«La CEG no nos re­pre­sen­ta»

De­ci­de por una­ni­mi­dad una sa­li­da tem­po­ral, e iné­di­ta, de la or­ga­ni­za­ción ga­lle­ga

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Portada - P. VIZ, R. SAN­TA­MAR­TA

La pa­tro­nal de Pon­te­ve­dra de­ci­de por una­ni­mi­dad una sa­li­da tem­po­ral de la or­ga­ni­za­ción ga­lle­ga

La me­di­da es más sim­bó­li­ca que efec­ti­va, y Ou­ren­se po­dría se­guir esos mis­mos pa­sos

La pa­tro­nal de Pon­te­ve­dra, la CEP, acor­dó ayer uná­ni­me­men­te, en un en­cuen­tro de su co­mi­sión per­ma­nen­te en La­lín, con­su­mar una «sus­pen­sión o ce­se tem­po­ral de la con­vi­ven­cia» en la Con­fe­de­ra­ción de Em­pre­sa­rios de Ga­li­cia (CEG). Es una de­ci­sión iné­di­ta que po­dría no que­dar­se ahí, por­que es po­si­ble que tam­bién la pro­vin­cial de Ou­ren­se si­ga esos mis­mos pa­sos en las pró­xi­mas se­ma­nas. To­do un cis­ma.

La CEG «no nos re­pre­sen­ta», apun­tó el pre­si­den­te pon­te­ve­drés, Jor­ge Ce­brei­ros, pre­ci­san­do que quie­ren «una or­ga­ni­za­ción ga­lle­ga que lu­che por los in­tere­ses de los em­pre­sa­rios y em­pre­sas de Pon­te­ve­dra». El acuer­do de de­jar de asis­tir a los ór­ga­nos de go­bierno de la pa­tro­nal en San­tia­go bus­ca­rá el res­pal­do en la asam­blea ge­ne­ral a fi­na­les de mes, y tam­bién se tras­la­da­rá a los con­se­jos ase­so­res de am­bas con­fe­de­ra­cio­nes. Es­ta me­di­da, tem­po­ral, no exis­te co­mo tal en los es­ta­tu­tos. Se li­mi­ta­rá a una no par­ti­ci­pa­ción en las de­ci­sio­nes de la CEG, por­que es­ta se­gui­rá fun­cio­nan­do. Pe­ro sim­bó­li­ca­men­te es un pa­lo a una or­ga­ni­za­ción en­vuel­ta en una fuer­te cri­sis de liderazgo des­de ha­ce años.

Ce­brei­ros sos­tu­vo que la me­di­da «no es un pa­ta­leo», sino un men­sa­je pa­ra que la CEG re­fle­xio­ne so­bre el mo­de­lo que de­be res­pe­tar a to­dos los sec­to­res y pa­ra que se vi­si­bi­li­ce la pos­tu­ra pro­vin­cial. Los em­pre­sa­rios pon­te­ve­dre­ses no re­cla­man dis­cul­pas, sino un re­co­no­ci­mien­to de «que al­go se ha he­cho mal en la pre­sen­ta­ción de can­di­da­tu­ras, en

los nom­bra­mien­tos, y que en­tren en ra­zón», des­ta­có. Otros di­rec­ti­vos apun­ta­ron a una «des­leal­tad» con Pon­te­ve­dra y, por con­si­guien­te, «pér­di­da de con­fian­za». Y, tam­bién, que to­do es­te pro­ce­so lle­ga tras «ce­rrar­se en fal­so la cri­sis de la CEG».

Lo cier­to es que Ce­brei­ros es el hom­bre que ha en­ca­be­za­do una de las fac­cio­nes en las lu­chas de po­der que des­de ha­ce años hay en la CEG. La can­di­da­tu­ra úni­ca de An­tón Arias, pro­mo­vi­da des­de A Co­ru­ña a fi­na­les de enero pa­ra pre­si­dir esa or­ga­ni­za­ción, ter­mi­nó por di­na­mi­tar cual­quier puen­te.

Pa­ra el pre­si­den­te del co­lec­ti­vo pon­te­ve­drés —cu­yo car­go es­tá pen­dien­te de un re­cur­so ju­di­cial por irre­gu­la­ri­da­des en su elec­ción—, es di­fí­cil com­par­tir

de­cla­ra­cio­nes no de­ba­ti­das en ór­ga­nos co­le­gia­dos y que com­pro­me­ten el tra­ba­jo de los con­ve­nios que se ne­go­cian en Pon­te­ve­dra, con men­sa­jes de con­flic­ti­vi­dad la­bo­ral y alu­sio­nes a te­ner que su­bir sa­la­rios, co­mo de­fen­dió Arias ha­ce unas se­ma­nas en va­rias de­cla­ra­cio­nes. Ayer mis­mo, co­mo se­ñal de esa pa­ten­te división, la pa­tro­nal de Ou­ren­se de­nun­ció tam­bién esas ma­ni­fes­ta­cio­nes de Arias en las que se mos­tra­ba con­tra­rio a la re­for­ma la­bo­ral. Una mues­ca más en la

división en­tre las con­fe­de­ra­cio­nes pro­vin­cia­les que se ha ins­ta­la­do en la CEG.

La CEP, en pér­di­das

La rup­tu­ra con la pa­tro­nal ga­lle­ga so­la­pó otros pun­tos apro­ba­dos tam­bién por una­ni­mi­dad en la reunión de ayer. De en­tra­da, la CEP res­pal­dó unas cuen­tas pa­ra el 2017 con pér­di­das de 46.500 eu­ros al apro­bar in­gre­sos por 659.900 y un te­cho de gas­to de 742.400. El pre­si­den­te de­fen­dió que es un pre­su­pues­to equi­li­bra­do y re­cor­dó que ve­nían de un dé­fi­cit an­te­rior de 305.000 eu­ros.

En cam­bio, los crí­ti­cos en su pro­vin­cia re­cuer­dan que nun­ca la CEP es­tu­vo en una si­tua­ción eco­nó­mi­ca tan de­li­ca­da co­mo des­de que Ce­brei­ros la ges­tio­na. Un dato: pa­só de 18 a 7 em­plea­dos.

MI­GUEL SOU­TO

«No ha ha­bi­do nin­gu­na du­da del pa­so a dar», di­jo Ce­brei­ros (iz­quier­da) tras la reunión en La­lín.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.