa­ra la eco­no­mía lo­cal, ya que su­po­nen gran­des ge­ne­ra­do­res de re­cur­sos por tu­ris­mo, res­tau­ra­ción y ven­tas.

En el ca­so de los fes­te­jos ve­ra­nie­gos, la de­ci­sión de amal­ga­mar una su­ce­sión de even­tos pa­ra con­fi­gu­rar ese for­ma­to con el que se en­glo­ba la pro­gra­ma­ción que arran­ca con la Ro­me­ría de San Be­ni­ti­ño ca­da 11 de ju­lio, otor­ga una sen­sa­ción de ma­yor di­men­sión. In­du­da­ble­men­te el nú­cleo du­ro, el so­lo­mi­llo es la Se­ma­na Gran­de la Pe­re­gri­na, de­bi­do a que reúne los es­pec­tácu­los de ma­yor con­cu­rren­cia: des­de las atrac­cio­nes de fe­ria, pa­san­do por las co­rri­das de toros, pe­ñas, ti­ra­das de fue­gos, has­ta los con­cier­tos.

El co­lo­fón de ese re­per­to­rio de even­tos ve­ra­nie­gos que se ex­tien­den du­ran­te 45 días, es la Fei­ra Franca, que, por su sin­gu­la­ri­dad y pro­ba­dí­si­mo éxi­to, ha lo­gra­do car­ta de na­tu­ra­le­za pro­pia es­ta­ble­cién­do­se en el pri­mer fin de se­ma­na de ca­da mes de sep­tiem­bre co­mo la ter­ce­ra gran ci­ta fes­ti­va del año. La trans­for­ma­ción me­die­val de la ciu­dad y sus gen­tes que han asu­mi­do la fies­ta co­mo al­go pro­pio en ape­nas unos años, así co­mo la lle­ga­da de mi­les de vi­si­tan­tes con­vier­ten esas 48 ho­ras en un es­pec­tácu­lo úni­co en Ga­li­cia y en Es­pa­ña.

Pe­ro de las tres gran­des ci­tas La no­che pi­ra­ta es la úl­ti­ma in­cor­po­ra­ción al exi­to­so car­na­val pon­te­ve­drés.

fes­ti­vas de ca­da año es el Car­na­val el pri­me­ro en ce­le­brar­se por sim­ple ob­vie­dad cro­no­ló­gi­ca y el que mar­ca la pau­ta del es­ta­do de áni­mo de la ciu­da­da­nía tan­to pa­ra la di­ver­sión co­mo pa­ra el con­su­mo. Es­te año ex­ce­len­tes, con­si­de­ran­do las im­pre­sio­nes de cam­po que cual­quie­ra ob­tu­vo en es­tos nue­ve días de En­troi­do y otras apre­cia­cio­nes co­mo la brin­da­da por la Fe­de­ra­ción de Co­mer­cio, que si­túa en nues­tra ciu­dad y co­mar­ca, una gran par­te de los más de 30 mi­llo­nes de eu­ros de con­su­mos que ha mo­vi­do el car­na­val en la pro­vin­cia.

Ran­go Wi­ki­pe­dia

El ran­go que ha ad­qui­ri­do el En­troi­do pa­ra Pon­te­ve­dra es tal que un ins­tru­men­to tan usa­do co­mo la Wi­ki­pe­dia si­túa al Loro Ra­va­chol

co­mo uno de los sím­bo­los iden­ti­ta­rios de la ciu­dad, en igual­dad de con­di­cio­nes con el san­tua­rio de A Pe­re­gri­na o los puen­tes que son esen­cia y ex­pli­can el pro­pio nom­bre de nues­tra ur­be. Y ade­más en esa en­ci­clo­pe­dia pa­ra in­ter­nau­tas se le otor­ga un ca­pí­tu­lo pro­pio al plu­mí­fe­ro que exis­tió en­tre 1891 y 1913. Fue un per­so­na­je de la épo­ca.

Pe­ro su re­crea­ción ac­tual ha con­se­gui­do una pro­yec­ción su­per­la­ti­va al con­ver­tir­se en el icono del En­troi­do pon­te­ve­drés. Una de las ideas más fe­cun­das que tu­vie­ron el gru­po de pon­te­ve­dre­ses que en los 80 de­ci­die­ron re­to­mar el Car­na­val en la ca­lle, fue la de re­cu­pe­rar la fi­gu­ra del loro apro­ve­chan­do la cir­cuns­tan­cia his­tó­ri­ca de que el ave mu­rió en ple­nos car­na­va­les y los pon­te­ve­dre­ses de en­ton­ces

le hi­cie­ron un se­pe­lio muy so­na­do con cor­te­jo fú­ne­bre y acom­pa­ña­mien­to. Jus­to el pa­sa­je que ca­da año se ha re­crea­do con tan­ta im­pli­ca­ción y com­pli­ci­dad de mi­les de ciu­da­da­nos que par­ti­ci­pan del úl­ti­mo even­to de nues­tro En­troi­do.

Ma­yo­ría de edad

El Car­na­val en la Ca­lle de Pon­te­ve­dra, que es la acep­ción con la que un en­tu­sias­ta gru­po de ciu­da­da­nos, co­mer­cian­tes y em­pre­sa­rios aco­me­tie­ron su re­cu­pe­ra­ción en 1985, ha ido cre­cien­do y ma­du­ran­do has­ta que ha lo­gra­do con­ver­tir­se en una su­ce­sión de acon­te­ci­mien­tos fes­ti­vos que han ad­qui­ri­do un ran­go pro­pio. Has­ta tal pun­to que, ade­más de ser el Car­na­val ur­bano más im­por­tan­te de Ga­li­cia, re­sul­ta ser el más du­ra­de­ro, pues la pro­gra- fi­lloas e fo­góns

CA­PO­TI­LLO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.