Los em­plea­dos de Opel en Ale­ma­nia, ba­jo pre­sión

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - A Fondo - PA­TRI­CIA BAELO

La reac­ción del Go­bierno de An­ge­la Mer­kel a la com­pra de Opel no se hi­zo es­pe­rar. La mi­nis­tra de Eco­no­mía, Bri­git­te Zy­pries, di­jo ayer sen­tir­se «ali­via­da» y «un tan­to tran­qui­li­za­da» por los tér­mi­nos del acuer­do pre­li­mi­nar al­can­za­do en­tre Ge­ne­ral Mo­tors y PSA, se­gún el cual la fi­lial ale­ma­na se­gui­rá sien­do una mar­ca au­tó­no­ma con su pro­pio se­llo de iden­ti­dad. «Un pri­mer pa­so» pa­ra con­tar con un «ac­tor glo­bal» en el con­ti­nen­te, ase­gu­ra­ron Zy­pries y los lí­de­res de los tres es­ta­dos fe­de­ra­dos don­de Opel tie­ne fá­bri­cas. Sin em­bar­go, tam­bién pi­die­ron que el gru­po au­to­mo­vi­lís­ti­co fran­cés in­clu­ya a los re­pre­sen­tan­tes de los tra­ba­ja­do­res en el pro­ce­so de ne­go­cia­ción, que de­be re­gir­se por la trans­pa­ren­cia.

Los cer­ca de 19.000 em­plea­dos de las plan­tas ger­ma­nas de Rüs­sels­heim, Kai­sers­lau­tern y Ei­se­nach tie­nen ga­ran­ti­za­do el pues­to has­ta el 2018. Pe­ro des­pués to­do es in­cer­ti­dum­bre. El pre­si­den­te de PSA, Car­los Ta­va­res, ex­pli­có que las fá­bri­cas no pe­li­gran, siem­pre y cuan­do re­cu­pe­ren com­pe­ti­ti­vi­dad de aquí a los pró­xi­mos tres años. Un ul­ti­má­tum que im­pri­me aún más pre­sión so­bre los tra­ba­ja­do­res, es­pe­cial­men­te so­bre los de Rüs­sels­heim, la ma­yor cen­tral de Opel, con 15.040 em­plea­dos y la que vio na­cer en 1862 la mar­ca en for­ma de fa­bri­can­te de má­qui­nas de co­ser.

Has­ta 1911 el ne­go­cio fa­mi­liar no dio el sal­to al sec­tor de los vehícu­los de mo­tor, que en la dé­ca­da de los vein­te lo con­sa­gró co­mo la pri­me­ra au­to­mo­triz de Ale­ma­nia. En 1929 fue ad­qui­ri­da por Ge­ne­ral Mo­tors. A la bo­nan­za de pos­gue­rra le si­guió una au­tén­ti­ca de­ba­cle en los ochen­ta de la que el fa­bri­can­te no se ha re­cu­pe­ra­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.