El PSOE se fue, pe­ro ¿vol­ve­rá?

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Opinión - FER­NAN­DO SAL­GA­DO

La gen­te quie­re que el PSOE vuel­va, pe­ro no que vuel­va el pa­sa­do. La fra­se de Susana Díaz, a fal­ta de ma­yor con­cre­ción, bien me­re­ce un aná­li­sis. De pri­me­ras, su­po­ne una do­lo­ro­sa cons­ta­ta­ción: el PSOE se mar­chó, ya no es­tá. So­lo le fal­tó a la pre­si­den­ta an­da­lu­za ta­ra­rear aque­lla can­ción que po­pu­la­ri­zó Lau­ra Pau­si­ni en los años no­ven­ta del si­glo pa­sa­do, ti­tu­la­da Se fue: «Ya no res­pon­de ni al te­lé­fono, / pen­de de un hi­lo la es­pe­ran­za mía, / yo no creí ja­más po­der per­der así la ca­be­za / por él».

Pe­ro ¿en qué mo­men­to se fue el PSOE? Exis­ten al res­pec­to teo­rías va­ria­das. Hay quien cree que los so­cia­lis­tas de­ser­ta­ron al aban­do­nar en la cu­ne­ta a los dam­ni­fi­ca­dos de la cri­sis eco­nó­mi­ca. O que des­apa­re­cie­ron cuan­do Za­pa­te­ro acep­tó, con ojos vi­drio­sos de cor­de­ro de­go­lla­do, el trá­ga­la de Bru­se­las. O tras el fra­ca­so de Ru­bal­ca­ba en su in­ten­to de re­cons­truir una al­ter­na­ti­va con los es­com­bros del de­rrum­be. O con las pri­ma­rias sui­ci­das que die­ron el man­do a Pe­dro Sán­chez. O la ma­ña­na en que las hues­tes de Susana Díaz asal­ta­ron manu mi­li­ta­ri la se­de de Fe­rraz. De to­do un po­co, se­gu­ra­men­te, por­que el PSOE se fue yen­do por fa­ses, de de­rro­ta en de­rro­ta, has­ta di­luir­se co­mo un te­rrón de azú­car pa­ra en­dul­zar­le la vi­da a Ma­riano Ra­joy.

El PSOE se fue, pe­ro «la gen­te quie­re que vuel­va». En­tre­co­mi­llo la fra­se por­que, apar­te de no ser mía, me sus­ci­ta al­gu­na du­da. Si la gen­te quie­re que vuel­va, vol­ve­rá, ob­via­men­te, por­que la de­ci­sión de la gen­te —eso que an­tes lla­má­ba­mos pue­blo— es so­be­ra­na. Pe­ro no se lo es­tán po­nien­do fá­cil. Pa­ra que re­gre­se el hi­jo pró­di­go hay que fran­quear­le la puer­ta y se­du­cir­lo con pro­pues­tas di­fe­ren­tes a las que pro­vo­ca­ron su mar­cha. Y re­sul­ta que la puer­ta si­gue ce­rra­da a cal y can­to: sie­te de ca­da diez vo­tan­tes del PSOE con­si­de­ran que el con­gre­so del par­ti­do de­be­ría ha­ber­se ce­le­bra­do ya.

Más acaí­da me pa­re­ce la se­gun­da afir­ma­ción de Susana Díaz: la gen­te «no quie­re que vuel­va el pa­sa­do». La com­par­to to­tal­men­te y es­ta vez la de­fien­do con res­pal­do de­mos­có­pi­co. Una en­cues­ta de Sig­ma Dos, pu­bli­ca­da ayer, acla­ra lo que quie­re la gen­te, en ge­ne­ral, y los vo­tan­tes so­cia­lis­tas, en par­ti­cu­lar. En­tre los tres pro­ba­bles can­di­da­tos a li­de­rar el PSOE, la gen­te pre­fie­re a Pe­dro Sán­chez (31,3 %) y re­le­ga a Susana Díaz a la co­la (25,4 %). Por eda­des, la di­ri­gen­te an­da­lu­za so­lo su­pera a Sán­chez en­tre los es­pa­ño­les de 65 o más años, los más año­ran­tes del pa­sa­do. Si en vez de la gen­te ha­bla­mos so­lo de vo­tan­tes so­cia­lis­tas, Pe­dro Sán­chez arra­sa, con el 43,9 % de apo­yos; Patxi López ob­tie­ne un 31,8 %, y Susana Díaz cae a un exi­guo 18,6 %.

Los da­tos son de­mo­le­do­res. Ga­na el as­pi­ran­te de­mo­ni­za­do por la de­re­cha, huér­fano de apo­yo en los me­dios y des­pro­vis­to de car­gos ins­ti­tu­cio­na­les. Y pier­de, pe­se al apo­yo ge­ne­ra­li­za­do de los vo­tan­tes del PP y las fan­fa­rrias me­diá­ti­cas, la pre­si­den­ta an­da­lu­za. La gen­te, mi­re us­ted por dón­de, no quie­re que vuel­va el pa­sa­do. Vol­ver sí, pe­ro no con la fren­te mar­chi­ta de los Fe­li­pe, Za­pa­te­ro o Ru­bal­ca­ba, por­que las nie­ves del tiem­po ya pla­tea­ron la sien de los ba­luar­tes de la pre­si­den­ta in­de­ci­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.