Si­li­con Va­lley da la es­pal­da al re­pu­bli­cano por sus res­tric­cio­nes a los in­mi­gran­tes

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Internacional -

En me­dio de la po­lé­mi­ca por la vin­cu­la­ción de par­te de su equi­po más pró­xi­mo con Ru­sia, Trump ti­ró de una car­ta ha­bi­tual en su re­per­to­rio pa­ra con­gra­ciar­se con el sec­tor más ul­tra de la so­cie­dad es­ta­dou­ni­den­se: el ve­to a los in­mi­gran­tes ile­ga­les. Más de un mes ha tar­da­do la Ad­mi­nis­tra­ción re­pu­bli­ca­na en sa­car ade­lan­te la se­gun­da ver­sión de la or­den eje­cu­ti­va pa­ra­li­za­da por un juez de Seattle.

El nue­vo do­cu­men­to sua­vi­za las ins­truc­cio­nes del pri­me­ro. La nue­va or­den eje­cu­ti­va, que se apli­ca­rá a par­tir del 16 de mar­zo, es­ta­ble­ce la sus­pen­sión tem­po­ral de en­tra­da al país du­ran­te 90 días a los ciu­da­da­nos de seis paí­ses de ma­yo­ría mu­sul­ma­na —Su­dán, Si­ria, Irán, Li­bia, Somalia y Ye­men— que es­tén fue­ra de Es­ta­dos Uni­dos y no ten­gan un vi­sa­do en vi­gor.

Los ciu­da­da­nos de Irak, que es­ta­ban in­clui­dos en la pri­me­ra or­den eje­cu­ti­va que fir­mó Do­nald Trump en enero, no se ve­rán afec­ta­dos por el nue­vo ve­to mi­gra­to­rio, de­bi­do a las me­jo­ras rea­li­za­das por es­te país a la ho­ra de in­ves­ti­gar los an­te­ce­den­tes de sus ciu­da­da­nos. Tam­po­co se ve­rán afec­ta­dos por la nue­va or­den eje­cu­ti­va aque­llos ciu­da­da­nos de es­tos seis paí­ses que ten­gan un vi­sa­do en vi­gor, sean re­si­den­tes permanentes (que ten­gan la fa­mo­sa green card), ni los di­plo­má­ti­cos.

Las res­tric­cio­nes afec­tan tam­bién al gru­po de tra­ba­ja­do­res es­pe­cia­li­za­dos, unos 60.000, que ca­da año veían agi­li­za­dos los trá­mi­tes pa­ra con­se­guir su per­mi­so de tra­ba­jo. Ese gru­po de per­so­nas era re­cla­ma­do por las prin­ci­pa­les em­pre­sas del país con el ar­gu­men­to de su ta­len­to y la au­sen­cia de per­fi­les si­mi­la­res en Es­ta­dos Uni­dos. Mé­di­cos, in­ves­ti­ga­do­res, in­for­má­ti­cos y otros es­pe­cia­lis­tas cua­li­fi­ca­dos de paí­ses emer­gen­tes veían sim­pli­fi­ca­dos to­dos los trá­mi­tes me­dian­te el pa­go de una ta­sa de 1.200 dó­la­res. El pro­ce­di­mien­to ex­prés tam­po­co apa­re­ce en el do­cu­men­to sus­cri­to ayer por el pre­si­den­te.

Fue­ra del con­se­jo ase­sor

Las gran­des mul­ti­na­cio­na­les de Si­li­con Va­lley eran los prin­ci­pa­les des­ti­nos de los más cua­li­fi­ca­dos y sus pro­pie­ta­rios tam­po­co pa­sa­ban por ser de­ma­sia­do afi­nes a las po­lí­ti­cas pro­tec­cio­nis­tas de Do­nald Trump.

A pe­sar de las re­ti­cen­cias mu­tuas, el mag­na­te —im­pul­sa­do por su hi­ja Ivanka y su yerno, Ja­red Kush­ner— man­tu­vo con los due­ños de las em­pre­sas tec­no­ló­gi­cas una de sus pri­me­ras reunio­nes tras la vic­to­ria elec­to­ral y les arran­có su com­pro­mi­so de for­mar par­te de un con­se­jo ase­sor de gran­des em­pre­sa­rios.

Ayer, aunque no de for­ma ofi­cial, los pro­pie­ta­rios de to­das esas com­pa­ñías co­mu­ni­ca­ron por di­ver­sos cau­ces a la Ca­sa Blan­ca su in­ten­ción de no vol­ver a par­ti­ci­par en ese con­se­jo. So­lo se des­mar­có Elon Musk, de Tes­la.

La opo­si­ción, in­dig­na­da

El nue­vo ve­to mi­gra­to­rio es, se­gún la opo­si­ción y or­ga­ni­za­cio­nes pro in­mi­gran­tes, el mis­mo que el an­te­rior pe­ro con otro en­vol­to­rio. «El re­em­pa­que­ta­do de la ad­mi­nis­tra­ción Trump no ha he­cho na­da pa­ra cam­biar los ob­je­ti­vos in­mo­ra­les, in­cons­ti­tu­cio­na­les y pe­li­gro­sos de su ve­to a los mu­sul­ma­nes y los re­fu­gia­dos», di­jo Nancy Pe­lo­si, lí­der de la mi­no­ría de­mó­cra­ta en la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes.

«No de­jen que un se­gun­do in­ten­to arrui­ne su pri­me­ra im­pre­sión. Es­te ve­to mu­sul­mán es tan pe­li­gro y an­ti­es­ta­dou­ni­den­se co­mo el pri­me­ro», es­cri­bió en Twit­ter el his­pano Tom Pé­rez, re­cién ele­gi­do pre­si­den­te del Co­mi­té Na­cio­nal De­mó­cra­ta.

La nue­va or­den sua­vi­za al­gu­nos re­qui­si­tos y ex­clu­ye a Irak de la lis­ta de paí­ses prohi­bi­dos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.