Jor­ge Pra­do su­mó dos pun­tos en el caos de In­do­ne­sia

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Deportes -

La se­gun­da prue­ba del Mun­dial en ca­te­go­ría MX2 se ce­le­bró el fin de se­ma­na en In­do­ne­sia. La com­pe­ti­ción se vol­vió caó­ti­ca a cau­sa de las llu­vias y Jor­ge Pra­do, al man­do de su KTM, se tu­vo que con­for­mar con la de­ci­mo­no­ve­na po­si­ción. Úni­ca­men- te pu­do su­mar dos pun­tos en su ca­rre­ra ha­cia el tí­tu­lo.

Las co­sas em­pe­za­ron a tor­cer­se para el pi­lo­to lu­cen­se an­tes de que las ca­rre­ras die­sen co­mien­zo. La llu­via con­vir­tió el cir­cui­to en un ba­rri­zal y la or­ga­ni­za­ción se vio obli­ga­da a sus­pen­der los en­tre­na­mien­tos. De es­ta ma­ne­ra, to­mó co­mo re­fe­ren­cia los tiem­pos de los li­bres para for­mar la pa­rri­lla y Pra­do fue ubi­ca­do muy atrás.

Ya en ca­rre­ra, las ma­las con­di­cio­nes del cir­cui­to desem­bo­ca­ron en con­ti­nuas caí­das. En la pri­me­ra man­ga, Pra­do par­tió de la tri­gé­si­ma po­si­ción. Lle­gó a co­lo­car­se de­ci­mo­quin­to. Pe­ro su mo­to se que­dó cla­va­da en una zo­na de ba­rro den­so y, des­pués de em­plear va­rios mi­nu­tos para des­en­ca­llar­la, atra­ve­só la me­ta en la vi­ge­si­mo­pri­me­ra pla­za.

En la se­gun­da man­ga, el pi­lo­to lu­cen­se reali­zó una fuer­te sa­li­da que le per­mi­tió co­lo­car­se en­tre los diez me­jo­res. Pe­ro, una vez más, se que­dó em­pan­ta­na­do en una ram­pa y vol­vió a per­der tiem­po. Fi­nal­men­te, atra­ve­só la me­ta en la de­ci­mo­no­ve­na po­si­ción y ce­rró su par­ti­ci­pa­ción en In­do­ne­sia de­cep­cio­na­do y con so­lo dos pun­tos. Jor­ge Pra­do

Ra­fa Na­dal ca­yó en la fi­nal del tor­neo de Aca­pul­co (Mé­xi­co), pun­tua­ble para la ATP y que se dispu­ta so­bre pis­ta du­ra, an­te el es­ta­dou­ni­den­se Sam Que­rrey (63, 7-6(3)), un re­sul­ta­do que cor­ta la ra­cha de 14 vic­to­rias con­se­cu­ti­vas del es­pa­ñol en el cer­ta­men me­xi­cano, don­de nun­ca ha­bía per­di­do un set. Ra­fa Na­dal, que te­nía el ré­cord de 28-0 en sets ga­na­dos y per­di­dos en el es­ta­dio Pe­ga­so (aho­ra 28-2), no en­con­tró la ma­ne­ra de neu­tra­li­zar el po­ten­te ser­vi­cio de Que­rrey, que ter­mi­nó con 19 aces en el en­cuen­tro, por tan so­lo uno del te­nis­ta es­pa­ñol; no fue ca­paz de rom­per en nin­gu­na oca­sión su sa­que, mien­tras que el nor­te­ame­ri­cano hi­zo va­ler una ro­tu­ra en el pri­mer set y dos mi­ni­breaks en el desen­la­ce de la se­gun­da man­ga.

El es­ta­dou­ni­den­se, nú­me­ro 40 del mun­do y que no fi­gu­ra­ba en­tre los fa­vo­ri­tos al tí­tu­lo, con­si­guió así su pri­mer triun­fo an­te un Na­dal que le ha­bía ven­ci­do en los cua­tro en­fren­ta­mien­tos pre­vios y que ha con­quis­ta­do un par de ve­ces el tor­neo, en el 2005 y el 2013, cuan­do la su­per­fi­cie aún era de ar­ci­lla. A pe­sar de to­do, Que­rrey su­dó para do­ble­gar al es­pa­ñol: se ad­ju­di­có el pri­mer par­cial en 29 mi­nu­tos tras un break, ocho gol­pes ga­na­do­res y seis sa­ques di­rec­tos, en una man­ga en la que el es­pa­ñol no dis­pu­so de opor­tu­ni­da­des de ro­tu­ra. Sam Que­rrey re­gis­tró sa­ques de has­ta 210 ki­ló­me­tros por ho­ra y con ellos se abrió ca­mino —en al­gu­nos me­dian­te su pri­mer ser­vi­cio— y otros con sa­que, vo­lea y re­ma­te, que fue­ron sus prin­ci­pa­les he­rra­mien­tas y con los que mar­có su triun­fo.

Ra­fa Na­dal sí dis­fru­tó de oca­sio­nes en la se­gun­da man­ga, en la que co­men­zó de­fen­dien­do su ser­vi­cio y des­apro­ve­chan­do una opor­tu­ni­dad de ro­tu­ra en el se­gun­do jue­go. En el oc­ta­vo, de­jó pa­sar has­ta cin­co bo­las de En Aca­pul­co, Ra­fa Na­dal su­frió su pri­me­ra de­rro­ta fren­te a Sam Que­rrey.

break, al­go que le aca­bó pa­san­do fac­tu­ra. En la muer­te sú­bi­ta, dos mi­ni-breaks de su ad­ver­sa­rio le hi­cie­ron caer tras 94 mi­nu­tos de jue­go.

Na­dal: «Que­rrey fue me­jor»

No bus­có ma­yo­res ex­pli­ca­cio­nes a su de­rro­ta Na­dal y le dio to­do el cré­di­to a su ri­val, del que di­jo que «fue me­jor y ro­zó la per­fec­ción». «No pa­só na­da, Que­rrey fue me­jor y el de­por­te es sim­ple, ga­na el que jue­ga me­jor (...) él ju­gó a un ni­vel muy al­to, ro­zó la per­fec­ción y yo ju­gué ba­jo mu­chí­si­ma pre­sión to­do el tiem­po, por su ser­vi­cio y por sus gol­pes de fon­do que real­men­te fue­ron fan­tás­ti­cos y muy agre­si­vos», di­jo Na­dal tras el par­ti­do.

El es­ta­dou­ni­den­se, de 29 años y pro­fe­sio­nal des­de el 2006, lo­gró el no­veno tí­tu­lo de su ca­rre­ra, el fa­mo­so Gua­je de Pla­ta de Aca­pul­co en su no­ve­na fi­nal. En su ca­rre­ra des­ta­can los tres tí­tu­los del tor­neo de Los Án­ge­les en los años 2009, 2010 y 2012.

La fi­nal en Aca­pul­co es la se­gun­da que pier­de des­de que co­men­zó el año Na­dal tras la del Abier­to de Aus­tra­lia, en la que ce­dió an­te Ro­ger Fe­de­rer, por lo que su mar­ca se que­dó en 69 tí­tu­los.

Sam Que­rrey, que su­ce­dió en el trono al aus­tría­co Do­mi­nic Thiem —ga­na­dor en el 2016— su­mó 500 pun­tos y 321.000 dó­la­res ( 302.000 eu­ros) y Na­dal se que­dó con 300 pun­tos y 157.000 dó­la­res (147.000 eu­ros).

«Lle­gar a la fi­nal en dos de los tres tor­neos que he ju­ga­do es bueno. Si me lo di­cen en di­ciem­bre lo hu­bie­ra fir­ma­do»

«Creo que es­te es el tor­neo más gran­de de mi ca­rre­ra. El pú­bli­co apo­ya­ba a Ra­fa y eso me mo­ti­vó para ju­gar bien»

HENRY RO­ME­RO REUTERS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.