Un mi­llar de in­ter­ven­cio­nes de­fen­si­vas y 44 go­les en­ca­ja­dos

La fra­gi­li­dad del Cel­ta a ni­vel de­fen­si­vo, ta­rea pen­dien­te para el tra­mo fi­nal

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Deportes - LO­RE­NA GAR­CÍA CAL­VO

El ba­lan­ce de go­les del Cel­ta vuel­ve a ser ne­ga­ti­vo. La vi­si­ta al Camp Nou des­tru­yó el equi­li­brio de tan­tos mar­ca­dos y tan­tos re­ci­bi­dos que los cél­ti­cos ha­bían con­se­gui­do en Li­ga tras la vi­si­ta de Osa­su­na —lo ha­bían man­te­ni­do en El Mo­li­nón y fren­te al Es­pan­yol—, y el equi­po de Eduar­do Be­riz­zo tie­ne de nue­vo cin­co go­les de dé­fi­cit en sus cuen­tas, jus­to los en­ca­ja­dos en el par­ti­do de Bar­ce­lo­na.

La fra­gi­li­dad de­fen­si­va es­tá sien­do una de las gran­des ré­mo­ras del equi­po es­ta tem­po­ra­da. El Cel­ta es ca­paz de rea­li­zar gran­des par­ti­dos en ata­que, pe­ro pa­ga muy ca­ro ca­da des­pis­te y ca­da des­equi­li­brio. En 26 jor­na­das —25 par­ti­dos— ha re­ci­bi­do 44 go­les, jus­to los mis­mos que ha­bía en­ca­ja­do a es­tas al­tu­ras de la Li­ga an­te­rior, cuan­do su dé­fi­cit de tan­tos tam­bién se si­tua­ba en cin­co. En el pri­mer año de Be­riz­zo, sin em­bar­go, el equi­po man­te­nía más fir­me su pul­so de­fen­si­vo y a es­tas al­tu­ras ha­bía re­ci­bi­do 29 go­les.

En la con­tien­da con el Bar­ce­lo­na el tra­ba­jo de­fen­si­vo del Cel­ta se vio cla­ra­men­te su­pe­ra­do. Sin pe­lo­ta ni con­trol de los tiem­pos, Mes­si y com­pa­ñía con­si­guie­ron per­fo­rar has­ta en cin­co oca­sio­nes la por­te­ría de Sergio a pe­sar de que los cél­ti­cos desa­rro­lla­ron 40 ac­cio­nes de­fen­si­vas. A

lo lar­go de los 90 mi­nu­tos acu­mu­la­ron 21 des­pe­jes, in­ter­cep­ta­ron el ba­lón en 16 oca­sio­nes y rea­li­za­ron co­rrec­tos tres blo­queos.

Un des­plie­gue in­su­fi­cien­te cuan­do en­fren­te es­tá un Bar­ce­lo­na en­to­na­do.

En el cómpu­to glo­bal de la Li­ga los hom­bres de Eduar­do Be­riz­zo han lle­va­do a ca­bo 1.002 ac­cio­nes de­fen­si­vas co­rrec­tas. De ellas, el 48,5 %, es de­cir, 486 in­ter­ven­cio­nes, han si­do des­pe­jes; 438 se co­rres­pon­den a ba­lo­nes in­ter­cep­ta­dos y 78 se si­túan en el ca­si­lle­ro de los ba­lo­nes blo­quea­dos.

Cu­rio­sa­men­te, fue en el par­ti­do con­tra el Le­ga­nés con el que arran­có la se­gun­da mi­tad del cam­peo­na­to cuan­do más ac­cio­nes de­fen­si­vas lle­va­ron a tér­mino los cél­ti­cos. Un to­tal de 61 de las que 43 fue­ron ba­lo­nes des­pe­ja­dos. La ex­pli­ca­ción qui­zás se en­cuen­tra en que a los vi­gue­ses les re­sul­tó más sen­ci­llo rom­per el fút­bol de un ri­val más ase­qui­ble al que aca­ba­ron ven­cien­do por 0-2.

En el la­do opues­to se si­túa la con­tien­da con­tra el Gra­na­da, en la que los ce­les­tes se im­pu­sie­ron 3-1 tras acu­mu­lar un to­tal de 20 ac­cio­nes de­fen­si­vas. Ese en­cuen­tro aca­bó con diez ba­lo­nes in­ter­cep­ta­dos, ocho des­pe­ja­dos y dos blo­quea­dos. En el 5-0 en­ca­ja­do con­tra el Vi­lla­rreal las in­ter­ven­cio­nes de­fen­si­vas cél­ti­cas se ha­bían que­da­do en 28 y en el 0-3 con­tar el Se­vi­lla, en 26.

Con el Cel­ta en­ca­ran­do el tra­mo fi­nal de la tem­po­ra­da, y con com­pro­mi­sos ca­da vez más tras­cen­den­tes para los ob­je­ti­vos que se per­si­guen, los vi­gue­ses tie­nen co­mo re­to me­jo­rar su ba­lan­ce de­fen­si­vo. La re­ce­ta, se­ña­la­da una y otra vez por la plan­ti­lla, pa­sa por la con­cen­tra­ción.

AL­BERT GEA REUTERS

Ser­gi Gó­mez fue el de­fen­sor cél­ti­co más en­to­na­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.