Más de 300 ga­lle­gas re­nun­cia­ron en un año a declarar con­tra su mal­tra­ta­dor

El 65 % de las víc­ti­mas de vio­len­cia ma­chis­ta de­ci­den no pre­sen­tar de­nun­cia

La Voz de Galicia (Pontevedra) - - Galicia - MA­RÍA SANTALLA

El ca­so de la mu­jer de Lu­go que es­ta mis­ma se­ma­na de­ci­dió no pre­sen­tar de­nun­cia con­tra su ex­pa­re­ja pe­se a que una cá­ma­ra de la co­mi­sa­ría gra­bó có­mo la agre­día no es ni mu­cho me­nos una ex­cep­ción. Entre oc­tu­bre del 2015 y oc­tu­bre del 2016 se pre­sen­ta­ron en Ga­li­cia 5.524 de­nun­cias por vio­len­cia do­més­ti­ca. En 311 de ellas, las víc­ti­mas re­nun­cia­ron a declarar con­tra su mal­tra­ta­dor. Es un por­cen­ta­je del 5,6 %, que sin em­bar­go es me­nor que el re­gis­tra­do en el con­jun­to de Es­pa­ña, don­de la ci­fra de mu­je­res que de­ci­die­ron no se­guir ade­lan­te con el pro­ce­so du­ran­te ese mis­mo pe­río­do fue del 12,6 % —17.901 víc­ti­mas re­nun­cia­ron a declarar de un to­tal de 142.343 de­nun­cias pre­sen­ta­das en un año, se­gún los da­tos es­ta­dís­ti­cos del Con­se­jo Ge­ne­ral del Po­der Ju­di­cial—. De to­dos mo­dos, eso no sig­ni­fi­ca que la de­nun­cia se fre­ne, pues­to que la Jus­ti­cia si­gue ac­tuan­do de ofi­cio.

Mu­chas mu­je­res de­ci­den no se­guir ade­lan­te con la vía ju­di­cial. Pe­ro son to­da­vía más las que ni si­quie­ra lle­gan a de­nun­ciar su si­tua­ción. Se­gún la úl­ti­ma Ma­croen­cues­ta de Vio­len­cia con­tra la Mu­jer, re­fe­ri­da al año 2015 y rea­li­za­da por la De­le­ga­ción del Go­bierno pa­ra la Vio­len­cia de Gé­ne­ro, un 65 % de las mu­je­res que su­fren vio­len­cia fí­si­ca, se­xual o mie­do a su pa­re­ja no han acu­di­do a los juz­ga­dos ni a la po­li­cía a de­nun­ciar su si­tua­ción. Es­to sig- ni­fi­ca que dos de ca­da tres mu­je­res que su­fren vio­len­cia por par­te de sus pa­re­jas o ex­pa­re­jas no to­man me­di­das le­ga­les.

Tam­po­co to­das las de­nun­cias que lle­gan a las co­mi­sa­rías o a los juz­ga­dos lo ha­cen a tra­vés de las pro­pias víc­ti­mas. Se­gún esa mis­ma ma­croen­cues­ta, el 20 % de ellas son pre­sen­ta­das por fa­mi­lia­res de las víc­ti­mas o lle­gan por otros cau­ces, co­mo los hos­pi­ta­les en ca­so de que ha­ya le­sio­nes, mien­tras que el 78 % son pre­sen­ta­das por la pro­pia víc­ti­ma.

Por eda­des, son las mu­je­res de entre 45 y 54 años las que más de­nun­cian, y sin em­bar­go son las más jó­ve­nes, de entre 16 y 24 años, y so­bre to­do las de ma­yor edad, de más de 75, las que me­nos lo ha­cen. Fren­te a lo que ca­bría es­pe­rar, tam­po­co las mu­je­res con for­ma­ción uni­ver­si­ta­ria son las que más acu­den a los juz­ga­dos. De he­cho, jun­to a las víc­ti­mas sin es­tu­dios son las que me­nos

lo ha­cen. En re­la­ción con el lu­gar en el que vi­ven, las mu­je­res que re­si­den en en­tor­nos ru­ra­les re­cu­rren me­nos que las de las ciu­da­des a la po­li­cía o a los juz­ga­dos pa­ra fre­nar una si­tua­ción de vio­len­cia do­més­ti­ca. Y en lo re­la­ti­vo a la ac­ti­vi­dad, son las es­tu­dian­tes, ju­bi­la­das o pen­sio­nis­tas que no han tra­ba­ja­do con an­te­rio­ri­dad, así co­mo las mu­je­res que rea­li­zan tra­ba­jo do­més­ti­co no re­mu­ne­ra­do, las más rea­cias a pre­sen­tar de­nun­cia.

Los mo­ti­vos que lle­van a las mu­je­res a no de­nun­ciar a sus mal­tra­ta­do­res son muy di­ver­sos, pe­ro se­gún la ma­croen­cues­ta des­ta­ca uno so­bre to­das las de­más: el 44 % de las víc­ti­mas con­si­de­ran que el epi­so­dio su­fri­do no tu­vo

im­por­tan­cia. El 27 % no pre­sen­tan de­nun­cia por mie­do o por te­mor a re­pre­sa­lias. El 10 % ca­re­cían de re­cur­sos eco­nó­mi­cos pro­pios y eso las lle­vó a no cor­tar con el mal­tra­to, y el 9 % pen­sa­ron que la cul­pa de lo ocu­rri­do era su­ya. El 8 % te­mían que no las cre­ye­ran si acu­dían a co­mi­sa­ría o al juz­ga­do. Y el 7,4 % no que­rían que arres­ta­ran a su pa­re­ja.

En el ca­so de las mu­je­res que pre­sen­tan de­nun­cia, un 14,7 % afir­man que el agre­sor cam­bió de ac­ti­tud y no vol­vió a mal­tra­tar­la. En cam­bio, 36 de ca­da cien di­cen que el hom­bre si­guió com­por­tán­do­se de la mis­ma ma­ne­ra pe­se a la de­nun­cia y en el 28,3 % de los ca­sos el com­por­ta­mien­to de los mal­tra­ta­do­res em­peo­ró tras la de­nun­cia. En el 15,8 % de las oca­sio­nes la re­la­ción ha­bía aca­ba­do an­tes de la de­nun­cia, en el 50,2 % ter­mi­nó a raíz de ella y en el 27,5 % de las oca­sio­nes la re­la­ción con­ti­nuó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.