Las víc­ti­mas del Al­via car­gan con­tra De la Ser­na an­te la co­mi­sa­ria de Trans­por­tes de la UE

Bulc se com­pro­me­te a dar una res­pues­ta a los afec­ta­dos

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia - PA­BLO GON­ZÁ­LEZ

El ac­to or­ga­ni­za­do ayer en el Círcu­lo de Be­llas Ar­tes de Ma­drid, en el que el mi­nis­tro de Fo­men­to, Íñi­go de la Ser­na, y la co­mi­sa­ria de Trans­por­tes de la UE, Vio­le­ta Bulc, iban a res­pon­der a las pre­gun­tas de la ciu­da­da­nía so­bre dis­tin­tos as­pec­tos de la po­lí­ti­ca de trans­por­tes, se con­vir­tió en una ten­sa ac­ción de pro­tes­ta de las víc­ti­mas del Al­via, que acu­die­ron al ac­to pa­ra in­ter­pe­lar so­bre dis­tin­tos as­pec­tos re­la­cio­na­dos con el ac­ci­den­te de San­tia­go. Al ini­cio del en­cuen­tro una se­rie de víc­ti­mas se pu­sie­ron en pie con car­te­les en la mano. «Ochen­ta muer­tos, en­tre ellos mi hi­jo, que­re­mos sa­ber la ver­dad», de­cía un asis­ten­te des­de el cen­tro de la sa­la. «Us­ted nos nie­ga la ver­dad, se­ñor mi­nis­tro», di­jo en otro mo­men­to, an­tes del turno de pre­gun­tas, re­cor­dán­do­le que cuan­do era al­cal­de de San­tan­der vo­tó a fa­vor de una co­mi­sión de in­ves­ti­ga­ción so­bre el ac­ci­den­te.

Ya en el turno de pre­gun­tas, Lau­ra del Mo­ral, de la pla­ta­for­ma de víc­ti­mas del Al­via, pre­gun­tó a la co­mi­sa­ria si va a ha­cer la in­ves­ti­ga­ción so­bre el ac­ci­den­te que le pi­dió la Eu­ro­cá­ma­ra, cues­tión que Bulc sal­dó con el prin­ci­pio de sub­si­dia­rie­dad, ex­pli­can­do que es Es­pa­ña la que de­be in­ves­ti­gar el ac­ci­den­te. Des­pués, la ex­dipu­tada del PP en la Asam­blea de Ma­drid, Te­re­sa Gó­mez-Li­món, tam­bién víc­ti­ma del Al­via, agra­de­ció a la Co­mi­sión Eu­ro­pea que les tra­ta­ra «co­mo ciu­da­da­nos», y pre­gun­tó: «¿Qué le pa­re­ce que el in­for­me que ha he­cho la Agen­cia Fe­rro­via­ria Eu­ro­pea [ERA] ha­ya si­do des­au­to­ri­za­do pú­bli­ca­men­te por el Go­bierno es­pa­ñol?».

La co­mi­sa­ria tam­po­co fue muy ex­plí­ci­ta al res­pec­to. Ale­gó que, «de­sa­for­tu­na­da­men­te», con ca­da ac­ci­den­te fe­rro­via­rio se apren­den co­sas nue­vas y se apli­can me­jo­ras, «y lo que ha he­cho la Agen­cia fue de­tec­tar las de­bi­li­da­des del sis­te­ma es­pa­ñol». Tam­bién ad­mi­tió que su de­par­ta­men­to des­cu­brió que el or­ga­nis­mo en­car­ga­do de rea­li­zar el in­for­me so­bre el des­ca­rri­la­mien­to, la Co­mi­sión de In­ves­ti­ga­ción de Ac­ci­den­tes Fe­rro­via­rios (CIAF), «no era in­de­pen­dien­te». «Abri­mos un pro­ce­di­mien­to de in­frac­ción, el Go­bierno es­pa­ñol mo­di­fi­có el or­ga­nis­mo y no se­gui­mos ade­lan­te».

Ten­sión

Mien­tras el ga­bi­ne­te de la co­mi­sa­ria con­fir­ma­ba a las víc­ti­mas que iba a re­unir­se con ellas una vez con­clui­do el ac­to, lle­gó otro mo­men­to de ten­sión, cuan­do el mi­nis­tro in­ten­tó res­pon­der a las pre­gun­tas. Al re­fe­rir­se a la CIAF co­mo un or­ga­nis­mo «in­de­pen­dien­te», las víc­ti­mas le in­te­rrum­pie­ron des­de los asien­tos, lla­mán­do­le «men­ti­ro­so». «El Go­bierno es­pa­ñol tam­bién les es­tá en­ga­ñan­do a us­te­des», se oía des­de el pú­bli­co, mien­tras De la

Ser­na, vi­si­ble­men­te ner­vio­so, es­pe­ra­ba po­der ha­blar. En un mo­men­to da­do, en pleno boi­cot a su in­ter­ven­ción, le di­jo a la co­mi­sa­ria: «No te preo­cu­pes». De la Ser­na ex­pli­có que es la CIAF la que de­be de­ci­dir si em­pren­de una nue­va in­ves­ti­ga­ción so­bre el ac­ci­den­te y que en es­te asun­to el Go­bierno «no tie­ne ca­pa­ci­dad de de­ci­sión». Otra víc­ti­ma, Ge­ma Ber­nar­do, in­ci­dió en es­ta con­tra­dic­ción al pre­gun­tar quién de los dos men­tía so­bre la in­de­pen­den­cia del or­ga­nis­mo.

Tras el ac­to, las víc­ti­mas se reunie­ron en pri­va­do con la co­mi­sa­ria,

quien les re­cor­dó el ca­lle­jón sin sa­li­da en el que se en­cuen­tra la in­ves­ti­ga­ción: el in­for­me de la CIAF no se hi­zo con ga­ran­tías de in­de­pen­den­cia, pe­ro aho­ra ese or­ga­nis­mo sí es in­de­pen­dien­te y no se le pue­de im­po­ner una reaper­tu­ra del ca­so. Bulc cree que la me­jor es­tra­te­gia es pre­sio­nar a la CIAF pa­ra que re­ini­cie la in­ves­ti­ga­ción, y se com­pro­me­tió a que los téc­ni­cos de la ERA la su­per­vi­sen. An­te es­ta si­tua­ción de «blo­queo», co­mo la de­fi­nió la co­mi­sa­ria, se com­pro­me­tió a dar res­pues­ta a las de­man­das de las víc­ti­mas en tres se­ma­nas.

La víc­ti­ma Te­re­sa Gó­mez-Li­món ha­ce una pre­gun­ta an­te el mi­nis­tro Íñi­go de la Ser­na y la co­mi­sa­ria de Trans­por­tes, Vio­le­ta Bulc.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.