Sán­chez so­lo de­ja­rá la pre­si­den­cia de Mur­cia con una «impu­tación for­mal»

An­te el juez cul­pa a los téc­ni­cos de las irre­gu­la­ri­da­des del ca­so Au­di­to­rio

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - España - R. FER­NÁN­DEZ, A. NE­GRE

El pla­zo de 72 ho­ras que pi­dió pa­ra po­der de­fen­der­se ex­pi­ró ayer. El pre­si­den­te de Mur­cia, Pe­dro An­to­nio Sán­chez, com­pa­re­ció an­te el ma­gis­tra­do que ins­tru­ye el ca­so Au­di­to­rio, ofre­ció las ex­pli­ca­cio­nes que con­si­de­ró opor­tu­nas y des­pués... Y des­pués, na­da. Ni el juez Ju­lián Pé­rez-Tem­pla­do adop­tó de­ci­sión al­gu­na que pu­die­ra in­ter­pre­tar­se co­mo fa­vo­ra­ble a los in­tere­ses del pre­si­den­te mur­ciano —al­go en lo que se con­fia­ba cie­ga­men­te des­de al­gu­nos ám­bi­tos del PP, por ra­zo­nes no re­ve­la­das—, ni se co­no­ció ele­men­to al­guno que per­mi­ta aven­tu­rar que el ar­chi­vo de las di­li­gen­cias es­té pró­xi­mo, ni tam­po­co el afo­ra­do Sán­chez ofre­ció prue­bas irre­fu­ta­bles pa­ra de­mos­trar que su res­pon­sa­bi­li­dad es nu­la en las su­pues­tas ile­ga­li­da­des co­me­ti­das en to­do el pro­ce­so de ad­ju­di­ca­ción, cons­truc­ción y re­cep­ción de las obras del Au­di­to­rio de Puer­to Lum­bre­ras.

Bá­si­ca­men­te, su tes­ti­mo­nio con­sis­tió en sos­te­ner, una y otra vez, que des­co­no­cía ca­si to­do lo re­fe­ren­te al ex­pe­dien­te mu­ni­ci­pal y en ase­gu­rar que esos asun­tos no eran de su com­pe­ten­cia. La res­pon­sa­bi­li­dad so­bre la adop­ción de las de­ci­sio­nes más con­tro­ver­ti­das la ver­tió so­bre los téc­ni­cos mu­ni­ci­pa­les y, asi­mis­mo, so­bre el director del pro­yec­to, el ar­qui­tec­to Mar­tín Le­ja­rra­ga. Con to­do, las ex­pli­ca­cio­nes de Sán­chez so­lo tie­nen el va­lor que ca­da una de las par­tes le quie­ra dar y es­pe­cial­men­te el ma­gis­tra­do ins­truc­tor, que las con­tras­ta­rá con el res­to de las prue­bas y ma­ni­fes­ta­cio­nes con­te­ni­das en el su­ma­rio —las ya exis­ten­tes y las que se pue­dan prac­ti­car— pa­ra de­ci­dir si pro­ce­de ar­chi­var la cau­sa o, al con­tra­rio, pro­ce­sar al pre­si­den­te mur­ciano y en­ca­mi­nar­lo ha­cia el jui­cio.

El pre­si­den­te de Mur­cia com­pa­re­ció du­ran­te cin­co ho­ras, un tiem­po en el que tra­tó de des­mon­tar las acu­sa­cio­nes que pe­san so­bre él por pre­va­ri­ca­ción, frau­de, mal­ver­sa­ción de fon­dos pú­bli­cos y di­vul­ga­ción de in­for­ma­ción re­ser­va­da. Y por si al­guien te­nía aún al­gu­na du­da, tras de­cla­rar de­jó muy cla­ro que no tie­ne nin­gu­na in­ten­ción de dar un pa­so atrás. «Cum­plo mi pa­la­bra», re­mar­có Pe­dro An­to­nio Sán­chez. «Di­je que di­mi­ti­ría si ha­bía una impu­tación for­mal —re­fi­rién­do­se, se­gún ex­pli­có en otras oca­sio­nes, al mo­men­to del en­cau­sa­mien­to, cuan­do fi­na­li­ce la ins­truc­ción de la cau­sa—. Es­tá vi­gen­te y es cuan­do es». Sán­chez mos­tró su dis­po­si­ción a «se­guir cum­plien­do el acuer­do» con Ciu­da­da­nos que, sin em­bar­go, la for­ma­ción de Ri­ve­ra dio por ro­to el pa­sa­do jue­ves. «Lo úni­co que yo le pi­do a Ciu­da­da­nos —re­mar­có— es que in­ter­pre­te el pac­to en Mur­cia co­mo lo es­tá ha­cien­do pa­ra otros si­tios de Es­pa­ña y co­mo se in­ter­pre­ta en la pro­pues­ta le­gis­la­ti­va que pre­sen­tó en el Con­gre­so ha­ce una se­ma­na». La pro­pues­ta a la que alu­dió Sán­chez fi­ja la obli­ga­ción de di­mi­tir de los car­gos po­lí­ti­cos en el mo­men­to de aper­tu­ra del jui­cio oral.

Gri­tos de di­mi­sión

Tras su de­cla­ra­ción, ape­nas in­te­rrum­pi­da por un breve re­ce­so, Sán­chez aban­do­nó el Pa­la­cio de Jus­ti­cia ro­dea­do de gri­tos que exi­gían su di­mi­sión y en­vuel­to en una ma­ra­bun­ta que pro­vo­có, in­clu­so, que al­gún cá­ma­ra aca­ba­se en el sue­lo. Ya en un ho­tel cer­cano, en una sa­la de pren­sa im­pro­vi­sa­da en una te­rra­za, cen­tró sus es­fuer­zos en de­fen­der, con ahín­co, que el ca­so Au­di­to­rio in­ves­ti­ga, en úl­ti­ma ins­tan­cia, un error ad­mi­nis­tra­ti­vo. «Es­ta­mos ha­blan­do de que el PSOE denuncia una obra en Puer­to Lum­bre­ras de ha­ce más de diez años. Se ha acre­di­ta­do ba­jo mi pun­to de vis­ta que to­do el di­ne­ro de la sub­ven­ción es­tá in­ver­ti­do en la obra», re­mar­có. Sán­chez sa­le del juz­ga­do tras cin­co ho­ras de de­cla­ra­ción.

E. BO­TE­LLA AFP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.